lunes, 21 de diciembre de 2009

Entrevista a Clara Arenas: “Los científicos sociales tienen que repreguntarse continuamente los postulados teóricos básicos con los que nos movemos”

Marcelo Colussi (Desde Guatemala, especial para ARGENPRESS.info)

Las ciencias sociales están llamadas a jugar un papel de gran importancia en la transformación social. Pero no hay que olvidar que también pueden ser parte de los mecanismos de mantenimiento del orden constituido: la economía política “oficial”, la mercadotecnia, la psicología de la adaptación, la semiótica al servicio del control social, entre otras, son formulaciones científicas que, en vez de ayudar a promover la crítica y desatar ataduras, hacen parte de los poderes dominantes, de la estructura misma del sistema.

De todos modos, junto a eso hay otra ciencia social. Para hablar de esta otra versión, de estas otras ciencias sociales, Argenpress, por medio de su corresponsal para el área centroamericana y caribeña, Marcelo Colussi, entrevistó a Clara Arenas. Ella es economista de formación, investigadora social de toda la vida y directora ejecutiva de AVANCSO (Asociación para el Avance de las Ciencias Sociales en Guatemala), organización que comenzó con las denuncias de las masacres que tenían lugar en el país en la década de los 80 del pasado siglo, investigando en detalle, con riguroso criterio de ciencia social, qué sucedía en ese ámbito, y que tiene como misión básica “hacer investigación en Ciencias Sociales, útil para los sectores populares de la sociedad, sobre los más apremiantes problemas que enfrenta la sociedad guatemalteca”.

Argenpress: ¿Qué podemos esperar hoy día de las ciencias sociales en nuestro contexto latinoamericano?

Clara Arenas: Yo tengo una percepción optimista, en el sentido de que las ciencias sociales, si efectivamente son críticas, pueden ofrecer muchas herramientas para pensar una nueva realidad posible. Pueden servir para explicar la realidad que tenemos, y para explicarla apuntando a hacer posible el sueño de tener una nueva realidad. Es decir: tienen un papel crítico y constructivo.

Argenpress: Eso, siempre que las ciencias sociales se planteen como críticas. Pero existen otras ciencias sociales que se alinean con los poderes dominantes: la psicología de la publicidad, las técnicas de mercadeo, la psicología militar, la comunicación social para la manipulación, por mencionar algunas. ¿Cómo situarnos ante eso?

Clara Arenas: Estamos hablando de las ciencias sociales dominantes, las que se colocan junto al pensamiento dominante. Esa es la perspectiva de buena parte de las ciencias sociales de nuestros países en Latinoamérica. Son formas de pensamiento que insisten en la neutralidad de las ciencias, en la objetividad y el no-compromiso de las ciencias y que, finalmente, van a terminar siendo siempre hipotético-deductivas. Podríamos decir que estas ciencias contribuyen de manera muy básica al conocimiento, llegando muy poco, o no llegando, a la reflexión teórica. Y cuando se meten a hacer teoría, va a ser sólo para corroborar sus mismas hipótesis empíricas con las que trabajan, pero nunca para contrastarlas o para construir nuevos conceptos críticos. Es una ciencia social que no se atreve a producir nuevos entendimientos que cuestionen el nivel de la teoría. Por supuesto que existe esa versión de las ciencias sociales, y sin dudas logran impacto. Si nos queremos parar ante ellas desde una posición crítica, eso nos obliga a ser rigurosos, a no abandonar el compromiso con los movimientos sociales y con los sectores más desposeídos de la sociedad y, al mismo tiempo, obliga a no abandonar nunca la perspectiva cuestionadora que intenta mostrar dónde se encuentran las ataduras profundas que impone ese pretendido saber aliado de los poderes. Esas ciencias sociales, esos pretendidos saberes objetivos, naturalizan situaciones sociales injustas que son productos históricos, pero que se quieren hacer pasar por normales, por naturales. En el caso de Guatemala lo vemos, por ejemplo, con el caso del racismo. Eso es algo que pasa por natural, pero merece una dura crítica. Y así tantos campos que están naturalizados, como la heterosexualidad. También podríamos poner ahí las ideas alrededor de la democracia, de estas democracias que tenemos ahora, democracias controladas, bajo vigilancia, que pasan por ser la forma natural, la correcta. Y de la misma manera podemos poner las ideas que tenemos acerca del conflicto, que en general no se considera como algo natural. Se quiere eliminar a toda costa el conflicto del campo de las relaciones humanas, en tanto eso es imposible. No quiero decir la violencia sino el conflicto, como el choque inevitable entre elementos distintos que está siempre presente en términos sociales: hay pavor a considerarlo como algo siempre presente, a enfrentarlo y aceptarlo. Desde estas ciencias sociales complacientes con el poder se intenta hacer tomar como naturales muchísimas cosas que no lo son. En eso cae también algo tan determinante como la idea de propiedad privada. Se ha entendido la propiedad privada como algo de orden natural, por lo que tiene un sitial de preferencia, y con eso se puede atacar tranquilamente al derecho laboral. Incluso la noción de propiedad privada puede ir por sobre el derecho a la vida. De esa manera estas construcciones histórico-sociales se terminan naturalizando y cobrando una preponderancia determinante, dominando toda la vida, valiendo más que la vida. Una ciencia social crítica tiene que partir de la pregunta: ¿será cierto que así somos?

Argenpress: Sin ludas, lamentablemente podríamos decir, esas ciencias sociales alineados con el poder, producen efectos. ¡Y muchos! ¿Cómo debemos plantearnos el trabajo desde las ciencias sociales críticas entonces? ¿Debemos repetir sus modelos pero con un sentido ideológico contrario? ¿Debemos desarrollar nuevos modelos? ¿Cómo incidir en la cotidianeidad concreta con nuestras ciencias sociales?

Clara Arenas: Esa es nuestra pregunta fundamental en el campo del pensamiento crítico. Sin herramientas efectivas para pensar, ninguna de las otras preguntas puede contestarse. Sin dudas es importante producir nuevas herramientas para pensar distinto y para enfrentarnos a estos campos de saber cuyos efectos son reales, y son ante todo, efectos de poder. En general no es fácil darse cuenta de estos efectos, porque están naturalizados en la cotidianeidad, están tan metidos en nuestra vida del día a día que solemos no verlos. Extremando las cosas, podríamos decir que somos nuestros propios policías, porque llevamos dentro de nosotros mismos los esquemas represivos, controladores. Nosotros mismos, sin saberlo, repetimos a diario la ideología dominante, el pensamiento acrítico. Llevamos el panóptico adentro nuestro controlándonos permanentemente. Por todo ello es de vital importancia la producción de esas nuevas herramientas teóricas. Y en esa producción se debe apuntar desde el inicio a tener efectos de poder, eso es definitivo. Es decir: se debe buscar potenciar la posibilidad de equilibrar la correlación de fuerzas entre el pensamiento dominante, el pensamiento de los poderes constituidos, y las nuevas propuestas identificadas con la transformación social. Se debe buscar que los sectores de la población que están en desventaja en esa correlación de fuerzas, e igualmente los temas relacionados con la preservación de la naturaleza, pasen a estar en el centro de las preocupaciones. En relación a esos ejemplos que mencionábamos, de la psicología usada para el mercadeo o en el ámbito militar, o la economía al servicio de la gran empresa, etc., etc., debemos imaginar una distinta ubicación en ese campo de lucha, en ese enfrentamiento de modelos teóricos. Tener un efecto de poder significa cambiar la agenda que imponen los poderes dominantes en cuanto a las prioridades. Para ello se requieren estrategias diversas, toda una serie de esfuerzos que vayan encaminados en esa dirección, pero sin esos nuevos instrumentos para pensar, todos esos esfuerzos pueden ser cooptados por el poder, pudiéndose perder muy fácilmente.

Argenpress: En ese sentido ¿cómo deben moverse quienes formulan y defienden ese pensamiento crítico: hay que articularse con los movimientos sociales, hay que ocupar espacios como la universidad, desde dónde dar esa batalla teórica?

Clara Arenas: Creo que hay muchos y distintos lugares desde donde se puede hacer eso. En principio no habría que descartar ninguno, pero lo más importante es la actitud con la que uno se puede incorporar al campo que sea. Esa creo que es la clave. En general los ámbitos universitarios –en Guatemala ello es evidente, no conozco en detalle otros países latinoamericanos, pero podríamos aventurarnos a decir que ello no varía tanto– están bastante comprometidos con el poder y con ese modelo de ciencias sociales poco o nada críticas. Entrar en el ámbito de lo académico y trabajar con jóvenes tratando de estimularlos a buscar nuevas formas de pensamiento crítico, incentivando todo lo que se pueda la libertad intelectual, sin dudas es un papel importantísimo que se debe jugar. No todos los científicos sociales son buenos profesores, no todos tienen esa vocación. Pero aquellos que entran en ese mundo académico pueden jugar ese papel de fomentar un pensamiento crítico y creativo con sus alumnos. Y de hecho, por supuesto que los hay. Además de trabajar con los alumnos tratando de fomentar esa actitud crítica, también se puede hacer eso con los colegas, con los otros profesores. Al mismo tiempo, esos catedráticos con un nivel de conciencia crítica pueden participar con los diversos movimientos sociales. Pueden participar teniendo una actitud de real compromiso, lo cual significa horizontalidad. Es decir: puedo recibir una crítica al igual que la puedo hacer a un compañero, y participo como investigador o investigadora, como intelectual, a la par de otros dirigentes que vienen de otros campos diversos y donde ninguno vale más que el otro. La pluralidad social es muy importante, y en esa pluralidad los investigadores que tienen una conciencia crítica, tienen un papel muy importante que cumplir. La función básica, su tarea primordial es ayudar a mantener esa actitud crítica, es estar repensando y repreguntando continuamente los postulados teóricos básicos con los que nos movemos.

Argenpress: Hoy por hoy, en general en toda Latinoamérica las universidades están ganadas por un discurso que es funcional a los poderes, son un mecanismo más del sistema, tanto las públicas como las privadas. ¿Pueden, de todos modos, ser una plataforma para un pensamiento alternativo?

Clara Arenas: En esta época uno las puede ver así, como mecanismos del poder. La ventaja es que tenemos una memoria histórica que nos muestra que no siempre fue así. Y sólo por eso podríamos pensar también que no siempre será así. Por otro lado tenemos la convicción de que la resistencia está también ahí, en el seno de la universidad. Lo que sucede es que, como todo proceso o movimiento social, es algo contradictorio. En el ámbito social las cosas no son lineales, claras y transparentes como en otras instancias. De alguna manera, todo puede verse desde distintos ángulos, en una dinámica que nunca se detiene. Por eso, cualquier profesor en la universidad puede escuchar una pregunta crítica de algún alumno, puede ver la inquietud espontánea de un grupo de jóvenes en algún momento, oír los comentarios críticos de sus colegas profesores, todo lo cual deja ver que hay potencial de resistencia, que hay inquietud intelectual crítica y la posibilidad de potenciarla. Si se desea, efectivamente se puede trabajar en función de una nueva intelectualidad, incluso pensando a futuro. Ello es posible, por supuesto que sí. Y además, junto a la universidad, hay otros espacios donde se puede proponer y fomentar ese pensamiento crítico, alternativo, no colonizado. Por ejemplo: la participación en los distintos movimientos sociales, los centros de investigación no universitarios, también puede ser el Estado y las relaciones que con él se puedan establecer. Todos estos son campos en lo que, inspirados en un pensamiento crítico bien estructurado y difícil de rebatir, se puede ayudar a instalar la pregunta que ayude a ver las cosas de una manera distinta a como lo desea el pensamiento dominante, el pensamiento único. Todos estos ámbitos admiten esa actitud intelectual, pero también podríamos pensar en nuevos ámbitos, en general no tenidos en cuenta como bastiones donde incidir, como por ejemplo el deporte. De eso nunca hemos hablado en términos críticos. Se lo toma desde el discurso dominante como algo muy natural, encontrándose ahí un criterio ya aceptado y nunca cuestionado en torno a la competitividad, que lo profesionaliza cada vez más y que no nos deja pensar en nuevas versiones del mismo. O lo mismo con esto que ahora se ha pasado a llamar la industria cultural, manejada con criterios de psicología de la comercialización. Ahora toda la creación artística: músicos, poetas y literatos, por mencionar algunos creadores, está sumamente comercializada, mientras que junto a ella sí existe otra forma de producir culturalmente, no comercial, y que en general está dada por autores anónimos. Creo que todos estos ámbitos, novedosos en cierta manera, algo nos pueden decir para el pensamiento crítico, y en esos ámbitos también nos podemos meter a problematizar, a cuestionar, a preguntar.

Argenpress: Es decir que la clave está en desarrollar el pensamiento crítico. El ámbito desde donde lo hagamos no es lo determinante. La universidad puede ser un espacio, pero no el único. Ahora bien: a los medios alternativos como el presente ¿les ves potencial en ese sentido? Sabiendo que aún son limitados, que no llegan a la totalidad de la población, ¿pueden ser una forma de pensamiento crítico que aporte para una verdadera transformación social?

Clara Arenas: Sí, claro. Lo son, tanto los medios virtuales como los escritos. Porque también sigue habiendo medios escritos en papel, como en el caso de Guatemala la revista “La Cuerda”, que es una publicación con una mirada diferente sobre la realidad, en este caso feminista. Todos los llamados “medios alternativos” sin dudas constituyen una nueva versión de las cosas, de eso no caben dudas; pero queda una duda con todos ellos: es que son para grupos cerrados. Esa es una pregunta que da vueltas y no sabría bien cómo encararla. Hay ahí una dificultad para saber cómo llegar a un público más masivo.

Argenpress: Una vez más esto nos lleva a la pregunta en torno a cómo la intelectualidad crítica puede producir efectos reales de transformación en el colectivo social a partir de su práctica intelectual.

Clara Arenas: Creo que hay momentos en que a los intelectuales les corresponde estar un poco calladitos, participando desde abajo y empapándose de las realidades sociales que se van produciendo. La reflexión de las ciencias sociales debe ser posterior a los movimientos sociales. No hay recetas para decir cómo hacerlo, pero lo que me parece que está claro es que hay que estar dentro del movimiento social mismo, metidos ahí, en esa dinámica, porque desconectados de eso, recluidos y alejados leyendo aislados en un gabinete, no se va a poder incidir en la realidad social. Pero eso no quita que también hay que leer, y mucho, con rigor, con método. Por supuesto que esa articulación con el movimiento social no es fácil, no es lineal, requiere mucha creatividad, mucha paciencia.

Argenpress: ¿Cómo ves el panorama de las ciencias sociales hoy en Latinoamérica luego de los golpes sufridos estos últimos años?

Clara Arenas: Sin dudas en estos pasados años las ciencias sociales, a lo largo y ancho de toda Latinoamérica, fueron duramente golpeadas. Eso es inobjetable. Y ello no fue casual: se golpeó la inteligencia, se golpeó con fuerza a la gente pensante. Hoy día existe toda una generación, tanto de profesores como de jóvenes, que ha sido neutralizada, silenciada. Pero es justo reconocer que también, junto a ello, hay una nueva efervescencia en torno al campo de las ciencias sociales. Hay todo un esfuerzo para poder tomar distancia del pensamiento dominante, por desarrollar una verdadera actitud crítica, de pregunta y denuncia de la situación social. Sin dudas esa fabulosa marea neoliberal de estos últimos años que parecía que arremetía con todo, hoy día está bajando y podríamos decir que en estos momentos ya está en retirada. Podemos hablar ya de un post neoliberalismo. Me parece que se está dando un debate serio en torno a las ciencias sociales, y que las mismas están llamadas a ser nuevamente un instrumento de importancia enorme para plantear nuevas alternativas.

Clara Arenas es, directora de AVANCSO (Asociación para el Avance de las Ciencias Sociales en Guatemala).

Foto: Guatemala - Abisaí Gómez y Clara Arenas, de la Plataforma Agraria. / Autor: PRENSA LIBRE

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Nicaragua: El FSLN y los derechos de la mujer

Karla Jacobs (TORTILLA CON SAL, especial para ARGENPRESS.info)

Entrevista con Scarlet Cuadra Waters, editora de la revista Correo.

Scarlet Cuadra Waters es una periodista originalmente de Bluefields en la Costa Caribe de Nicaragua, con 20 años de experiencia trabajando en medios alternativos. En los años 80 ella fue la editora de Barricada Internacional, la versión internacional del periódico del primer gobierno revolucionario del FSLN.

Actualmente Cuadra es la editora de la Revista Correo, una revista de la izquierda que trata temas nacionales y regionales. También es la responsable del área de comunicación para el Proyecto de Desarrollo Integral del barrio Acahualinca, un proyecto financiado por España que se trata de mejorar el nivel de vida de las familias que viven y trabajan en el basurero de Managua, La Chureca, y de mejorar las condiciones ambientales del mismo con el sellado paulatino del basurero y un mejor manejo de los deshechos sólidos.
En esta entrevista Scarlet habla de los derechos de la mujer en Nicaragua y la relación de ese tema con el FSLN dando su perspectiva sobre la política pro mujer del gobierno, la penalización del aborto terapéutico y los grupos de mujeres que hacen oposición al Frente.
* * *
Karla Jacobs: El tema del FSLN y los derechos de la mujer nicaragüense es un tema interesante que no deja de tener algunas contradicciones. Y es también un tema muy poco comprendido por sectores progresistas internacionales.
En mi opinión es una ironía que cuando más preocupación por los derechos de la mujer nicaragüense es expresado por los medios internacionales tanto corporativos como alternativos es cuando más derechos se les está cumpliendo el gobierno a las mujeres, y cuando más poder se le está cediendo a la mujer dentro del gobierno.
Tal vez esto sea resultado, además de la mala fe de algunos dueños de medios, del hecho de que la agenda pro mujer de ciertos sectores izquierdistas de los Estados Unidos y de Europa sea distinta a la agenda de las mujeres nicaragüenses.
Desde su perspectiva como mujer nicaragüense y como periodista, ¿cuáles serían los puntos claves de una política pro mujer en Nicaragua?
Scarlet Cuadra: Yo puedo entender cuando hablás de ese ojo que hay de los medios de comunicación e incluso del movimiento de mujeres internacional sobre Nicaragua. Evidentemente esto está relacionado al tema del aborto terapéutico y el derecho de la mujer a decidir.
Y sí, es un tema que está en debate, que preocupa. Yo, como mujer, me identifico plenamente con el derecho de la mujer a tener acceso al aborto, a tener el derecho de decidir sobre su cuerpo, y el derecho de decidir cuántos hijos pueda o quiera tener. Aunque no veo el aborto como un método de planificación familiar. Pero bueno, eso es otra parte de la historia, y es de lo más interesante.
Educación: la llave para el desarrollo de una sociedad en su conjunto
Pero si vos me preguntás, qué veo yo como políticas claves dirigidas hacía la mujer, yo no puedo dejar de mencionar el tema de la educación.
El énfasis que se le está dando aquí para crear oportunidades para que la población, tanto hombres como mujeres, tengan acceso a la educación, esa es la llave para el desarrollo de una sociedad pero también para un individuo.
Es la manera formal, digamos, para entrar, desarrollar y adquirir conciencia. Conciencia que es conocimiento. Si tenés información, si tenés saberes, si podés compartir tus saberes, y si otros conocen tus saberes, entonces está avanzando. El que tiene conocimiento avanza, no se estanca.
Y la política educativa [del gobierno del FSLN] es para hombres y para mujeres, pero resulta que en nuestro país las que han estado más alejadas de las aulas en el aspecto formal pero también en el aspecto informal somos las mujeres. Pero somos las mujeres las que a nivel de la familia somos la correa de transmisión de conocimiento y de información, entonces, es paradójico que somos las que hemos estado más alejadas de la sistemización del conocimiento.
Entonces cuando hablamos de que hay una política pública y que hay una voluntad política que con hechos se está demostrando, de abrir las aulas, de abrir el conocimiento, de abrir la sistematización del conocimiento a la población, resulta que las mujeres somos las más beneficiadas porque hemos sido las mujeres las más afectadas por las limitaciones de orden económica, social y cultural.
Entonces allí está la primera llave. Ahí te puedo decir que este gobierno sí está buscando equidad, sí está buscando justicia social y ha priorizado a las mujeres.
Oportunidades económicas en reconocimiento del trabajo de la mujer

Luego de esto está el tema económico que es la otra pata del banco para que te de equilibrio. Y lo que es la política económica del gobierno, ya no necesitamos ni mencionar que está dirigida fundamentalmente a apoyar a las mujeres.
En el programa del bono productivo, conocido como el Hambre Cero, dan prioridad a aquellos hogares donde la mujer es jefa de familia, y también donde no lo es. Y se le deposita poder en las manos de la mujer.
Porque la mujer siempre ha tenido la responsabilidad de llevar adelante la economía del hogar. Ahora no solamente tiene esa responsabilidad sino que, en reconocimiento de esa responsabilidad, se le está dando un instrumento de cambio, de mejoramiento que es el bono productivo - sus gallinas, sus chanchitos, su vaca, etc.
Hay gente que se ríe y se burla de este programa pero no saben el impacto que tiene en la familia saber ser poseedora de bienes que van primero por la sobrevivencia pero también que va por la gestión y producción de recursos que va a significar cambios importantes en su vida desde el nivel de la alimentación de la familia.
Ahora, hablando de la presencia de las mujeres en los cargos públicos, es una cuestión formal pero que también ayuda porque te va creando otro imagen. Incide en que los colectivos de mujeres vean a mujeres tomando decisiones, participando. Y no solamente a nivel de las esferas de gobierno sino que estamos hablando también en sus propias comunidades.
En Nicaragua la participación popular es una realidad
Por ejemplo los Consejos de Poder Ciudadano, los CPC - son eso - son puertas, son espacios de participación. Y si vas lugar por lugar te vas a dar cuenta, por lo menos yo cuando estaba trabajando más en la comunicación comunitaria, yo veía hombres y mujeres por igual pero veía las mujeres mucho más empoderadas en sus roles aquí en Managua en los barrios más pobres. Los barrios que gozan de menos beneficios sociales. Allí veía a las mujeres participando con una fuerza y una voluntad que uno dice - aquí está pasando algo. Aquí se está abriendo puertas a la participación y a la toma de decisiones. Y no está sucediendo tal vez al ritmo de que quisiéramos muchas, y muchos. Pero hay un ritmo que va ascendiendo.
Probablemente mucha gente promueve este tipo de modelo participativo pero muchas veces suena como algo teórico. Y es que en Nicaragua se está haciendo, se está poniendo en práctica. Esa es la gran diferencia. Y no es al ritmo que uno quisiera porque estamos trabajando con la realidad, porque no es solo algo anunciado en un periódico o un panfleto sino que lo estás aplicando y te encontrás con las contradicciones con que te presenta la realidad.
Entonces tenemos la voluntad manifiesta a nivel del gobierno, a nivel del partido de ir abriendo espacios de participación. Son espacios formales que de un momento a otro no solucionan, no remedian, pero creo que van cambiando el estereotipo de las relaciones de poder.
Ahora tenemos ministros que parecen al pueblo
Yo le comentaba a un amigo hace poco - fijate como este gobierno ha cambiado la cara del gobierno. Lleva un mensaje cultural y político importante. Porque ahora los ministros y las ministras ni son rubios, ni son chelitos, ni son delgaditos, ni son de fino hablar. Es que son la imagen de lo que son la gran mayoría de los y las nicaragüenses - son morenos, son indiados, no tienen palabras rebuscadas cuando conversan y cuando tratan con los periodistas o con la población.
Es decir hay una voluntad del gobierno de ir cambiando la cara del mismo gobierno, de ir acercándola más a la gente para que la gente vea en ese gobierno, un gobierno que es de ellos y que trabaja por ellos.
Y eso también hace que la gente se siente con confianza de hacer una fiscalización y también de hacer propuestas y de debatir y de consensuar.
Y ahora que el gobierno obedece la política de un porcentaje muy alto de mujeres en cargos públicos, y la mayoría de esas mujeres tiene cara popular, cara de mujer de pueblo. Este hecho contribuye de alguna manera de irnos quitando ese sentimiento que se ha generado en Nicaragua, la falta de autoestima, que uno dice - yo, a como soy, no me imagino asumiendo un cargo, tomando decisiones, debatiendo.
De repente durante estos últimos tres años se rompieron esos estereotipos de la cara europea o americanita. Y eso, sí, me demuestra que el gobierno tiene la voluntad de ir haciendo cambios.
Hay muchos avances en el campo de la salud, pero también hay deudas pendientes
Y bueno, después está el tema de salud. Yo creo que no sería justo decir que por haber penalizado el aborto terapéutico habría que estigmatizar a este gobierno, porque los avances en el campo de la salud que ha impulsado este gobierno han significado también salud para la mujer.
No manejo las cifras exactas, pero de acuerdo con las cifras del gobierno, ya hay un descenso en el índice de mortalidad materna. Entiendo que así es, y pues así tendría que ser, porque en la medida que vas llevando la atención a la población y en que mejorás la atención especial para las mujeres en general pues te tienen que ir bajando los índices de mortalidad materna.
Sí, hay deudas pendientes, hay cosas que discutir. Hay cosas que las mujeres que creen que el derecho al aborto es un derecho de las mujeres tendrán que pelear, tendrán que crear el debate y generar un estado de opinión público favorable a ese tema, tendrán que crear las condiciones, pues.
KJ: Hablando precisamente de ese tema, mi opinión personal hace tres años cuando se penalizó el aborto terapéutico fue que ya para este tiempo, o tal vez antes, se hubiera derogado esa ley. Porque la aprobación de la penalización del aborto terapéutico, yo la analizaba definitivamente como una jugada política para no perder las elecciones.
Pero desgraciadamente, hoy estamos a tres años del gobierno del Frente, y no se ha derogado esa ley. ¿Cómo analiza Usted esa situación? ¿Considera que la derogación es una prioridad para el gobierno?
SC: Yo pensaba exactamente lo mismo que vos. Que vas a sacrificar ese derecho de la mujer por una cuestión de coyuntura pero para dar avance estratégico. Pero evidentemente no es así.
Estamos en la obligación de levantar nuevamente el debate sobre el aborto
Entonces yo creo que los hombres y las mujeres que estamos dentro del Frente Sandinista que tenemos una opinión en relación al aborto terapéutico o no terapéutico estamos en la obligación de seguir luchando, de llevar este tema a la mesa del debate y no tener miedo a plantear nuestras opiniones. Estamos en la obligación a crear las condiciones para que en un momento llegue a ser aprobado nuevamente.
O sea este tema no me aleja a mí de los postulados, de la visión del Frente Sandinista ni del gobierno. Yo te digo lo que todos ya sabemos que nuestro partido es un partido donde hay propuestas, donde hay debate. Y los militantes tienen la responsabilidad de expresar y de dar a conocer sus planteamientos.
Yo he hablado con compañeras y con compañeros de la base del partido y he llegado a la conclusión que hay un sector importante que está en contra de la personalización del aborto. Hay otro sector que no tiene mayor interés en el tema. Y otro sector que está de acuerdo con la personalización. Pero no hay ningún sentido de que te van a estigmatizar porque estás planteando el aborto.
O sea que hay la suficiente libertad para hablarlo. Y yo creo que los que estamos a favor de que ese derecho - no solo de las mujeres sino de las propias familias - se recupere, estamos en la obligación de ir creando los espacios para hacer nuestros planteamientos.
Y no debemos de postergarnos, por aquello de pensar que ahorita no se puede porque en este momento hay otras cosas más importantes. En esta situación no debés esperar que se te plantean las condiciones sino que vos tenés que ir creando las condiciones para que estos temas se debaten a nivel de partido. Para que vaya creciendo de manera coherente una propuesta concreta, un planteamiento fundamentado. Y para que sea objeto de discusión a nivel del partido, de la sociedad y del gobierno.
Yo creo que hay suficientes espacios y apertura en las mentes de la militancia y de la gente que apoya al gobierno para discutir y abordar este tema. Lo que falta es crear las condiciones para que este debate lleve a una toma de decisiones. Y ahí sí, obviamente van a jugar un papel algunas condiciones de coyuntura política.
Los grupos de mujeres que hacen oposición al FSLN
KJ: Pensando en la coyuntura partidaria, porque Usted dice que considera que dentro del Frente sí existe una buena parte de la militancia que estuviera o que está a favor de promover esa propuesta de derogar la ley que penaliza el aborto, me gustaría hablar un poco del hecho de que la mayoría de los grupos que trabajan por los derechos de las mujeres - o por lo menos los grupos más visibles - no están con el Frente ...
SC: Pero no están con el gobierno no por el tema del aborto terapéutico. Desde antes han estado en contra del Frente por posiciones políticas que han llevado a esos grupos a situarse en oposición al partido al que en un momento pasado pertenecieron.
Porque lo del aborto no necesariamente te aleja. A miles de mujeres no las ha alejado del Frente. Siempre cuando abordás el tema encontrás diferentes posiciones pero de ninguna manera una exclusión o una estigmatización.
Yo creo que lo que les ha alejado a esos grupos del Frente son sus posiciones políticas, posiciones más allá del tema del aborto. Y son posiciones políticas a que tienen derecho. Ellos tienen derecho de alejarse.
Pero lo que sí me parece un abuso es que esa bandera del aborto la esgriman como que fuera la causa de su separación del Frente. Allí sí creo que hay una manipulación de muchos compañeros y compañeras. Porque la derecha está en contra del aborto terapéutico y esos grupos marchan con los partidos de derecha. Entonces el tema del aborto no los alejó de los partidos de derecha.
El hecho de que [esos grupos de mujeres] allí están con los partidos de derecha es porque hay coincidencias políticas entre sí. Porque se identifiquen entre sí.
Porque ese es el sector que de vez en cuando levanta una campaña en contra del aborto de lo más perverso y manipulador. Pero allí están esos grupos de mujeres marchando con ellos. Seguramente, aunque yo nunca les he visto, reciben financiamiento para sus campañas, comparten sus pancartas, sus camisetas.
KJ: Entonces, ¿Usted no considera que es una desventaja para el Frente el hecho de que esos grupos de mujeres, que son muy visibles .... ?
SC: Y muy inteligentes también. Porque dentro de esos grupos hay mujeres muy inteligentes y que han demostrado que están comprometidas con los derechos de la mujer, pero que por distintas razones ya están en la acera contrario.
Y sí creo que ha afectado la imagen del Frente. Y, bueno a ese nivel de decisiones yo no tengo información, pero parece que el Frente no ha tenido la voluntad de responder, o sencillamente ha optado por una estrategia de que digan lo que digan yo no voy a responder. Pero sí creo que el imagen del Frente ha sido afectado a nivel internacional.
Las que están comprometidos con la lucha del pueblo hacen falta dentro del FSLN
KJ: Hablando de la militancia del Frente, ¿Usted considera una desventaja el hecho de que esas mujeres o esos grupos no están con el partido, como para levantar ese debate sobre el aborto terapéutico?
SC: Yo distingo dos grupos. Están aquellas, que son las más visibles, que están en la palestra pública y que toda oportunidad que tienen es para atacar al proyecto político que está levantando el Frente Sandinista.
Y después están aquellas que están comprometidas con la causa de las mujeres, que creen en el derecho de la mujer de decidir, y que se han alejado del Frente pero que no se han destacado por tener una posición anti-sandinista.
Entonces en el caso de esas últimas yo creo que sí es una pena porque son compañeras y compañeros que pueden aportar mucho al debate y que son tan comprometidos que levanten su bandera a diario. Entonces sí, creo que no tenerlos dentro para la causa del derecho al aborto terapéutico es una pena. Es algo que desgasta, que te debilita. Es algo que hace falta.
Pero al otro nivel, la gente que ya tienen posiciones políticas opuestas, ¿para qué? Para qué los necesitás adentro si en todo caso irían en contra de la continuidad de la revolución que estamos llevando adelante.
Son compañeros y compañeras que te dicen - "yo, que di mi vida por la revolución, yo, que di mis horas extras ..." Entonces ¿por qué los vamos a querer tener dentro si van a estar llorando toda su vida por lo que dieron? Yo creo que esas personas hacen bien en haberse alejado y haber buscado sus propios espacios. Porque dentro no tienen nada que hacer ya.
Pero sí hay otros compañeros y compañeras, incluso algunas personas que yo conozco personalmente, que están muy dolidos por lo que están viendo en relación a ese tema y por eso han querido alejarse. Son personas que sienten que una vez más el Frente ha castigado los derechos de las mujeres por una cuestión coyuntural.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Tesis sipiana: “Nosotros no necesitamos de ninguna ley de comunicación”

Alberto Maldonado (especial para ARGENPRESS.info)

Mayoritariamente, el pueblo ecuatoriano aprobó hace más de un año (septiembre/2008) la nueva Constitución Política del Estado. En esa carta fundamental del Ecuador se establece, con meridiana claridad, que debe dictarse una ley orgánica de la comunicación; una disposición constitucional que por primera ocasión en la historia del país, manda que debe dictarse la ley PARA NORMAR una actividad que, sin la menor duda, atraviesa toda actividad humana de estos tiempos.

Una ley “mordaza” que todavía no es ley
Simultáneamente a esta obligación constitucional, los grandes medios de comunicación del país (prensa escrita, redes radiales y canales abierto de televisión) abrieron un gran frente contra la ley, por propia conveniencia y siguiendo una vieja consigna de la SIP-CIA (la declaración de Chapultepec) Para ellos (y lo confiesan paladinamente, cínicamente) “la mejor ley en comunicación es la que no existe” Por algo estuvo en Ecuador, hace un par de meses, una delegación del más alto nivel de este organismo regional que fue fundado y que ha sido administrado por la CIA (un capitán del servicio de inteligencia, Jules Dubois, fue su fundador) Esa delegación se reunió con representantes conspicuos no solo de la “aristocracia mediática” (con los dueños o testaferros de los diarios El Comercio de Quito y El Universo de Guayaquil, entre otros) sino con sectores del poder político, económico y social. Dejaron la consigna de oponerse a cualquier precio que el parlamento (Asamblea Nacional) apruebe un texto legal semejante; y, si ello era inevitable, tratar de que la susodicha ley sea “lo menos riesgosa posible”
Desde hace un par de meses, los principales diarios del país (con El Comercio de Quito, a la cabeza) no han cesado de publicar llamativos cintillos negros con frases como “respeto a los derechos humanos” y otros de este matiz. El mismo Comercio ha publicado (y sigue haciéndolo) en página 2 del primer cuadernillo, unas crónicas periodísticas con entrevistas incluidas respecto de supuestos contenidos de supuestas noticias que no habrían sido posible publicarlas si se hubiese aprobado un proyecto de ley que fuera presentado hace meses por un asambleísta de la bancada gubernamental (el joven periodista Rolando Panchana) quien, “por haber vivido en las entrañas del monstruo” (fue reportero de televisión y de prensa escrita) pedía que la comisión especial del parlamento aprobase un artículo creando responsabilidades posteriores si estos transgredían derechos personales o de grupos sociales; un asunto que ya está establecido en el Código Penal ecuatoriano, desde hace años.
Los sipianos de Ecuador no tardaron en encontrarle inclusive un mote al proyecto de ley: “ley mordaza” rememorando viejos tiempos en los que, gobiernos del sistema (democráticos o dictatoriales) aplicaron sin contemplaciones no solo mordazas contra el periodismo libertario de esos tiempos sino además persecución, cárcel y hasta sicariato contra periodistas también libertarios, de los que van quedando pocos, muy pocos.
Pero el objetivo de estas semanas era “diabolizar” el proyecto y a sus autores. Para ello, dieron carta blanca en sus columnas informativas a todo lo que digan o dejen de decir los agentes contrarios a la ley. Verbi gratia: el asambleísta César Montúfar (tan popular el señor que le costó (¿) mucho esfuerzo y dinero conseguir una curul entre 124) no ha dejado de aparecer en el sistema sipiano, diciendo o haciendo cualquier cosa contra la ley. No por ello en un plano inferior, otros asambleístas opositores y periodistas identificados con la derecha recalcitrante, también han ocupado los lugares de privilegio de la información “objetiva” y de los comentarios “independientes”.
Y vaya que los medios sipianos han sido eficaces en esa campaña y en ese cometido. Han echado mano a todo con tal de abortar, sesgar, manipular un cometido semejante. En el “mejor de los casos” aceptar a regañadientes una ley que no sirva para nada; que pretenda cambios para no cambiar nada. También vieja táctica de los sectores de poder cuando ven amenazados sus intereses. Por lo menos eso es lo que parece hasta hoy (diciembre/2009) por las actitudes asumidas por el propio Presidente del Parlamento, por algunos asambleístas del sector gubernamental y por ciudadanos y ciudadanas que presumían de revolucionarios.
No hay una política comunicacional apropiada
Solo el Presidente Rafael Correa se ha mantenido coherente en esta materia. En sus alocuciones sabatinas ha desenmascarado con nombres y apellidos todas las informaciones y titulares de prensa que diariamente los medios sipianos dedican al gobierno de la “revolución ciudadana”; una revolución ciudadana que no termina de iniciarse en el interior del país, aunque todos reconocen que en el plano internacional si se han dado cambios como el rescate de la Base Manta (que pasó en manos de la fuerza aérea USA una década) el rompimiento con Colombia (por el inicuo ataque de Angostura) la integración del Ecuador en el bloque del ALBA, las denuncias y críticas internacionales contra el imperialismo norteamericano, la no firma de ningún TLC con el imperio y etcétera, etcétera.
Pero, ¿qué ha hecho la revolución ciudadana al interior del país? se preguntan antiguos y nuevos sindicalistas, servidores públicos, jubilados, pequeños comerciantes, agricultores pequeños y medianos, etc. Claro que el Gobierno Correa ha creado incentivos y ha recuperado algunas áreas deprimidas; pero, los viejos marxistas no solo se preguntan sino que acusan a Correa de ser “un sirviente del neoliberalismo” ya que ha dejado intacta la propiedad privada, se ha peleado con el sector indígena (que supuestamente es de izquierda aunque en la práctica algunos líderes ya se exhiben en la ultra derecha) ha reducido a nada el magisterio nacional y otro largo etcétera.
En estas y otras materias, uno debe hacer necesariamente comparaciones; o explicarlas. Por ejemplo, los “pelucones” ecuatorianos (apelativo con el cual el propio Correa identifica a la derecha retardataria del Ecuador) con frecuencia, acusan a Correa de ser un presidente clonado de (Hugo) Chávez. La comparación es válida pero solo hasta el 2002, año en el que el ingenuo coronel bolivariano fue defenestrado por 72 horas ya que se confió en sus propias fuerzas de líder popular y revolucionario y desestimó las potencialidades que aún guardaba la oposición venezolana. Solo entonces, Chávez empezó a tomar medidas políticas: la creación del Partido Socialista Unificado, la radicalización de la revolución bolivariana, el combate contra la agresión mediática organizada etc. Correa sigue confiándose en sus propias virtualidades políticas y en sus amigos de escuela y colegio, muchos de los cuales lo rodean y han formado un cerco que le impide ver más allá de sus narices. La tal Alianza País (el movimiento que lo llevó al poder y a la asamblea constituyente) a estas alturas del partido, no es sino una entelequia, un título, que no representa ninguna fuerza organizada, como no sea la espontaneidad, que puede o no presentarse.
Querían que se archive el proyecto de ley
Mientras, la gran prensa sipiana martilla y martilla, en todos los tonos y a toda hora, contra el gobierno Correa. Se vale de todo y de todos para cumplir su tarea: la de desprestigiar primero y derrocarlo después y al que le acusan desde la inseguridad ciudadana hasta de la sequía. Y claro, no le ha faltado al Presidente Correa el ministro de energía eléctrica que le hizo prometer que los apagones (que fastidian y desesperan en todo el país, desde hace un par de meses) terminarían al promediar diciembre. Llegó el 15 de diciembre y los tales apagones no solo que no terminaron sino que se reprogramaron quién sabe hasta cuándo. Por suerte para Correa, el ministro de los fáciles ofrecimientos se fue ya que no era posible que siga con la misma cantaleta; una cantaleta que le costó el puesto al Gerente de la Empresa Eléctrica Quito; un funcionario que había sido ejemplo de administración efectiva y honesta, entre las 12 o 13 empresas eléctricas del Estado.
Volviendo al tema; parece que al promediar diciembre, por lo menos un grupo de asambleístas “revolucionarios” como que pretendían rescatar los bueno del proyecto de ley de comunicación que había sido redactado por la Comisión Especial y “dado de baja” por la oposición mediática, en medio de casi un júbilo generalizado ya que suponían que ese proyecto sería “archivado” y los medios seguirían siendo “libres y democráticos”, sin nadie que les vigile peor que les tome cuentas que nunca han rendido.
La idea prevaleciente en el sector mediático es la de que ellos y solamente ellos son los dueños absolutos de la “libertad de expresión” y todo lo que se haga por controlar siquiera las mentiras mediáticas, la manipulación informativa, los sesgos y las omisiones, es “contrario a la libertad de expresión” No admiten siquiera que el propio Jefe de Estado, en sus alocuciones sabatinas, use el derecho que tiene al debate, al desenmascaramiento de las tergiversaciones y acusaciones que han vertido contra él ya no los pocos dirigentes opositores que todavía deambulan por el país sino los propios medios comunicacionales, a través de informes tergiversados o columnas de veneno que vierten todos los días. Como lo ha dicho el propio Presidente, las aclaraciones que debe hacer cada semana, “son insultos” a la prensa independiente; lo que ellos dicen o afirman, no; eso es un ejercicio de la “sagrada libertad de expresión”.
En este panorama –nada claro desde luego- los medios sipianos no recuerdan o no quieren recordar que hace un par de años, cuando Correa asumió el poder y siguió con su discurso antipelucón, los dueños o directores (as) de los grandes medios comunicacionales, congregaron obligatoriamente a sus servidores (as) y les dijeron que “de hoy en adelante” en el diario (o en la estación radial o en el canal televisivo) solo estaba permitido informaciones, comentarios, análisis en contra del Gobierno; y que quien estuviese en desacuerdo con esta nueva política empresarial, era libre de presentar su renuncia e irse” Nadie –que se haya sabido- se fue. Y la señora directora del periódico, junta a una líder indígena de la derecha, apareció en primer página de su propio diario, apadrinando el nacimiento del movimiento opositor que pretende, vía revocatoria del mandato, salir de un jefe de estado tan incómodo. Para ellos.
La gran prensa sipiana tampoco quiere reconocer que, desde hace décadas, aplican al interior de sus salas de redacción una autocensura contra “sus enemigos” de clase (la ex Unión Soviética, Cuba, hoy Venezuela, Bolivia, Nicaragua) y que además tienen en sus escritorios una larga lista de “individuos” (periodistas) que están totalmente marginados de sus espacios de redacción. Estos solo pueden aparecer en sus columnas si cometen algún delito o infracción.
¿Es esa práctica de la “libre expresión” la que quieren defender los medios sipianos cuando se oponen tan tenaz y cínicamente a que haya en Ecuador una ley de comunicación que pretenda siquiera poner coto a tamañas prácticas?

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

China y las semicolonias

Andrés Soliz Rada (especial para ARGENPRESS.info)

“China se introduce al Socialismo del Siglo XXI” es el título de la nota del politólogo Heinz Dieterich (Rebelión.org 30-XI-09), en la que informa que en mayo de 2010 se realizará en Suzhou, en las afueras de Shangai, el congreso internacional denominado “La Crisis del Capitalismo y su Solución: El Socialismo del Siglo XXI”, auspiciado por autoridades chinas. La nota no indica si en la oportunidad se analizará el papel de China en África, donde el gigante asiático obtiene grandes excedentes económicos de países semicoloniales, en los que aplica su modelo económico, basado en la desenfrenada búsqueda de recursos naturales y severa contaminación ambiental.


Ante la creciente debilidad de EEUU y la Unión Europea, China aprovecha su exceso de liquidez para obtener de África petróleo, diamantes, cobre y maderas. Sus facturas por energía son pagadas en buena parte con producción manufacturera. Ha logrado en Camerún el monopolio de la construcción y de la industria inmobiliaria. En otros países de la región, ha comprado Bancos locales y ha accedido a administrar bienes y servicios Para obras de infraestructura en Zambia, Nigeria, Ghana y Angola, los trabajadores son traídos de China. Se argumenta que los pueblos africanos carecen de recursos humanos y mano de obra calificada, lo que ha causado protestas de los sindicatos nativos.

Beijing provee armas a la dictadura de Sudán, pese a la prohibición de la ONU, cuyas decisiones son ignoradas. Washington hace lo mismo. En el conflicto entre Etiopía y Eritrea, ha entregado armas a las dos partes, con lo que imitó a Francia en la guerra civil de Angola. Sus métodos de funcionamiento comercial abarcan pago de comisiones, fraude, corrupción y daños ambientales. Si bien el Partido Comunista Chino (PCCH) hizo saber que sus consignas para África son igualdad, soberanía, estabilidad y no ingerencia, varios analistas se preguntan si igualdad significa comprar reservas de petróleo, soberanía vender armas a genocidas, estabilidad apuntalar a dictaduras y no ingerencia encubrir violaciones a derechos humanos.

China, EEUU, Japón y la Unión Eurpea articulan sus intereses en la Organización Mundial del Comercio (OMC), que es el instrumento de las grandes corporaciones para imponer a los países periféricos el cobro de patentes por propiedad intelectual, la liberalización comercial y proteccionismo agrícola. Lo anterior no impide la pugna inter imperialista por recursos energéticos. Empresas chinas han comprado, en 5 billones de euros, la empresa canadiense Addax, que incluye conocimientos y tecnología para explorar hidrocarburos en aguas profundas de Nigeria, Gabón y Camerum. Han adquirido el 20 % de la estadounidense Maratón Oil Company. En Uganda, están enfrentadas a la Tullow de Inglaterra. En Ghana a la Exxon Mobil de EEUU. En Nigeria, han ofrecido 30.000 millones de dólares por el control de 6.000 millones de barriles de petróleo. De aceptarse esta propuesta se habrá dado un duro golpe a la OPEP.
El “Observatorio de la Política China en Europa” (11-XII-09) encuentra, sin embargo, esfuerzos de Beijing por mejorar su imagen en África, mediante préstamos de bajo interés, apoyo a pequeñas y medianas empresas, formación de profesionales en telecomunicaciones, instalación de talleres textiles en Egipto, Zambia, Islas Mauricio, Nigeria y Etiopía, introducción de arroz híbrido y centros de tecnología agropecuaria. Pese a lo anterior, las industrias extractivas chinas llegan al 87 % de su actividad en África. No cabe duda que el Congreso de Suzhou debería generar importantes debates sobre la ocupación del Tibet y la matanza de Tian An Men, de 1989, y ayudar a establecer si existen diferencias cualitativas entre la China de hoy y las potencias occidentales que siguen expoliando al continente africano.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Paraguay: Optimismo tozudo

José Antonio Vera (especial para ARGENPRESS.info)

Bajo permanente amenaza de Golpe de Estado palaciego, el “Gobierno del Cambio” superaría su décimo sexto mes en este cierre de año, anunciando buenas perspectivas de crecimiento para el próximo que, por estar lejos de la certeza y la realidad, ninguna de esas promesas alcanzan para alimentar mucho optimismo en el grueso de la población.

El Presidente Fernando Lugo, con su cachaza habitual, aparenta confianza, quizás sin mayor conciencia de que está debajo de un techo de vidrio, que tiene por blanco la cruzada golpista mediática, cabeza de punta de las fuerzas más retrógradas del país, enquistadas en el Legislativo y el Judicial, junto a los poderosos grupos mafiosos de la ciudad y del campo que no pueden digerir su derrota electoral de abril del 2008.

Desconocimiento del tema, ingenuidad o sumo candor, Lugo aparenta no atender el capítulo militar como las circunstancias internas actuales lo estarían exigiendo y la experiencia latinoamericana aconseja. En Paraguay, ningún partido ni organización política cuenta con una comisión o célula de reflexión sobre el particular.

Al inicio del mes, el mandatario ordenó la baja de varios jerarcas castrenses, por motivos que el pueblo ignora, pero ello no significa que haya desintoxicado al Ejército, ni mucho menos iniciado su necesaria reforma.

Casi la totalidad de su oficialidad, buena parte aún en planilla y el resto gozando de una jubilación dorada, ejerció las perversidades estronistas de abusos, violaciones, robos, torturas y asesinatos de opositores políticos, bajo la Doctrina de la Seguridad Nacional, dictada por Estados Unidos. Vieja amistad que se mantiene, porque se cultiva.

No por casualidad, acaba de visitar el país, sin que el gobierno haya dado un mínimo de información acerca de las conversaciones, el General Douglas Frases, uno de los hombres más importantes del Pentágono, Jefe del Comando Sur, responsable de la instalación de las bases norteamericanas en Suramérica y del gerenciamiento de todos los planes de cooperación, ayuda y ejercicios conjuntos.

Rareza del destino, coincidiendo con él llegó Arturo Valenzuela, Secretario de Estado Adjunto para el Hemisferio Occidental, “para reforzar los vínculos con el gobierno y apoyar el fortalecimiento de sus instituciones democráticas, mediante la cooperación”.

Ambas visitas, de personajes de tanto nivel, habilita lecturas e hipótesis varias, como podría ser la de venir a instalar un stand by al juicio político a Lugo, para evitar reeditar, en fecha tan cercana, el apuntalamiento comprobado de Estados Unidos al golpe en Honduras, que terminó con un Presidente elegido democráticamente en las urnas.

La economía social sigue esperando atención

La eventualidad de una mejora de la macroeconomía para los meses próximos, apura el plan golpista, cuyos autores intelectuales, enemigos de la evolución humana, se mantienen en las sombras y utilizan de portavoces al vergonzoso Senador Alfredo Jaegli, del cogobernante Partido Liberal y a su símil Juan Carlos Galaverna, del Partido Colorado, coherente y más capaz pero igual de inescrupuloso y traicionero.

Además del 50 por ciento que sostiene a Lugo, parte del empresariado razonable habla de un apoyo crítico al mandatario, en la esperanza de que sus negocios gozarán de un buen 2010, con la mejora de la situación económica interna que podría resultar si Brasil comienza a pagar algo más por el 45 % de la energía eléctrica paraguaya que utiliza de la Represa binacional de Itaipú, cuyo Tratado fija el reparto en partes iguales.

Un botín de 360 millones de dólares por año que la derecha rancia quiere arrebatar al pueblo, como lo ha hecho con 120 millones, sólo en ese rubro, durante los últimos 30 años de latrocinio y perversidades.

Un acuerdo al respecto, suscrito a mediados de año en el seno del MERCOSUR, por Lugo y su colega Lula Da Silva, debería entrar a regir en los próximos meses, lo cual se sumaría al incremento de las exportaciones, con precios en alza, de la soja y el sésamo, y de los tejidos artesanales e industriales, rama que ocupa mucha mano de obra.

Si esas previsiones se concretan, es indudable que el gobierno, incumplidor de muchas de sus promesas electorales, verá reforzadas sus arcas, posibilidad que objetivamente debe inquietar a los golpistas, de ahí su urgencia y los inoportunos, groseros y desleales ofrecimientos para sustituir a Lugo que hace su Vice, el ultraliberal Federico Franco.

La entusiasta recepción social al decreto de gratuidad de la salud, extendida a todo el país a partir del uno de enero, es también motivo de preocupación para los enemigos de Lugo y, aunque su aplicación sea difícil por el déficit de personal capacitado y de suministro de insumos suficientes, así como el bajo nivel profesional de buena parte del cuerpo médico y su centralización urbana, ya se han dado pasos positivos al respecto.

Otros dos puntos a favor del gobierno del bombardeado Fernando Lugo, son el ingreso al Instituto de Previsión Social (IPS) de 20 mil trabajadores que estaban excluidos porque sus patrones no pagaban su cuota mensual. Segundo, el pago del salario a siete mil docentes que, tras años de ejercicio, nunca habían recibido su merecida retribución.

Dos medidas más a favor, son la entrega, en proceso, de unos 55 dólares por mes a cada familia, formadas en el millón y medio de personas que no perciben ningún ingreso y que arrojan a la calle a una masa de miles de niños abandonados a la mendicidad. El Gobierno ha comenzado a combatir ese mal, prometiendo otorgar algo de empleo a los padres y, más bien a las madres, mayoría solteras y jefas de hogar.

El Partido Liberal se juega su existencia

Al exObispo se le pueden imputar muchas inconductas, desde su vida personal hasta su incapacidad para generar puestos de trabajo, pero nadie puede negarle el mérito histórico de encabezar a la mayoría del pueblo paraguayo, harto de corrupción y del retroceso nacional, y terminar con más de seis décadas de gobiernos colorados, a la vez de derrotar un bipartidismo obsceno que desde 1870 manejó el país a su antojo.

La traición al proceso de cambios, y a las esperanzas populares despertadas, que ejerce una parte de los dirigentes liberales, no debería sorprender, dada su concupiscencia con el coloradismo en muchos periodos desde la última mitad de la tiranía estronista.

Cuando el indolente Lugo, sin destreza para la política partidaria, como lo confiesa, aunque pocos le crean, dado que tiene años de militancia en la Iglesia Católica que es el mayor partido político de la historia moderna, se lanzó a la contienda electoral, representó la salvación del Partido Liberal, amenazado de implosión al igual que el Colorado, aunque ambos han generado cánceres en sus entrañas, que los devoran.
El pueblo, con conciencia cívica, con pensamiento libre y crítico, y con una organización responsable, sería el único que podría y debería someter a Lugo y a cualquier otra autoridad, a un juicio político, pero quienes lo están impulsando carecen de moral institucional y de ética individual para hacerlo. Toda su trayectoria destaca ineptitud, prebendarismo y una corrupción sin límites, amparada en la impunidad.

Las fuerzas progresistas, en cambio, deberían invertir todos sus esfuerzos en profundizar su proceso unitario en marcha y, sumando ideas y recursos, dar batalla a los golpistas, lo cual requeriría presionar al gobierno para que cumpla con su programa de recuperación de la soberanía nacional energética, de reforma agraria y de justicia social, en un país sumido en una de las más agudas inequidades del continente.

El problema de la tierra y su sistema de tenencia, uno de los más injustos del mundo, desafía a Lugo y su irresolución es uno de sus mayores fracasos. Un tres por ciento de empresas, acapara el 80 % del territorio laborable, cada días más desbordado de soja transgénica, que sitúa al país como cuarto exportador mundial.

Hay 300 mil familias que reclaman una parcela para trabajar y vivir, y la Comisión de Verdad y Justicia, registró siete millones de hectáreas fiscales ocupadas ilegalmente por agroexportadores, mayoría brasileños, que pagan un impuesto irrisorio y depositan toda su ganancia en el exterior. Paraguay productor, importa de Brasil su soja industrializada.

Lugo, junto con la mayoría de sus colaboradores, da la impresión de manejar con superficialidad el estudio de la situación en la que vive el país, incapacidad que refuerza a los enemigos del pueblo, cuya ilusión y esperanzas se desvanecen frente a la ausencia de medidas inmediatas para paliar la subsistencia miserable de uno cada cinco paraguayos, y la pobreza de la mitad de los seis millones 300 mil habitantes.

Hay ausencia de un proyecto de país, agravada por una actitud vacilante para atacar averías sociales de fácil remiendo, y un permanente e inocultable miedo a aceptar la confrontación que han instalado los enemigos del cambio. Eso es patente en la política de comunicación del gobierno frente al corporativismo mediático, lacayo de la SIP.

Aquí, el enfrentamiento social está lanzado pero, a diferencias de naciones vecinas, donde el gobierno aplica medidas favorables a los grandes sectores marginados, en Paraguay la cofradía enemiga del progreso intenta destruir toda iniciativa a favor del pueblo, desde sus más simples enunciados de buenas intenciones.

Lugo es vapuleado por las dudas, por una oposición desvergonzada, sin un ápice de memoria acerca de su responsabilidad en la destrucción y corrupción del país en más de un siglo de gobiernos colorados y liberales, con un corto paréntesis de dignidad administrativa a mediados de la década de 1930, durante la Guerra del Chaco.

Debilitada la aureola popular y el capital político inicial de la Alianza Patriótica para el Cambio, consecuencia de la propia ineptitud y corrupción de algunos de sus referentes, sumada a la falta de cuadros altamente capacitados, lo cual generan dependencia de la improvisación y de la vieja y tramposa burocracia haragana y coimera, el Ejecutivo Nacional sorprende por su lentitud e inoperancia en reaccionar.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Reforma Constitucional

Claudio Lozano (ACTA)

Hay que poner todo lo que es la militancia que uno tiene en los diferentes ámbitos donde se participa, al servicio de la construcción de la Asamblea Constituyente en la Ciudad de Buenos Aires acompañando el desarrollo de las campañas nacionales, que tienen que ver con los ejes que venimos planteando desde hace algún tiempo.

En este sentido, hemos conformado ya un espacio legislativo que tiene 11 legisladores a nivel nacional, que retoman en el debate parlamentario todo aquello concerniente a la distribución de la riqueza, es decir, el combate de la desigualdad y la pobreza; la defensa de nuestros recursos naturales y la recuperación de las rentas extraordinarias para financiar un nuevo modelo productivo y la democratización institucional, así como también la integración regional en América Latina.

En ese sentido, se trata de otra manera concreta de articular nuestra estrategia.

Además hay un tema de fondo: cualquier discusión seria para replantear las perspectivas de la Argentina requiere de una Reforma Constitucional, de modo que es un objetivo donde confluimos todos.

En la Ciudad de Buenos Aires, la discusión sobre la distribución de la riqueza se plantea de mùltiples maneras.

Primero, sabiendo que con menos del 1% del producto que genera la ciudad, estaríamos en condiciones de que no exista ningún tipo de hogar pobre en Buenos Aires.

En segundo lugar hay que establecer un conjunto de políticas públicas que tengan que ver, tanto en el plano nacional como en el plano de la ciudad, garantizando ingresos en los hogares, y básicamente, lo que se requiere acá es revisar lo que es la estrategia presupuestaria.

Acá tenemos un Presupuesto que concentra la recaudación con impuestos de carácter regresivo.

Hay que tener otra política presupuestaria para garantizar mayor igualdad y mayor garantía de derechos en la Ciudad de Buenos Aires.

Vamos por una nueva experiencia política en la Argentina. Y nada tiene sentido dentro del Congreso de la Nación si el pueblo no está. La política no es solamente para mirarla por televisión.

Necesitamos de cada lugar de la República Argentina para hacer nacer una fuerza política distinta. Estamos movilizados en todo nuestro país para que el pueblo participe, decida y gobierne.

Claudio Lozano es Diputado Nacional; Miembro de la Mesa Nacional de la CTA; Coordinador Nacional de la Constituyente Social.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Proyecto que causa vergüenza

LA ARENA

El panorama político nacional suele brindar con cierta regularidad espectáculos deprimentes. Pero la reciente iniciativa de un legislador nacional lo que provoca es indignación cuando no vergüenza ajena, justo cuando la cuestión de la distribución de la riqueza ocupa un lugar destacado en el debate público.

El diputado nacional pertenece al Frente para la Victoria de Tucumán y se llama Gerónimo Vargas Aignasse, nombre que merece ser recordado. Presentó un proyecto de declaración para que el Congreso de la Nación exprese "que vería con agrado que el alimento sobrante diario de Minera Alumbrera Limited fuera entregado en forma de donación a los Municipios de Andalgalá y Amaicha del Valle, escuelas, comedores escolares y sociedades de beneficencia de niños carenciados de Catamarca y Tucumán".

Aunque cueste creerlo, la idea partió del propio representante quien ni siquiera se sintió obligado a ponerla en términos más amables, menos ofensivos para la condición de las personas que no son pobres porque lo desean. Con un lenguaje y una falta de sentido común que permiten medir su (escasa) estatura intelectual y patriótica, el diputado avala con sus palabras que, a la exacción comprobada que supone el desempeño de los grandes grupos mineros sobre el patrimonio nacional, se agregue una especie de relegamiento a una marginalidad extrema y, en el país que fuera "la canasta de pan del mundo", se alimente a sus pobres con las sobras de quienes lo expolian. Eso, para el diputado, seguramente es acción social.

El legislador ni siquiera se ha tomado el trabajo, y el atrevimiento, de solicitar las archiconocidas donaciones: computadores, ambulancias o reparación de edificios escolares u hospitalarios. Para mayor escarnio y desaliento, ahora la dádiva se ha reducido a las sobras de comida, que disminuyen costos y suman ignominia.

Desde luego que las mineras aceptarían encantadas el ceder un poco de comida de desecho que aumentaría su crédito social, ¿Será el famoso "efecto derrame" que los paladines de la megaminería invocan para defender la actividad, o será una expresión novedosa del clientelismo, que muchos pretenden disfrazar tras el pomposo y vacío concepto de "responsabilidad social empresarial? ¿Acaso no se presenta a la minería como motor de desarrollo? Sin embargo no hay que perder de vista que es un diputado de la Nación el que hace la solicitud, no una corporacion minera que la ofrece.

Mal que le pese al gobierno nacional, esa megaminería en manos de grandes compañías trasnacionales que ha venido promoviendo desde hace años, no ha mejorado los niveles de indigencia, pobreza y exclusión social de los habitantes de las provincias donde se han radicado, especialmente en las del noroeste; más bien han mostrado los límites de un modelo de desarrollo asociado al enclave de exportación y al desprecio por la ecología. El recordado veto a la Ley de Protección de Glaciares es, también, una buena muestra de esta triste realidad.

A esa actitud de desinterés para con nuestro patrimonio material, el penoso proyecto del diputado tucumano agrega la del desprecio para sus compatriotras sumidos en la pobreza.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Cuando uno dice genocidio

Néstor Sappietro (APE)

Ahí están, son los sobrevivientes de la comunidad mbya guaraní, los que van quedando del aniquilamiento que se produce desde hace años en cada aldea.

Ahí están, en la provincia de Misiones, Fortín Mbororé; empujados por el desmonte a vivir lejos de sus costumbres ancestrales.

Acorralados en la tragedia cotidiana de ver cómo sus tierras fueron quedando en manos de las papeleras y las empresas forestales que arrasaron con el sustento y la “farmacia” siempre de turno que les ofrecía la naturaleza.

La motosierra terminó espantando a los animales, el arroyo está contaminado, las enfermedades se multiplican y el genocidio los va condenando, implacablemente, a la extinción.

Cuando uno dice genocidio se refiere a los pibes de la comunidad que no tienen cómo sostener su vida.

La información llega desde Puerto Iguazú y habla del hambre, del abandono y el desprecio...

“Gran cantidad de niños de la comunidad mbya guaraní de Fortín Mbororé se encuentra con bajo peso, una situación que se agravó en los últimos meses. Y con la llegada del calor se intensificó el problema ante la falta de agua potable”.

El médico encargado de la salud de las dos comunidades mbya guaraníes, Mario Gariboglio, hospitalizó en estos días a un niño de un año y cinco meses con 5,200 kilos cuya situación se agravó al presentar diarrea y vómitos a causa de una intoxicación por el agua.

“Rolfi está estable, con la diarrea que tuvo llegó a bajar hasta medio kilo y ya venía con bajo peso por eso se lo derivó al quedar deshidratado”.

Ahí están, son los sobrevivientes de la comunidad mbya guaraní, con un paisaje cubierto de vidas pequeñitas que se vuelven ausencia.

Además de Rolfi, otra chiquita de un año se encuentra hace una semana en el hospital de Eldorado donde fue derivada por el estado de úlceras anales, vómitos y diarrea que presentó.

La situación se agrava por el bajo peso que registran los chicos.

Hace un mes que la sala de atención primaria de salud de la aldea Mbororé trabaja con una nutricionista para controlar la alimentación de los niños de la comunidad.

Los profesionales sostienen que el problema más grande que tiene la comunidad es la falta de agua potable.

Sucede que los integrantes de la aldea consumen agua del arroyo Mbocaí o de las perforaciones que poseen pero que están a la altura del arroyo.

“El nivel de contaminación del Mbocaí es muy alto y todos toman y se bañan de esa agua. Con agua potable se reduciría un 50 por ciento de los problemas que hay”.

“Con agua potable se reduciría un 50 por ciento de los problemas que hay”... dicen los médicos.

Entiéndase que el problema es que se nos están muriendo los pibes.

Entiéndase que la mitad de esos pibes salvarían sus vidas si se decidiera invertir en llevar una red de agua potable hasta la aldea.

¿Será una erogación demasiado costosa?

¿Será más costosa que la vida de un pibe?

Entiéndase que la otra mitad se muere de desnutrición, de una deficiente atención sanitaria... Se muere de olvido en la brutal continuidad de un horror añejo.

Entiéndase, entonces, a qué se refiere uno cuando dice genocidio.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: La minera, símbolo del repudio. En una medida histórica, la Universidad de Córdoba rechazó los fondos de Minera Alumbrera

FUNAM - PRIMERA FUENTE

Lo decidió el Consejo Superior. Es la tercera Universidad que rechaza los fondos. Antes lo hicieron la Universidad Nacional de Río Cuarto y la Universidad Nacional de Luján. Se resolvió no aceptar los 3,3 millones de pesos procedentes de la distribución de utilidades de la firma Yacimientos Mineros de Agua de Dionisio. El proyecto avalado solicita a las autoridades la revisión de los contratos mineros y la aplicación de las sanciones correspondientes, al tiempo que manifiesta su apoyo a las comunidades afectadas por la minería en sus reclamos reivindicatorios.

El Consejo Superior de la Universidad Nacional de Córdoba rechazó el martes pasado los fondos procedentes de YMAD-Alumbrera correspondientes a 2008 y 2009 en una resolución que incluye además una agenda de tareas académicas, entre ellas sistematizar la información disponible sobre la minería a cielo abierto en Argentina y sobre Alumbrera, además de proponer cambios en la legislación minera y apoyar a las comunidades afectadas.

Los fondos, que habían sido distribuidos por el Consejo Interuniversitario Nacional, ahora serán devueltos. En la votación hubo 29 votos por el rechazo, 6 por la aceptación y 1 abstención.

Uno de los impulsores del rechazo, Raúl Montenegro, califico la decisión de "histórica y contundente". Agrego que ese rechazo "es profundamente ético" porque los fondos "proceden de una empresa que consume irracionales cantidades de agua en una provincia semiárida, contamina el ambiente y rompe los tejidos sociales con sus prácticas clientelares".

Montenegro indicó, a su vez, que el rechazo "es apenas un comienzo" pues propondrán desde la Facultad de Psicología y FUNAM "un trabajo conjunto entre distintas unidades académicas, ONGs, autoconvocados y personas afectadas para diseñar nuevas formas de control de las mega mineras y sobre todo de Alumbrera Limited". Agregó también que es necesario "monitorear en forma independiente los impactos ambientales, sanitarios, sociales y económicos que producen las operaciones mineras". Indico a modo de ejemplo que no se monitorean "ni la disgregación social, ni la destrucción de economías locales, ni las enfermedades, ni la biodiversidad de los ríos".

Las cifras detrás del rechazo

Minera Alumbrera Limited "opera desde 1997. Utiliza 95 millones de litros de agua por día que obtiene en Campo del Arenal, una reserva de agua subterránea escasamente conocida. Según el Ente Nacional de Regulación de la Electricidad, la mina consume el 25% de la energía eléctrica suministrada a la Región del NOA y el 87% del consumo total de la provincia de Catamarca", señaló Montenegro y agregó que: "ya en 1999 se detectaron drenajes ácidos mineros desde Alumbrera. Estos drenajes son la peor amenaza de la minería. Aumentan el contenido de sulfatos y solubilizan metales pesados facilitando su dispersión aguas abajo".

FUNAM informó que la mina "no solamente contamina en Catamarca sino que ha exportado su contaminación a los lugares de paso del mineraloducto de 316 kilómetros de largo. Varias de sus roturas han producido importantes derrames tóxicos. En Tucumán el concentrado de mineral que llega por el mineraloducto es secado en una planta de Alumbrera, cuyos líquidos residuales se vuelcan al canal DP2. Este a su vez desemboca en el embalse de Río Hondo en Santiago del Estero".

La planta elimina gran cantidad de residuos sólidos con metales pesados y otras sustancias toxicas. Juan González, ex director de Ambiente del gobierno de Tucumán, indico que cada hora llegan a Tucumán "mas de 70.000 Kg de material sólido, equivalente a 70 toneladas por hora" y que parte de ese material, con todos los contaminantes químicos asociados "se deposita en el fondo del canal DP2 y eventualmente en el dique de Termas de Río Hondo. Se debe aclarar que en estos sólidos también estarían incluidos elementos que nunca se han analizado, como tierras raras y radiactivos".

La resolución del Consejo Superior de la UNC

EL HONORABLE CONSEJO SUPERIOR DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE CORDOBA RESUELVE

Art. 1°.- Constituir equipos técnicos de trabajo interdisciplinario que sistematicen la documentación existente (publicaciones, normas, investigaciones, trabajo y declaraciones públicas de organizaciones sociales, entre otros) referida a la problemática de la minería a cielo abierto en nuestro país en general y a la Minera Alumbrera en particular, en las que se recupere el conocimiento producido por diferentes actores sociales afectados por esta problemática para que aborden el estudio y la elaboración de propuestas de carácter científico superadoras de las condiciones actuales en el término de 120 días.

Art. 2º: Conformar una comisión, desde la Universidad Nacional de Córdoba, con participación de actores sociales involucrados en la problemática a los fines de proponer aspectos relevantes para la modificación del actual marco jurídico que regula los emprendimientos de la mega minería y el control sobre el impacto en el ambiente y en las poblaciones en las que estos se asientan.

Art. 3º Solicitar a las autoridades pertinentes la inmediata revisión de los contratos mineros de la llamada gran minería y la aplicación de las sanciones correspondientes ante el incumplimiento de los compromisos establecidos, las leyes vigentes y de la Constitución Nacional.

Art. 4º.- Encomendar a la Pro Secretaría de Comunicación Institucional de la UNC la elaboración de un plan de trabajo que involucre a diferentes unidades académicas de la UNC, para promover el conocimiento y debate, dentro de la comunidad universitaria y la sociedad cordobesa, respecto de la problemática de la minería a cielo abierto y sus impactos económicos, sociales, ambientales y culturales .

Art. 5°.- Encomendar a las Secretarías de Ciencia y Técnica y de Extensión de la UNC la realización de instancias de análisis, discusión y estudio tales como foros, cursos, seminarios, sobre dicha problemática solicitando al CIN que promueva la participación en el mismo de otras universidades nacionales.

Art. 6º.- Convocar a miembros de otras universidades nacionales y otros organismos estatales, instituciones y organizaciones, según corresponda, a fin de abordar conjuntamente los aspectos pertinentes y realizar gestiones necesarias ante las dependencias del Estado que corresponda para revisar la situación de la minería en nuestro país.

Art. 7º.- Contribuir decididamente a la implementación de las acciones establecidas en la Resolución del CIN CE: 548/09, mediante la participación activa de representantes de distintas unidades académicas e institutos de la UNC.

Art. 8°.- Elevar a Legisladores provinciales, Diputados y Senadores nacionales esta resolución a los fines de informales acerca de la posición de este cuerpo y comprometerlos en el debate legislativo.

Art. 9º:- Apoyar a las comunidades afectadas por la mega minería en sus reclamos reivindicatorios, en procura de la protección de sus derechos.

Art. 10°.- Rechazar los fondos procedentes de la distribución de utilidades de la UTE Minera Alumbrera-YMAD distribuidos en el Consejo Interuniversitario Nacional (Acuerdos Plenarios N° 672 del 27 de mayo de 2008 y 699 del 18 de mayo de 2009).

Art. 11°.- Protocolícese, hágase saber, dése amplia difusión y, oportunamente, archívese.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Mendoza: Los ex ypefianos volvieron a la carga con su protesta en la Ruta 40

Liliana Hidalgo (MDZOL)
Cortaron media calzada a la altura del Río Mendoza. Reclaman el pago de una deuda histórica. Amenazan con un corte total que afecta a los muchos usuarios que a diario transitan por el lugar. "Estamos cansados de que no nos escuchen", dijo el vocero de lo ex trabajadores, Oscar Landeiro que la semana pasada fue imputado por la justicia federal por cortar rutas nacionales.

Los ex trabajadores de YPF volvieron a la carga con su reclamo por una deuda histórica que el Gobierno nacional tiene con ellos y están cortando la Ruta 40 a la altura del Río Mendoza.

Desde las 6.30, los ex ypefianos se concentraron en ese lugar y están trabando el tránsito vehicular en media calzada porque según dicen “estamos cansados de que no nos escuchen”.

Oscar Landeiro vocero del grupo de manifestantes le dijo a MDZ que exigen que los diputados y senadores nacionales por Mendoza aprueben una ley en la que se establece el pago de su deuda –de 220 mil pesos por persona– al que la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner ya le dio el visto bueno.

“Ellos (los legisladores) ya tienen todo en la mano. No queremos que se vayan de vacaciones y no nos den una solución a nosotros”, indicó Landeiro.

El ex ypefiano aseguró además que esperan la presencia de algún legislador en el lugar y que evalúan realizar un corte total de ruta por tiempo indeterminado “si no nos dan respuestas”.

La semana pasada Landeiro fue imputado por el juez federal, Walter Bento por los cortes de ruta. Pese a eso, él hoy volvió a encabezar la medida de fuerza a la altura del Río Mendoza, que afecta a muchísimas personas que a diario circulan por el lugar.

La deuda que reclaman los ex ypefianos data de 1997 y alcanza a 3800 ex empleados en Mendoza.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Córdoba: Juicio a campesinos. Los hermanos Godoy frente al final de un laberinto jurídico

Alexis Oliva (PRENSA RED)

En la jornada de alegatos, la Fiscal pidió penas -unificadas con una sentencia anterior- de tres años de prisión para José Luis y dos años y ocho meses para Alcira Godoy, mientras que los defensores solicitaron la absolución y que se investigue el extravío de denuncias formuladas por los acusados y el posible falso testimonio de un testigo de la querella. El 28 de diciembre se leerá la sentencia.

Alto voltaje emotivo, vuelo jurídico y un evidente trasfondo social tuvieron los alegatos que se expusieron en la jornada del jueves 17 en el juicio contra los campesinos Alcira y José Luis Godoy, acusados de "entorpecimiento de acto funcional y coacción" por haber impedido la apertura de un camino a través del campo familiar de Represa de Morales -paraje rural ubicado a 12 kilómetros de Villa de Soto, al noroeste de Córdoba-, tierra que habitan y trabajan desde hace medio siglo.

La audiencia comenzó con la decisión de la jueza Clara Luna de Manzano de revocar -a raíz del vencimiento de un trámite- la condición de querellante particular al abogado Aristóbulo Gutiérrez, quien hasta esta instancia se venía representando a sí mismo como presunta víctima del accionar de los Godoy. Apoyada la decisión por la Fiscalía y la Defensa, Gutiérrez se vio obligado a abandonar la sala, que desde temprano se encontraba colmada por un público que siguió atentamente las exposiciones de la fiscal de Cámara, Haidé Gersicih, y los abogados defensores Raúl Almeida y Ramiro Fresneda, del equipo jurídico del Movimiento Campesino de Córdoba.

Fiscalía: "No se arrepienten"

Al momento de los alegatos, los argumentos de las partes apuntaron a determinar el carácter legal o no del hecho que se juzga, es decir, la actitud de los hermanos Godoy de oponerse, el 21 de abril de 2005, al cumplimiento por parte del Juez de Paz de Villa de Soto de la orden de abrir el camino a La Zanjita, emanada de la Cámara Penal y Correccional de Cruz del Eje que en diciembre de 2004 había a José Luis a tres años y a Alcira a dos años y medio de prisión en suspenso por “coacción” y “usurpación”. A ese acto, el juez de Paz Carlos Eguía había concurrido acompañado por el mismo Gutiérrez y Víctor Manuel Gómez -quienes disputan el campo con la familia Godoy-, otros dos allegados a éstos y un policía uniformado y armado. La apertura del camino no pudo concretarse y el incidente quedó reflejado en un acta elaborada por el Juez de Paz de Soto.

Este fue el documento que la fiscal Gersicich consideró que proporciona "todos los elementos para decir que el impedimento funcional existió, el hecho existió y es antijurídico". "¿Pero son culpables o han actuado sin dolo por encontrarse en un error?", se preguntó la representante del Ministerio Público al principio de su alegato respecto a los acusados. En tal sentido, descartó que la recomendación de su entonces abogado defensor, Angel Andreu, de no dejar entrar a nadie al campo (ya que la sentencia no estaba firme y era su intención apelarla) los eximiera de responsabilidad penal: "Si bien éste es un argumento netamente jurídico, que a veces puede escapar a la comprensión de un lego o alguien que desconoce el significado jurídico, también podría decirse que fueron inducidos a error por su propio abogado y que ello no les es imputable. Pero creo que de las constancias de la causa no se puede extraer ni dar por cierto eso".

Además, Gersicich dijo estar "convencida" de que "la sentencia estaba firme". "La sentencia es casable, pero eso no implica que tenga efecto suspensivo. El acto (de abrir el camino a La Zanjita) no necesitaba la firmeza de la sentencia", explicó la funcionaria y agregó que en el recurso de casacion "no hay una sola parte que hable de recurrir la apertura del camino".

Por otra parte, la Fiscal de Cámara desestimó que los Godoy ignoraran de qué se trataba el acto que pretendía llevar adelante el Juez de Paz Eguía. "No pueden alegar que no sabían a qué iban al campo estas personas -opinó-. Es inimaginable que ante la violencia con que se desarrolló esta situación, un juez de paz no dijera por qué motivo concurría y en cumplimiento de qué orden". "Esto se ha debido a la propia intemperancia de los acusados y esto destruye la figura del error. Su propia ira no dejó que el juez los pusiera en conocimiento del hecho", añadió.

Finalmente, Gersicich dio por probada la figura penal de "impedimento de acto funcional", cometida por "dos personas de mediana edad, que no tuvieron remilgos para actuar con violencia, en un lugar descampado y no han demostrado arrepentimiento", por lo que dijo tener "serias dudas de que los hechos juzgados no vuelvan a suceder", por lo que pidió para José Luis la pena de tres meses de prisión, unificada con la sentencia de diciembre del 97 en una pena única de tres años, y para Alcira tres meses, acumulados con la sentencia anterior en dos años y ocho meses.

Almeida: "No hay delito"

El turno de la defensa comenzó con el abogado Raúl Almeida, quien manifestó que "no existieron" los delitos atribuidos a sus defendidos, ya que "no se han aportado elementos de convicción o argumentación suficientes, claros y contundentes, que logren destruir ni mínimamente el principio jurídico de inocencia"."Repitiendo palabras usadas en ésta sala por el Juez de Paz -se trató de 'una discusión, un altercado– y repitiendo palabras usadas por el policía -'había un mal entendido, no los dejaban pasar, nada más, estaban nerviosos'-, entonces, convertir en drama penal, lo que en realidad es un hecho menor atípico, un altercado mas que esperable –recordemos que son mas de treinta años de reñidos conflictos-, debe constituir un despropósito de todo el sistema penal, es hacer del derecho y la ley una verdadera confusión y engaño para la gente que tiene buena fé, que quiere ejercer sus normales derechos y vivir en paz".

Luego subrayó el letrado diversas contradicciones y ambigüedades en los testigos de la acusación, en especial de Gómez, a quien consideró un "mentiroso y embustero" y atribuyó "complicidad y directo interés desde hace treinta años en contra de la familia Godoy". Así, Almeida destacó que "no puede haber distintos dichos ni versiones sobre el mismo hecho, porque el hecho es único" y "no existe coincidencia de ningún testigo respecto de otro, no existen dos expresiones iguales, no hay coincidencia entre ellos respecto a cuáles eran concretamente los dichos amenazantes, quién los dijo, en qué circunstancia y contexto ni respecto a quién se dirigían".

Por lo tanto, señaló que tampoco se puede establecer "con ninguna precisión y menos certeza si quien dijo los dichos supuestamente coercitivos fue Alcira o José Luis, ni dirigidos a quién, por lo que el peso de la imputación no puede caer ni en ambos ni en uno sólo, con la inmensa duda que ello con claridad genera".

En cuanto a la amenaza, Almeida recordó que "el supuesto damnificado (Gutiérrez) repitió dos veces que no tuvo temor. Y es lógico que así sea: Existe una irrebatible desproporción de fuerzas, es decir, eran seis hombres mayores, entre ellos un policía, y al menos uno portaba un machete en la mano, lo que materialmente evidencia la falta de idoneidad y seriedad de los dichos amenazantes y la nula efectividad amedrentadora de los mismos. Es justamente la soledad en la que se encontraban estos dos hermanos en el medio del campo la razón por la cual la defensa de su verdad no ha tenido testigos presenciales que puedan al menos unificar en algo cómo es que realmente fueron los hechos".

Por último, el defensor pidió a la jueza que "al momento de considerar la libertad de estos dos seres humanos" tenga en cuenta las "determinantes falencias y falsedades de la toda la acusación", puesto que "la requisitota fiscal es débil y contradictoria y no puede confrontarse ni mínimamente con la prueba producida en audiencia", por lo que solicitó a la magistrada: "Debe absolver".

Fresneda: "¿Arrepentirse de qué?"

"¡Por favor, arrepentirse de qué!". La frase, dirigida a la Fiscal, marcó el momento más intenso del alegato de Ramiro Frenseda, el otro defensor de los Godoy, a quienes reivindicó: "Están sentados injustamente en el banquillo de los acusados y se ven sometidos a un agravio moral insuperablemente mayor que la ofensa que alega el abogado Aristóbulo Gutiérrez, que es falsa y además insustentable técnica y jurídicamente".

"Se ha dispuesto innecesariamente este ámbito tribunalicio para discutir cuestiones que no tienen que ver con la comisión de delitos penales. Digo esto, porque supone un desgaste jurisdiccional, esfuerzos, tiempo para las partes, para los testigos, que realmente resulta innecesario. Pero, como se dice popularmente, no hay mal que por bien no venga, porque ha sido una posibilidad para discutir los hechos históricos que han sucedido hace más de dos décadas", opinó el abogado al inicio de su intervención.

Entre esos hechos, destacó que en abril de 1984, el padre de los imputados, Alvaro Amadeo Godoy, con el patrocinio del propio Gutiérrez, se constituyó en parte civil en autos caratulados “Víctor Manuel Gómez p.s.a. amenazas y daño”, por matanza de animales y disparos de arma de fuego contra la casa de la familia Godoy. "Tiempo después, Gutiérrez, en una clara falta de ética profesional, hizo alianza con Gómez en contra de Amadeo Godoy -narró Fresneda-. Con evidente abuso de su condicion de abogado, maquillo la realidad y literalmente dibujo en los papeles agregados en los innumerables expedientes, con circunstancias fácticas falsas, logrando su cometido, confundiendo al Poder Judicial local, presentándose como víctima de supuestos delitos cuando en realidad es el victimario".

Al respecto, exhibió documentación que demuestra que la afirmación contenida en la acusación contra los Godoy relativa al “inmueble de propiedad de Aristobulo Gutierrez” dista de haber sido probada: "¿De dónde surge que Aristóbulo Gutiérrez es propietario?. Gutiérrez no tiene ni la propiedad -no surge de los estudios de títulos y antecedentes dominiales de que exista título inscripto en el registro de la propiedad-, ni la posesión, ni la tenencia de parte del inmueble que pretende apoderarse. Es por este motivo que viene peregrinando hace años por los tribunales sin lograr su ilegitimo cometido.Esta distorsión es de tal magnitud, señora jueza, que de por sí sola merecería la nulidad plena de la acusación, que la dejamos desde ya planteada".

En este sentido, citó un dictamen fechado en febrero de 2003, emitido por el fiscal general adjunto de la Provincia, Gustavo Núñez, quien en respuesta a una presentación de Gutiérrez expresa que "el letrado asevera y aporta prueba documental de una posesión que le fuera dada en el año 1992, pero no prueba el ejercicio de una posesión pública, pacífica e ininterrumpida", mientras que Carlos Godoy "refirió espontáneamente que son poseedores de todo el lugar y que han iniciado un juicio de usucapión”. "¿Cómo se explica que durante la audiencia por usurpacion alla por finales del 2004, se dejo pasar semejante dictamen de la Fiscalia General? ¿Qué pasaría si en el fuero civil, el juez interviniente hace lugar a la demanda de usucapión a favor de la familia Godoy, que a la fecha está en la lista de fallos?", preguntó Fresneda. Y respondió: "Se produciria un desfasaje de evidente gravedad institucional para el sistema de administracion de justicia".

También reprochó otra omisión, en este caso a la fiscal Gersicich. "Coincido con la cronología que hizo la señora Fiscal de Cámara, pero me parece que se olvidó de un detalle fundamental: comenta los fundamentos emitidos por la cámara penal el día 29 de diciembre de 2004, pero se tendría que acordar también que el día 21 de diciembre de 2004, en el momento en que la Cámara dicta sentencia, en su parte resolutiva ordena textualmente, en su punto '7) Ordenar la reposición del inmueble motivo de la usurpación al estado anterior a la comisión de los delitos, debiendo restituir los aquí condenados el uso y goce pacífico al doctor Aristóbulo Gutiérrez y abrir el camino a La Zanjita, en el término de diez días de quedar firme la presente sentencia". "Con esto podría terminar el alegato: 'En el término de diez días de quedar firme la presente sentencia'. Esto se omitió. Como abogados, nos enseñan en la Facultad de Derecho el principio de coherencia que deben respetar las resoluciones y fallos judiciales de los jueces consitucionales de este país, y esto lo viola de manera flagrante".

Además, Fresneda refirió que ante esa sentencia, los hermanos Godoy le preguntaron a su abogado, el asesor letrado Angel Andreu, qué actitud debían tomar si Gutiérrez quería ingresar al inmueble: "El letrado les contesta, según lo declarado por Alcira Godoy,'que no dejemos entrar a nadie al campo hasta que saliera el papel que tenía que presentar en Córdoba'. El papel al que hacía referencia Alcira era ni más ni menos que el recurso de casación presentado el 15 de febrero del 2005, en tiempo y forma, por el doctor Andreu, con lo cual evitó que quede firme la sentencia"."Los hermanos Godoy actuaron en la convicción absoluta de que la orden judicial era ilegítima y que como tal tenían derecho a repelerla", concluyó.

"Es claro que los hermanos Godoy no son gente que este ni por cerca en el mundo del delito -aseveró el abogado defensor-. El único problema con la ley penal que tuvieron en su vida es el tema de la posesión de la tierra donde nacieron y actualmente viven y satifacen sus necesidades básicas familiares, con el esfuerzo de su trabajo. 'Por defender lo que creen suyo…', lo que coincide con la declaración del señor Juez de Paz de Soto, al decir que 'son buena gente'”.

Como corolario a su alegato, Fresneda solicitó la absolución de los acusados, pidió que se investigue "el extravío de sumarios" iniciados por los Godoy en contra de Gutiérrez y Gómez y "la posible comisión del delito de falso testimonio del testigo Víctor Manuel Gómez, alias 'Maruco', y se remitan las actuaciones a la Fiscalía de Instrucción", y formuló las reservas de casación y de "acudir ante las instancias supranacionales" en caso de una sentencia adversa.

Habían pasado más de tres horas de alegatos cuando la jueza Luna dispuso pasar a un cuarto intermedio hasta el lunes 28 de diciembre, a las 9 horas, para dar a conocer su sentencia.

Argentina, Córdoba, Juicio a campesinos: Alcira y José Luis Godoy todavía esperan que la Justicia les reconozca sus derechos. / Autor: PRENSA RED

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...