lunes, 28 de diciembre de 2009

Política exterior del “Pinochetismo sin Pinochet” (Parte I)

Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)

Analizando políticas internas e internacionales, la izquierda chilena encara con pragmatismo el dilema de la segunda vuelta del 17 de enero: Eduardo Frei representa el “mal menor” ante el neo-pinochetista Sebastián Piñera, cuyo discurso disfrazado ahora de “progresismo” promete más gasto social del Estado; en el fondo, continuar con las políticas sociales de Michelle Bachelet pero “mejoradas”.

Para alinear a un más amplio espectro social tras la minoría más rica de la sociedad –cuya fe pinochetista no merece dudas–, Piñera copió la engañosa propaganda de Obama “We can change” (Podemos el cambio) adoptando “Súmate al cambio” como slogan del “pinochetismo sin Pinochet”. En el fondo, el candidato de derecha representa al pinochetismo reciclado como “demócrata” para el juego electoral a través de los partidos Unión Demócrata Independiente (UDI) y Renovación Nacional (RN).

Desde que comenzó a diluirse la dictadura, en 20 años de “transición” en que aún rigen la Constitución de 1980 y el retorcido sistema binominal de elecciones, los “cambios” de Piñera intensificarían el neoliberalismo, traerían más represión a los trabajadores, una guerra frontal a los mapuches y, entre otros efectos cotidianos, el regreso a la TV de los ayudantes civiles de la dictadura militar entronizados hoy en el Congreso, más las caras jóvenes de una extrema derecha que no ha ganado una elección popular desde 1958.

Diferentes sectores de la izquierda están pronunciándose por Frei. El ex presidente tiene el apoyo del Partido Comunista y de los socialistas disidentes e izquierdistas independientes que se alinearon tras la candidatura de Jorge Arrate y ahora está conquistando a los votantes izquierdistas de Marco Enríquez-Ominami (ME-O).

La postulación ME-O tuvo una impronta transversal poli-clasista, con propuestas de izquierda matizadas con formulaciones privatizadoras de las tres empresas públicas sobrevivientes de voceros cercanos, como el economista Paul Fontaine, quien terminó trasladándose al comando de Piñera. La candidatura, empero, criticó el sistema partidario cupular de dos décadas implantado por la Concertación de Partidos por la Democracia, que agrupa los partidos Por la Democracia (PPD), Demócrata Cristiano (PDC), Socialista (PS) y Radical Social Demócrata (PRSD).

Mientras ME-O recorría el país agradeciendo a sus electores y esperando la renuncia de los jefes de los partidos, algunos de sus seguidores formulaban exigencias programáticas a Frei, desde el regreso total de la educación primaria y media a la responsabilidad pública (Estado docente) y el aumento a 8% del royalty a las compañías privadas –chilenas y extranjeras– que lucran con el cobre sin pagar regalías. En rigor todavía no hay un pronunciamiento tajante del propio joven ex candidato.

Ante la emergencia de un eventual gobierno del “pinochetismo sin Pinochet”, la revista izquierdista independiente Punto Final, por ejemplo, llamó descarnadamente a “votar hasta que duela”, caracterizando a “Chile entre la espada y la pared” y apeló a la célebre frase del escritor y periodista estadounidense Christopher Morley: “En política siempre debemos optar entre dos males”.

Las cifras gruesas de la primera vuelta dieron 44% a Piñera, 29,6% a Frei, 6,2% a Arrate y 20,1% a Enríquez-Ominami, 2,76% de votos nulos y 1,17% en blanco. Aunque los candidatos no puedan manejar sus votos como a un rebaño, la suma de Frei, ME-O y Arrate da 55,9%. Las encuestas dijeron que un tercio de los votos de ME-O se irían con Piñera y en tal caso, el resultado final sería 50,6% Piñera y 49,41% Frei. Pero hay un enigma con la diferencia de 12,8% de votantes registrados en el padrón que no concurrieron a las urnas, algunos excusándose, en un gesto que técnicamente equivale a la abstención. Y también resulta atractivo el 4% de votos anulados o en blanco. Más allá de los cantos de victoria de Piñera, lo cierto es que en la primera vuelta de 2005 los dos candidatos del “pinochetismo sin Pinochet” (Joaquín Lavín y Piñera) reunieron más de 48,6%. El resultado final dará una ventaja estrecha a quien resulte ganador.

Efecto en política exterior

La política exterior de un eventual gobierno de Piñera abandonaría la tibieza pro-estadounidense de los últimos 20 años y embarcaría de frente a Chile en la agresiva punta de lanza continental introducida por EEUU con el eje Colombia, Honduras y Perú, mientras el país del norte fortalece las obligaciones militares de la letra chica del tratado con Canadá y México (NAFTA), que es más que una simple alianza de comercio (1).

Piñera buscará sepultar el propósito original de Unasur, la Unión de Naciones Sudamericanas, e intensificará la labor de zapa iniciada por EEUU con el golpe en Honduras, a la vez que intensificará el olor a pólvora y a guerra en la región. El millonario chileno estrechará más aún sus lazos con el gobernante de Colombia Álvaro Uribe, que sembró en su país siete bases militares estratégicas estadounidenses que amenazan de preferencia a Venezuela, pero también al resto del continente y, en definitiva, a todo el mundo.

Uribe todavía no renuncia definitivamente a la reelección en mayo de 2010. Y hay sectores de EEUU que presionan para que se diferencie de los presidentes reelegidos más estigmatizados de la región, como Hugo Chávez, Evo Morales, Rafael Correa y Daniel Ortega. El editorial del Washington Post del 15 de diciembre “El deber de un Presidente: ¿Por qué Álvaro Uribe de Colombia debe renunciar a un tercer período presidencial?” recomendó que por favor descarte un tercer mandato:

“...Gane o pierda [Uribe], se corre el riesgo de perturbar gravemente la campaña presidencial y crea enormes dificultad para los seguidores de Uribe para encontrar otro candidato antes de las elecciones... En cualquier caso, uno de los mejores presidentes de Colombia está poniendo en peligro su legado así como la causa de la democracia liberal en la región. Es hora de que Uribe haga un último gran servicio a su país y descarte un tercer mandato", aseguró el diario de Washington (2).

Hermandad oligárquica Chile-Colombia

Aunque todavía no cuaje oficialmente la tercera postulación de Uribe, el candidato sustituto ya está listo para saltar al ruedo. José Manuel Santos, el ex ministro de Defensa, que aspira a ser ungido por los partidos colombianos Conservador y Social de Unidad Nacional, envió a Chile a tres expertos que en octubre estudiaron en dos días sus tácticas electorales y lo acompañaron a un mitin cerca de Santiago: los economistas Juan Carlos Echeverry y Tomás González, y el abogado Santiago Rojas. (3)

Echeverry, a cargo del área programática, González, responsable de las encuestas de campaña, y Rojas, gerente del comando, explicaron su aprendizaje por la cercanía ideológica de los candidatos. Piñera visitó Colombia en julio de 2008 y viajó con Uribe y Santos en el avión presidencial, según una foto EFE (3) que muestra a los tres consultando un mapa desplegado por un oficial, probablemente mientras supervisaban operaciones militares. En ese viaje Piñera recibió el paquete de información “clasificada” que dio origen al infundio de la “infiltración FARC” en el entorno de Bachelet en La Moneda, un vergonzante episodio de “inteligencia” ya olvidado, pero no por sus víctimas, entre ellas el periodista Hugo Guzmán Rambaldi (4).
Piñera, Uribe y Santos - Foto EFE – julio 2008

Cónclave UPLA

Los síntomas del cambio en la política internacional ya están a la vista: el mismo día de las elecciones en primera vuelta (13 de diciembre), Piñera se reunió en un hotel de Santiago con la junta directiva de la Unión de Partidos Latino Americanos (UPLA), la internacional reaccionaria que preside el chileno Jovino Novoa, de la Unión Demócrata Independiente (UDI), también presidente del Senado y ex subsecretario (viceministro) de Interior de Pinochet, una de las jefaturas de la represión del Estado durante la dictadura.

La UPLA agrupa a una veintena de partidos de extrema derecha e influye en centenares de medios escritos y audiovisuales (5) en su empeño por encontrar una fórmula mágica para contrarrestar las simpatías que provocan en América Latina los gobiernos izquierdistas de Venezuela, Bolivia, Ecuador, Cuba, Nicaragua y otros, así como el liderazgo que proyectan Hugo Chávez, Evo Morales, Rafael Correa y otros presidentes, cuya popularidad crece a pesar de los estigmas que dispersan a diario los grandes medios informativos.

La internacional de derecha compite por captar clientes con la Organización Demócrata Cristiana Americana (ODCA), que posee 30 partidos afiliados y 5 observadores. En la región existen dos internacionales de derecha y ninguna de izquierda.

Foto: Colombia - El Comandante General de las Fuerzas Militares, General Freddy Padilla de León; el Presidente de la República, Álvaro Uribe, y el Ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, explican la geografía colombiana al candidato presidencial chileno Sebastián Piñera. / Autor: Miguel Ángel Solano – Presidencia Colombia

Notas:
1) EEUU y Canadá comparten información nacional desde que en 1958 se creó el NORAD (Comando Aeroespacial Norteamericano de Defensa), acuerdo binacional para proporcionar advertencias y controles aeroespaciales a América del Norte que ahora integra sus estructuras militares de comando, inmigración, aplicación de la ley civil y recolección de inteligencia compartida bajo el nuevo paraguas del NORTHCOM, Comando Norte de EEUU.

Ernesto Carmona es periodista y escritor chileno.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Elección presidencial en Chile: Los fantasmas que votan

Juan Francisco Coloane (especial para ARGENPRESS.info)

Para que la coalición de centro izquierda que gobierna en Chile desde 1989 se mantenga en el poder, necesita de al menos un 21% adicional de la votación para la segunda vuelta del 17 de enero.

La situación para la coalición Concertación de Partidos por la Democracia, que le pone fin a la dictadura militar es extremadamente difícil, pero no imposible.

Se presenta la probabilidad de que una presidenta socialista, Michelle Bachelet que tiene nivel más alto de popularidad en la historia de Chile, en marzo le deba entregar la banda presidencial a un político apoyado por sectores de la derecha partidarios del golpe de estado en 1973.

Un periodista dice con sorna, “que es la peor pesadilla de la presidenta”. Otros señalan que está muy tranquila, y que solo espera que pasen rápido estos próximos cuatro años con la derecha en el poder, porque una mayoría sólida en el país espera que vuelva a ocupar el cargo de presidenta.

Una de las democracias -se dice en el argumento convencional y oficial- más ordenadas del continente, alterna el poder con una tranquilidad improbable por la olla que hierve en el sector de las reivindicaciones sociales.

Para detener esta olla que hierve, se comenta que Piñera soltará las arcas del estado en una estrategia de satisfacer los ingresos de- primidos en un 75 % de la población.

Existe un ambiente de expectación en la derecha de que tiene la obligación de hacerlo extremadamente bien para que la Centro Izquierda no regrese al poder por un número igual o mayor de años del que estuvo el gobierno militar.

No lo dicen públicamente pero se sabe por las publicaciones de sus centros de estudio, que el país necesita de una reconstrucción y erradicar los elementos proto socialistas que permanecen en las políticas de estado adoptadas por la Concertación.

Periodistas en Santiago en contacto con figuras señeras de la Concertación señalan que la dificultad para que se mantenga en el poder se hace cada vez más difícil por cierto inmovilismo y las divergencias internas. “No hay una estrategia uniforme y existe rivalidad en los puntos de vista, en un escenario que obliga a una mayor cohesión”.

Lo que fuere, el ambiente de propaganda en la coalición oficialista ha disminuido en intensidad haciendo recordar la segunda vuelta en 2006 cuando venció la actual presidenta Michelle Bachelet.

El candidato de la derecha, el mismo de ahora, Sebastián Piñera no se esmeró en el esfuerzo propagandístico. “Se sentía anticipadamente derrotado. Con Eduardo Frei pareciera estar pasando algo similar” nos dice el reportero de una radio.

El candidato de la Concertación, el senador demócrata cristiano y ex presidente (1994-2000) Eduardo Frei, obtuvo en la primera vuelta 29.6 %. Es decir, necesita de un 60% adicional de esta votación.

Su contendor para la segunda vuelta, el empresario Sebastián Piñera representando a la derecha y el neoconservadurismo, obtuvo 44.2.

La diferencia no es inabordable, aunque obliga a las estrategias que se utilicen en la Concertación a situaciones límite y de máxima eficiencia.

Una tercera fuerza surgida de la parte dirigencial de la Concertación incluyendo sectores liberales y neoconservadores, es representada por un ex socialista, el diputado Marco Enríquez Ominami que obtuvo un 20% y fracción de la votación.

Marco Enríquez -o se ha convertido en el “otro candidato” de la segunda vuelta que no necesariamente está en las sombras.

Por su alta visibilidad aparece como una especie de guardián de conciencias en un 20 % de chilenos que supuestamente votarán el 17 de enero.

No había ocurrido que un tercer candidato continuara su actividad con la misma actitud de un candidato en carrera.

Por otra parte, la Alianza ya polarizó la contienda al encontrar reminiscencias de 1970-1973 en el pacto del Partido Comunista llamado Juntos Podemos con la Concertación y el apoyo a Eduardo Frei.

El cientista político Ricardo Israel, un ex concertacionista declara que se suma a la candidatura de derecha para acabar con la Concertación con los mismos fundamentos éticos que se utilizaban para derribar a la dictadura militar.

En la funcionalidad, considerando las distancias ideológicas de los personajes, el desfase en el tiempo, y la diferencia de contexto, el rol de Enríquez-O -involuntario o no- hace recordar el surgimiento del “Ampuerismo”, cuando el eminente socialista Raúl Ampuero decide no apoyar a Salvador Allende en la elección presidencial de 1952 y en las siguientes tres elecciones que finalmente le dan la presidencia que acaba con un golpe de estado militar apoyado por la CIA.

Allende perdía igual en 1952, pero Ampuero enviaba una señal: la unidad en la izquierda sería difícil sin su liderazgo, aunque el fondo residía en el anticomunismo de Ampuero para la conyutura.

El “ampuerismo” con su veta anticomunista no prosperó, aunque en muchas facetas tenía una postura interesante, y fue un renovador de las ideas socialistas que se ahogaban en la dura lucha de la guerra fría y el alineamiento con los dos bandos.

Es importante enfatizar el poco uso que se hizo de su lucidez política, especialmente por parte de aquellos en la izquierda que tomaban decisiones hasta 1973, cuando la arquitectura de la izquierda se desploma con el golpe militar y prosigue con una reconstrucción democrática inconclusa.

Esa falla de conectar diferentes ideas y experiencias, derivó en los resultados polarizantes que llevaron al despeñadero conocido.

La prolongación del “ampuerismo” le hizo un daño casi irreparable al Partido Socialista y a la izquierda en su conjunto.

Un problema similar se observa en Enríquez-O, y el entorno del 20% de votos conquistado.

Reside en el peso de ese diagnóstico, la oportunidad en el tiempo, y la importancia del uso del juicio en la coyuntura.

El peso del 20 % es también un factor de alta desnaturalización del fenómeno político de la segunda vuelta, aunque algunos piensen que su rol representa una re-oxigenación, término muy socorrido en la mercadotecnia de la política.

Re-oxigena qué. O es un reclamo en la convencional distribución del poder.

La política en Chile no ha dejado de ser una actividad elitista cuyo protagonismo está monopolizado por un segmento social determinado, y Enríquez –O, no ha demostrado ser un punto de partida hacia algo diferente.

La transversalidad de la cual se habla en Chile circula por dos bandas: una muy encumbrada en los que tienen poder; y la otra muy sumergida, en los que aspiran a romper el status quo desde la ciénaga, con escasa capacidad y cohesión para levantar los pies del barro.

Dentro de este status quo incólume, la agitación de Enríquez-O es potente porque produce una alta distorsión, afectando más a la Concertación frente a sus necesidades de conquistar al menos 20% más de votos.

Una coalición como la Concertación no necesitaba estas tres semanas que restan para su refundación y poder ganar una elección.

Aunque muchos lo nieguen, en la política los fantasmas también votan.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Chile: Ni Nulo. Ni Blanco

Álvaro Cuadra (especial para ARGENPRESS.info)

El actual proceso electoral ha decantado finalmente dos candidaturas que reeditan la clásica oposición entre la Concertación y la Alianza de derecha. Tal oposición, insistamos, no es novedosa. Lo inédito de estas elecciones es el contexto político en que se inscribe la dicotomía a la que asistimos. El país ha sido testigo de una clara división en las filas del oficialismo, lo que pone en riesgo la continuidad del conglomerado gobernante.

La candidatura ME-O ha sido un terremoto mayor en la Concertación de Partidos por la Democracia, cuyo epicentro es el Partido Socialista. La candidatura del díscolo parlamentario nace de las tensiones al interior de su partido, trizadura que se extendió rápidamente al resto de la coalición gobernante. Se trata, en estricto rigor, de una voz socialista disidente y crítica hacia los actuales dirigentes de su partido, en primer lugar, y hacia los mandos de los otros partidos, en segundo lugar. Esta crisis del “progresismo” es más un síntoma que la causa de la encrucijada presente que enfrenta el proyecto concertacionista.

Lo único claro del actual panorama político es que una Concertación dividida favorece las pretensiones de derecha. La posibilidad de un triunfo de Sebastián Piñera, en enero próximo, no sería tan sólo un paréntesis o un retroceso temporal del proyecto democratizador iniciado hace veinte años. Dicho en términos abstractos: un eventual triunfo de la derecha en Chile, inaugura un nuevo vector político e instala un “horizonte de sucesos” que estatuye su propio espacio judicativo. Un gobierno de la derecha supone el inicio de un proceso destinado a reconfigurar el imaginario histórico social que bien pudiera extenderse mucho más allá de un periodo presidencial.

Para los sectores comprometidos con una profundización de la democracia, un triunfo de la derecha significa la connivencia explícita entre el gran capital y el Estado, una fórmula adversa a los intereses de los miles de empleados y trabajadores que forman la mayoría de la sociedad chilena. Como sabemos muy bien, hasta el presente la derecha ha sido más bien el “problema” y no la “solución” a las demandas legítimas de los más diversos sectores sociales. La derecha ha sido un obstáculo objetivo para implementar reformas sustanciales en cuestiones tan sensibles como Derechos Humanos, Legislación Laboral, Regulación Medioambiental, Fiscalización a los Fondos Previsionales, sólo por mencionar algunos.

Si bien el actuar de la Concertación durante estos años no ha sido notable, no es menos cierto que el de la derecha ha sido mucho peor. Abusando de una Constitución hecha a su medida, protegiendo y amparando a civiles y uniformados que violaron derechos fundamentales de los ciudadanos, con el control casi absoluto de los medios y con la gestión monopólica del orden económico, han convertido a Chile en su propio negocio, dejando fuera a millones de compatriotas que siguen con un salario mínimo miserable. En pocas palabras, más allá de su demagogia de última hora, la derecha chilena ha sido enemiga del cambio. Por todo ello, en la próxima elección presidencial no basta con votar nulo o blanco.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Venezuela: ¿Y si perdiéramos las elecciones...?

Roy Chaderton Matos (APORREA)

Si ahora Venezuela es de todos, tenemos que estar al alcance de todos y comprometidos para alcanzar a todos. Nunca antes tuvimos tantas oportunidades para educarnos; ni esta libertad de expresión que debemos garantizar sobre nuestras justas emociones; nunca antes se veló tanto por la familia y los niños ni hubo tantos propietarios privados como bajo el Proceso Bolivariano, pero la mentira mediática ha logrado calar entre compatriotas confundidos, pero rescatables, a quienes tenemos que acercarnos sin arrogancia sectaria.

Podríamos perder si no revisamos, rectificamos y reimpulsamos radicalmente. Fidel dijo una vez que el presidente Chávez no podía ser el Alcalde de todos los pueblos de Venezuela. Tampoco puede saber todo lo que pasa ni hacerle seguimiento a todas sus instrucciones. Así es entendido por los funcionarios públicos y militantes de la Revolución que atienden bien su parcela burocrática, partidista o social para mejor servir la causa del socialismo y la democracia. Las elecciones legislativas nacionales son en un año...

Tenemos cuadros bien preparados y comprometidos con la Revolución que cumplen su compromiso con el pueblo, acompañándolo solidarios a un futuro de justicia social, democracia y paz; pero otros, incrustados en el Proceso Bolivariano disfrutan las mieles del poder, subestiman a los trabajadores o abandonan a sus compatriotas humildes y en su autismo revolucionario no escuchan la voz de la calle. Por eso, por ejemplo, aún vemos colas de ancianos obligados a caer en las garras de un gestor o tener que madrugar para coger un número.

Entonces, obligados a enfrentar un serio problema de cuadros y valores éticos, cuando identificamos un funcionario competente y honesto a la vez, nos malacostumbramos a utilizarlo simultáneamente en el Gobierno y en el PSUV con el riesgo de que "se nos quemen los dos conejos", hasta que aprendamos que no necesariamente un buen activista hace un buen administrador ni viceversa, y que no hay que confundir camaradería con encompinchamiento.

Soy de los pocos altos funcionarios de la V República formados desde abajo hasta altas posiciones en la IV República. A los 18 años como dirigente juvenil de COPEI en Miranda, junto con varios ingenuos acudí a dirigentes adultos para denunciar señales de corrupción en funcionarios demócratas cristianos. Con trato condescendiente nos respondieron que "el futuro sería nuestro, que éramos ejemplo del testimonio cristiano, pero que lo dejásemos de ese tamaño porque podíamos perjudicar al Partido..."

Fue mi debut con la Realpolitik y desde entonces, durante mi prolongada militancia política, presencié la progresiva descomposición de nuestra democracia representativa. Por eso hoy ruego a Dios que nuestra democracia participativa no sufra también la metástasis de la solidaridad automática o la lenidad que pueden convertirnos al final en los peores enemigos de nuestra propia causa.

También, joven veinteañero, durante mis inicios como diplomático en Europa Oriental, tuve la educativa oportunidad de ser testigo de la desviación de un proceso socialista hacia un sistema de partido único, manchado de injusticia social, pobreza, culto a la personalidad, violación de los derechos humanos y corrupción.

Por el contrario, el primer gran logro de la Revolución Bolivariana fue la dignificación de los excluidos, con normas constitucionales que blindan el valor de la dignidad de la persona humana y consagran el bien común. Así, tras diez años de revolución, entre incontables logros, nuestro pueblo es hoy más culto, está más alerta y se expresa mejor que antes de Chávez porque está mejor educado y también gracias a un intenso debate político que lo ha llevado a tomar la calle por sus derechos; sin palos, machetes ni fusiles; blandiendo sólo un mágico librito azul…

No es poca cosa, como diría Cristina Kirchner, pero la exaltación de los derechos ciudadanos y las grandes conquistas sociales y políticas no son una fuente inagotable ni segura de apoyo popular o de votos, ni el prestigio del presidente es necesariamente endosable a los partidos que lo respaldan.

El pueblo se acostumbra rápido a lo bueno: democracia participativa, Barrio Adentro, educación para todos, Mercal y las otras Misiones, consejos comunales, libertad de expresión extrema, medios alternativos, TeleSur, explosión cultural, ferrocarriles, represas, autopistas, crecimiento agroindustrial y petroquímico, hospitales, sistemas de Metro, diversificación de socios, satélites, seguridad social, protección a los niños y ancianos, medios alternativos, funiculares, turismo popular, grandes estadios, triunfos deportivos, política energética soberana, diplomacia audaz, mundial y exitosa, etc., pero ya millones de beneficiados olvidaron o ignoran que las nuevas conquistas populares eran sólo un sueño para los excluidos hasta hace diez años.

Hoy son un derecho adquirido y el pueblo, con toda razón, exige más y mejor; por eso castiga en las urnas electorales los errores mayores, la negligencia y la corrupción.

La solidaridad y la participación marchan muy bien, pero los valores éticos y cívicos claman por refuerzo. ¿Será quimérica una Venezuela sin consumismo ni sobornos, con una oposición patriótica, sin delincuencia extendida ni empresarios parásitos y especuladores; con libertad de expresión e información veraz, sin difamación, con adulantes bajo control; sin baches ni desagües obstruidos, con una jerarquía eclesiástica cuadrada con los pobres, con construcciones bien terminadas, con una capital humanizada y bien cuidada, sin casinos ni colocaciones bancarias oficiales fraudulentas, donde los autobuses no tomen ni bajen pasajeros en las esquinas, donde la gente use las pasarelas y no bote basura en la calle o en las quebradas; sin contratistas o intermediarios civiles o militares que aligeren trámites o "resuelvan" y repartan, etc.

"Detallitos", entre muchos más, que todos los venezolanos tenemos que asegurar para vivir cada vez más libres y mejor bajo la revolución.

Aterrorizan los supermilitantes manganzones y corruptos camuflados de rojo, para sacar provecho de nuestro proceso. Sectarios y excluyentes, ahuyentan a muchos venezolanos indecisos e incluso comprometidos. Aterrorizan los neoburgueses burócratas enamorados de su propia importancia, que no reciben ni responden a quienes están obligados a servir, mientras con gestos halagadores procuran una miradita de aprobación desde las alturas; como a quienes se les ocurrió la "revolucionaria" idea de que no habría estación de Metro para Las Mercedes en Caracas, pasando por alto que los ricos no llegan allá a los restaurantes de lujo en transporte público, por cierto muy deficiente, sino en sus propios carros y que esa estación sería ideal para los trabajadores de la zona y para los pacientes del centro médico gratuito Salvador Allende.

Además, para colmo, hay que calarse a unos cuantos gorrones internacionales que se cuelan entre los miles de generosos camaradas y compañeros que nos apoyan en todo el mundo. Nuestros compatriotas cubanos ya sufrieron esta experiencia con el llamado "turismo de izquierda o de solidaridad".

En ocasiones parece que tuviésemos carencia de contraloría social y abundancia de chismosos y acusetas. Atemoriza cuando nos empantanamos en intrigas chavistas, hasta el extremo de que "entre bomberos sí se pisan la manguera". Así, sucesivos cambios de autoridades oficiales arrastran "masacres" de sus colaboradores; absurdo que hizo escribir a uno de los personajes más respetados de nuestro Proceso: "¡Parece que hubiera ganado Rosales!".

En ese micro clima fértil a los valores de la ultraderecha neoliberal está brotando el imposible histórico de un chavismo sin Chávez; pero jamás de un chavismo sin reales.

La corrupción nos preocupa y nos ocupa; pero la inseguridad, primera preocupación nacional, afecta más al pueblo pobre y a la clase media. Las clases media alta y alta gozan de vigilancia privada, protección electrónica, guardaespaldas y escapaditas al exterior. Entretanto, la muerte no es un albur sino una lotería con todos los números para los trabajadores, porque cualquier día a cualquier hora, al subir un cerro o bajar una quebrada, puede sorprenderlos indefensos.

De allí que una receta segura para perder elecciones es extrapolar a la revolución el perverso concepto neoliberal de que el mercado lo compone todo, con la ingenua creencia de que la mano invisible de la justicia social, por sí sola, acabará con la delincuencia.

Podríamos perder las elecciones parlamentarias no por impensables aciertos de nuestra uribista oposición, encompinchada con la ultra derecha extranjera e imperial, sino por nuestras limitaciones para comunicar los aciertos de la revolución, así como la reluctancia a admitir y rectificar nuestros errores o castigar a los culpables de destrozos oficiales.

En verdad, el daño mayor que nos ha causado esa antipatriótica oposición es aturdir nuestra capacidad autocrítica, porque de tanto que nos ha difamado no le creemos cuando denuncia nuestros errores ciertos. El ejemplo de los inaceptables retrocesos y desmantelamientos en nuestros sensacionales avances en el sistema de salud pública llama a la ira colectiva.

Ya es hora de que cada uno asuma sus propias responsabilidades; es una sinvergüenzura contrarrevolucionaria que pusilánimes y perezosos esperen cómodamente a que el Presidente se entere y actúe. Ya es hora de que algunos personajes con poder oficial hablen de política, de socialismo, den la cara con su nombre y apellido y corran riesgos por nuestro proceso.

Ya perdimos un referéndum en el 2007 por una farragosa oferta e incapacidad para desmentir las falacias desestabilizadoras sobre la propiedad privada, la educación, la integridad familiar y la escasez, que ya por cierto comenzaron a reciclar para las próximas elecciones. Es el veneno inoculado por la canalla mediática entre los segmentos más frágiles y manipulables de nuestra clase media y popular que votaron contra nosotros. Al propósito, asumamos la reflexión de Fidel cuando señaló que en Venezuela no puede haber cuatro millones de oligarcas.

Nunca antes tuvimos tantas oportunidades para educarnos; ni esta libertad de expresión que debemos garantizar sobre nuestras justas emociones; nunca antes se veló tanto por la familia y los niños ni hubo tantos propietarios privados; nunca antes tuvimos una revolución feminista; nunca antes la clase media fue tan protegida y defendida como bajo el Proceso Bolivariano, pero la mentira mediática ha logrado calar entre compatriotas confundidos, pero rescatables, a quienes tenemos que acercarnos sin arrogancia sectaria.

Si ahora Venezuela es de todos, tenemos que estar al alcance de todos y comprometidos para alcanzar a todos. Venezuela es el joropo recio que tanto amó mi padre, un "musiú" a quien se tragó esta tierra; pero también es gaita, bambuco, joropo tuyero, polo coriano, galerón, vals, fulía, malagueña, merengue, tamunangue, polo margariteño, etc.

También es José Angel Lamas, Juan Bautista Plaza, Rafael Isaza, Teresa Carreño, Pedro Elías Gutierrez, Vicente Emilio Sojo, Luis Felipe Ramón y Rivera, el Indio Figueredo, Fulgencio Aquino, Benito Quiroz, Ángel Custodio Loyola, Juancho Lucena, Vicente Emilio Sojo, Antonio Lauro, Moisés Moleiro, María Luisa Escobar, Laudelino Mejías, Conny Méndez, Armando Molero, Nelly Mele Lara, Chucho Sanoja, Antonio Estévez, Alí Primera, Billo Frómeta, Luis Mariano Rivera, Aldemaro Romero, Otilio Galíndez, etc. etc. etc.

Nuestro país es como una orquesta con un gran director, a quien tenemos que acompañar sin desafinar. Las disonancias echan de la sala al público que estamos obligados a atender, conservar y comprometer con una buena ejecución. La música atrae, no separa; es armonía, no gritos, pero a veces gritamos tanto que no nos pueden escuchar.

La golpista oposición que con un potencial del 40% del electorado se retiró de las elecciones para la Asamblea Nacional dos días antes del acto electoral, en espera de los marines, podría ponerse más inteligente y prepararse para las elecciones del 2010, dirigida por el imperio, la dictadura mediática y Uribe, además de animada por sus triunfos regionales previos, con la ventaja de que el portaaviones Chávez no será candidato el próximo año. Entonces podría ocurrir ¡Dios no lo quiera!, que si gana la oposición unida, aunque sea por un punto como en el 2007, terminaríamos en la bochornosa situación de además de cornudos, apaleados.

¡Que vergüenza ante nuestro pueblo y ante los pueblos del mundo, si una revolución histórica como la bolivariana, llegase a fracasar por culpa de unos cuantos corruptos e incompetentes que se pretenden inmunes e impunes ante la justicia; sin dar tiempo al surgimiento de la mujer nueva y el hombre nuevo!

En el supuesto, ojala negado, de que en consecuencia perdamos las elecciones del 2012 ante una oposición unida con el apoyo financiero y mediático de la escoria global, ¡olvídense! de que habrá una transición democrática civilizada y que un nuevo gobierno también democrático procederá a rectificar errores heredados y a reconciliar a los venezolanos polarizados, mientras los perdedores nos depuramos y preparamos la batalla democrática para recuperar el poder seis años después.

Envenenado y manipulado por los medios de ultraderecha, con el apoyo de sus amos internacionales, un escualidísmo triunfante comenzaría por desmantelar, luego reprimir y finalmente vendría a matar.

Los represores y pelotones de linchamiento serían azuzados, entre otros, por los criminales querrequerres de Globovisión, RCTV y El NAZIonal pero, en una mueca de ironía, podría ocurrir que tuvieran más posibilidad de sobrevivir "nuestros" corruptos por haber imbricado oportunamente sus intereses con los corruptos de la Cuarta República y la "Sexta". Todo esto es fantasía, hasta ahora, pero si no cumplimos con las RRR; por ahora…

Entonces perderíamos la patria y el socialismo: sólo nos quedaría la muerte. En ese supuesto indeseable más que una estupidez sería un crimen. Por eso, no podemos optar entre vencer o morir… ¡Necesario es vencer!

Roy Chaderton Matos es político de filiación social-cristiana, embajador de Venezuela ante la OEA.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Macri y las implicancias de un empresario devenido en político: Cuando los hábitos hacen al monje

Bernardo Veksler (especial para ARGENPRESS.info)

La serie de despropósitos y singulares pronunciamientos llevados adelante por el jefe del gobierno porteño ponen en tela de juicio las incursiones que efectúan algunos empresarios en la actividad política. Mauricio Macri demuestra que sostiene las convicciones surgidas en su vida como hombre de negocios, cuando utilizaba cualquier medio en pos de alcanzar sus objetivos.

Muchas conductas arraigadas en los hábitos cotidianos de un ser humano difícilmente puedan ser erradicadas ante un cambio de función. Un militar, por ejemplo, se adiestra en la disciplina y el orden, esa es la esencia de su labor profesional. La larga historia de uniformados devenidos en políticos dejó una profusa cantidad de ejemplos del despliegue de sus rasgos autoritarios, en la mayoría de los casos trágicos, a la hora de ocupar la cima del poder.

Hace dos décadas, un candoroso ministro de Economía se quejaba porque los empresarios no habían respondido de acuerdo con sus ruegos. Juan Carlos Pugliese hacía pública su desilusión: “Les hablé con el corazón y me contestaron con el bolsillo”, ante la debacle generada por las corridas cambiarias y fugas de capitales orquestadas por esos acaudalados sujetos. Pero, ¿podrían haber actuado de otra forma esos hombres de negocios que privilegiaban la preservación de sus dividendos y no habían incorporado a sus convicciones la pregonada función social de la empresa?

La actividad de un alto ejecutivo, en el marco de una gran competencia entre pares y de las presiones de los accionistas por la maximización de las utilidades, se desenvuelve en una constante obsesión por aprovechar todas las oportunidades existentes para incrementar el patrimonio social, su gloria u ostracismo se debate minuto a minuto en función de las opciones elegidas.

Las variantes más tradicionales incluyen la creatividad en la selección de los productos que puedan ser atractivos para los consumidores, obtener los mejores precios y bajar los costos hasta el extremo mínimo posible. De ello se deriva la necesidad de conquistar los insumos más baratos y estancar los salarios durante el mayor plazo que se pueda, para obtenerlo no se dudará en desplegar toda una gama de presiones, poniendo en la balanza su poderío para alcanzar la mejor ecuación posible.

Con respecto a los trabajadores cuanto más divididos y desorganizados se encuentren mucho mejor para el logro de sus fines. Pero cuando la organización sindical resulta un mal menor, el ideal del empresario es una dirigencia permeable a la negociación y a la aceptación de dádivas en desmedro de los intereses de los trabajadores, que implica un costo considerablemente menor en el cuadro de resultados. Esto es lo que explica que la democracia sindical nunca llega a las empresas por voluntad de los empresarios ni de la dirigencia gremial sino debido a luchas encarnizadas de los asalariados. También permite dilucidar por qué razón estos señores consuman pactos con los sindicalistas más funcionales a sus intereses y contribuyen a su perpetuación al frente de los gremios. No sorprende que acuerden despidos de delegados opositores y que hayan llegado a pactar con los dictadores sus secuestros y desapariciones. En la Fiat de Macri se les daba un poder absoluto a dirigentes como Hugo Curto para echar, amenazar y mat
onear a los opositores aún adentro de la propia planta fabril. Así, ambos se beneficiaban, unos preservaban el poder gremial y los otros conservaban salarios módicos y utilidades satisfactorias.

Es poco probable que desde el microclima en que se desarrolla la actividad de un ejecutivo empresario devenga un político que sea sensible a los problemas sociales, que esté abierto a los debates, a las críticas y a las autocríticas superadoras. No es casual que estos referentes tengan que reconvertirse en dirigentes de clubes, derrochar recursos publicitarios, transformarse en ridículos imitadores de cantantes o bailarines de televisión para granjearse simpatías entre la ciudadanía que sus difusas propuestas difícilmente puedan lograr. Aún cuando puedan participar de acciones progresistas o solidarias lo más probable es que hagan todo lo posible para que la organización sea funcional a sus intereses particulares, convirtiéndose en un grupo de presión para direccionar su política.

Detrás de estos hombres sonrientes y dicharacheros se ocultan personajes formados en las escuelas empresarias, donde reina el autoritarismo, la intolerancia, la competencia más descarnada y la obsecuencia basada en el temor a perder un puesto laboral conquistado, todo en función de que la esencia de la causa empresaria, la maximización de las utilidades, pueda alcanzar un óptimo beneficio.

Estas características típicas de un empresario se potencian cuando el único mérito que ostentó el personaje en cuestión fue el de haber nacido en una “cuna de oro” y aprovecharse del capital acumulado –muchas veces de manera non sancta- para sus veleidades mediáticas, sus vinculaciones con el jet set y el renombre social.

Por esa razón, no debe sorprender a nadie que el gobierno de Mauricio Macri dé rienda suelta a su estigmatización permanente de los pobres y a su malestar por las manifestaciones llegadas desde los suburbios. Tampoco, su desprecio por los indigentes y que los haya expulsado de los espacios públicos utilizando todo tipo de vejámenes. En su concepción utilitaria resulta mucho más económico recurrir a la represión que poner la infraestructura del estado a resolver los problemas de los más carenciados entre los carenciados.

No puede producir asombro que se hayan utilizado los recursos del Ministerio de Educación para contratar un espía y pinchar los teléfonos no sólo de los opositores sino hasta de ocasionales críticos y díscolos parientes. Un CEO teme las traiciones y las infidencias, por eso tiene que prever y estar enterado de las conductas de sus dependientes. En esos ámbitos corporativos todo vale, no rigen leyes que protejan la privacidad, la obsecuencia más absoluta es imprescindible y quienes manifiesten su disconformidad corren el riesgo de ser eyectados de la organización.

No puede llamar la atención que haya reiterado hasta el cansancio que “Fino” Palacios era un excelente policía y el más capacitado para implementar el modelo de la Metropolitana, a pesar de estar involucrado en numerosos ilícitos y que fuera procesado y preso por ellos. En el nombramiento de sus colaboradores en las corporaciones empresarias un ejecutivo impone su voluntad a ultranza, no debe argumentar ni rendir cuentas a nadie.

Tampoco puede provocar sorpresa que haya reivindicado al intendente de la dictadura Osvaldo Cacciatore por haber construido la autopista de la ciudad, sin importarle la ilegitimidad, los desaparecidos, los torturados, la corrupción, los negociados ni la deuda externa que generó. Todos esos temas son minucias frente al portentoso logro de la obra vial consumada.

Donde expuso a la luz pública sus hábitos más arrogantes fue en la persistencia por nombrar contra viento y marea a Abel Posse como ministro de Educación. Todo indicaba que poner a un personaje recalcitrante y provocador al frente de un área de gobierno tan crítica no podía sostenerse en el tiempo. Sin embargo, Macri no hizo ni siquiera una lectura política elemental ni aprendió del paso atrás que debió dar con “Fino” Palacios y privilegió la imposición de su decisión por sobre todas las cosas.

Su conducta está construida en la experiencia de vida de una familia empresaria exitosa, su balbuceante ideología también. No fue una casualidad que detrás de sus prácticas demagógicas de campaña y de su producción como una figura simpática y mediática, se oculten las concepciones más retrógradas que pretenden mimetizar al gobierno autónomo porteño con la estructura empresaria donde se amamantó como hombre. Por esa razón, tiene como permanentes consultores a costosos publicistas, para que construyan el albur de imponer en la sociedad sus “productos” con mensajes subliminales creativos.

Pero donde se hace más evidente su concepción ideológica es en la convalidación de los insostenibles argumentos del fugaz funcionario, intentando minimizar su reivindicación de los genocidas, sus opciones represivas para resolver conflictos, su desprecio por jóvenes y docentes y sus concepciones reaccionarias bajo el eufemismo de ser un “intelectual provocador”. Como un moderno rey desnudo expuso a la luz pública que su práctica política contiene una obsesión regimentadora semejante a la de los dictadores. Macri no tolera manifestaciones, reclamos, medidas de acción directa de los trabajadores y de los sectores más desprotegidos de la sociedad. En su concepción no entra la posibilidad del disenso y de la negociación entre quienes ostentan diferencias sociales. Si esta esencia de la vida democrática está descartada, sólo queda la opción de la imposición, de la represión y la derrota del adversario.

De ello habría que concluir que la nominación de Abel Posse no fue un hecho casual ni un error de gestión, fue la consecuencia lógica de un razonamiento típico de un ejecutivo empresario y de la ideología que su existencia fue determinando en su conciencia.

Esta corrida del telón sobre la esencia del verdadero Macri, tal vez sea un llamado de atención a la sociedad sobre las expectativas que se pueden depositar en este tipo de personajes. La mayoría de los políticos profesionales que ocuparon y ocupan bancas y posiciones de gobierno no demostraron tampoco ser una opción confiable para la sociedad. ¿Habrá llegado el momento de que la selección de los gobernantes sea entre quienes sufren en carne propia la marginación, la represión, la explotación y la angustia de no poder imaginar un futuro para sus familias?

Foto: Argentina, Ciudad de Buenos Aires - Mauricio Macri, jefe de Gobierno porteño. / Autora: Silvina Arrastia - GCBA

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Expresiones de deseo sobre política económica para el 2010

Julio C. Gambina (especial para ARGENPRESS.info)

Se termina el año y resulta habitual la expresión de deseos por un próximo año de prosperidad y felicidad. Si remitimos a la política económica, ello supone considerar quien es el que pide el deseo, del mismo modo que requiere se analice la orientación estatal, responsable en definitiva de la aplicación del rumbo en materia económica.

No es lo mismo la prosperidad y felicidad solicitada por los trabajadores jubilados que brindaron con pan y agua en la puerta del Congreso Nacional en la víspera de nochebuena, que la imaginada por los grandes empresarios convocados a cenar en la residencia de Olivos la noche del martes 22/12.

Los primeros, o sea, los trabajadores jubilados imaginan un 2010 con plenitud de la movilidad jubilatoria, lo que sin vueltas apunta al 82% del ingreso del trabajador activo; una asignación previsional mínima de $1.600; pero también involucrarse en la administración y toma de decisiones sobre recursos e instituciones consideradas propias, tales como los recursos de la seguridad social, el ANSES y el PAMI. Son pretensiones fundadas para otorgar seguridad social a los mayores en un marco que peticiona calidad de vida adecuada para la mayoría empobrecida de la población.

Los segundos, los grandes empresarios, tales como los titulares de ARCOR o TECHINT que flanquearon a la Presidente en la cena, demandan políticas económicas que otorguen seguridad jurídica a sus inversiones, en un 2010 que imaginan de crecimiento luego de la importante caída del 2009, el año de despliegue de la crisis de la economía mundial en territorio nacional. Es lo mismo que reclamaron los empresarios de la Volkswagen a la Presidente al presentar su nuevo utilitario producido en el país para el mundo; o los responsables empresarios de Repsol al anunciar su próximas inversiones para la explotación petrolera en territorio nacional.

¿Podrián satisfacerse ambas demandas en el 2010?

Debiéramos advertir que se trata de reclamos contradictorios, pues ambos exigen a la política económica la centralidad de su demanda, y claramente responden a dos concepciones muy distintas sobre la “seguridad”. La seguridad social se contrapone a la concepción privada de la seguridad que requiere el capital para afirmar su objetivo de mayores ganancias, riquezas y poder. Ambas concepciones son manifestación de la disputa por la renta nacional.

El Estado capitalista incluye en sus funciones el arbitraje en ese conflicto de intereses. Esa es la razón que lleva al Estado nacional a resolver un subsidio anual a los menores empobrecidos del orden de los 2.500 millones de dólares y un fondo del bicentenario para asegurar pagos de la deuda externa por 6.500 millones de dólares en 2010. En la diferencia de montos asignados puede verificarse el sentido principal del arbitraje en materia de seguridad social o privada con relación a la deuda interna social o externa financiera.

Satisfacer el reclamo del movimiento de jubilados requiere de la totalidad de los recursos ingresados por año al ANSES y un plus a resolver de las finanzas públicas, incluso mayor que la asignación tributaria hoy afectada a la seguridad social. ¿Esta dispuesta la sociedad a colocar en primer lugar de la política económica la seguridad social?

No parece ser lo que se solicita cuando de seguridad se habla en los medios de comunicación, o en el sentido común de la sociedad. Más se piensa en la defensa de patrimonios privados que en una cuestión social. Esta es la razón que lleva a los empresarios a requerir seguridad sobre sus inversiones. Lo que peticionan es control del conflicto social, tanto de sus trabajadores como de los desocupados y jubilados que reclaman mejorar sus ingresos a costa de la ganancia empresaria.

Ambos deseos no pueden cumplirse puesto que la distribución del ingreso o de la riqueza supone reasignar recursos que favorecerán a unos u otros, nunca a ambos.

Mucho más complejo será el análisis, si además de contraponer a jubilados y grandes empresarios incluyéramos a la masa de trabajadores, o de pequeños y medianos productores o empresarios, entre otros sectores sociales que demandan en la disputa de la renta.

Los primeros, los trabajadores, no solo demandan ingresos en su postal de prosperidad y felicidad para el 2010, sino principalmente democratizar la sindicalización, algo que viene negándose recurrentemente y que este 2009 mostró variados ejemplos de una voluntad política para transitar un nuevo modelo sindical. Ya no solo es reivindicación de la CTA, sino de los trabajadores de Kraft, del subte, de los petroleros o los mineros, entre muchos otros con menos visibilidad mediática. Es una democratización que alcanza el orden económico y social en conjunto, que incluye financiamiento y políticas activas específicas para empresas recuperadas por sus trabajadores, o iniciativas de organización de la economía popular, autogestionaria y sin fines de lucro, de propiedad cooperativa, mutual o comunitaria. Lo que supone otro orden de relaciones sociales en la producción y distribución de bienes.

Entre los segundos, los pequeños y medianos productores y empresarios existe el reclamo, entre otras cuestiones, por su exclusión en la cena de Olivos. Ellos que a la hora de contabilizar el empleo son los mayores empleadores y que sin embargo se sienten excluidos del debate sobre las políticas económicas necesarias, el crédito disponible y la posibilidad de ser considerados sujetos de un proyecto social articulado con los trabajadores para la transformación social que se pregona.

Lo que está en discusión en este fin de año y en la perspectiva del 2010 es hacia dónde apuntan los objetivos de política económica en el corto plazo.

¿Se pretende restablecer la ruptura del bloque empresarial que otorgó consenso a las políticas vigentes desde el 2002 y sostenidas en los gobiernos de Néstor Kirchner desde 2003 y de Cristina Fernández desde 2007? Recordemos que ese consenso se fracturó en 2008 en el conflicto con las patronales agrarias y en el 2009 con algunos sectores industriales. La voluntad de pago de la deuda y la reanudación del diálogo con el FMI y los acreedores externos van en esa dirección.

Son señales que apuntan a constituir o reconstituir el sujeto privilegiado de la construcción socioeconómica pretendida, el “capitalismo nacional”. Formulación que solo puede entenderse por la forma que asume el orden capitalista en Argentina, con claro dominio de las Corporaciones Transnacionales, buena parte de las cuáles, a través de sus representantes, fueran convidadas a la cena en Olivos.

Finalmente, y pensando desde otro lugar, no será que el 2010 puede ser un momento oportuno para discutir el orden económico y social, lo que supone discutir otros beneficiarios de la política económica, para terminar con la pobreza y el desempleo, fenómenos ambos que volvieron a la agenda de discusión por su real emergencia en la coyuntura de crisis. ¿La única posibilidad de producir es bajo el dominio de las corporaciones transnacionales? ¿Puede el 2010 ser el año de un debate nacional para hacer realidad la soberanía alimentaria, energética, financiera productiva? ¿No requiere ello potenciar los lazos hacia una integración regional que enfrente el poder global en un capitalismo en crisis? ¿No requiere ello pensar más allá del capitalismo y contra el capitalismo? ¿Puede asumirse en esa perspectiva el restablecimiento de la lucha por el socialismo como en otros procesos de América Latina y el Caribe?

Contribuir a responder esos interrogantes es parte de nuestro deseo para el 2010, y nos comprometemos con nuestras reflexiones y acción, junto a otras que se escuchan y motorizan en el diverso y aún fragmentado movimiento popular y la izquierda social y partidaria para favorecer la constitución de un sujeto colectivo consciente que luche por hacer realidad un pensamiento por la emancipación en nuestro país. No constituye solo un deseo personal, pues el movimiento hacia una constituyente social impulsado por casi un millar de organizaciones y liderado por la CTA propone animar la discusión sobre el pensamiento necesario para la emancipación.

El pensamiento puede responder a las necesidades de la hegemonía, tal como ocurrió con el “pensamiento único” de cuño neoliberal en la última década del Siglo XX, a favor de la liberalización y las privatizaciones, con el objeto de disciplinar al movimiento obrero y la resistencia popular. También puede ser justificatorio y posibilista de una cristalización de la correlación de fuerza en un momento histórico en que recrudece el accionar ofensivo de EEUU, del capital en crisis que pretende reponer sus derechos sobre la riqueza y el ingreso afectado por la crisis capitalista. El desafío está en la capacidad de construir autonomía del pensamiento para luchar por la emancipación social, afirmando los derechos de los trabajadores y del pueblo sobre la renta y patrimonio nacional, en una búsqueda junto a otros pueblos de la región y del mundo.

Ese pensamiento no es patrimonio de los intelectuales, sino de sujetos populares que se construyen concientemente como tales en un proceso de reflexión y lucha por lograr la hegemonía en la sociedad, para transformar el orden, superar la crisis y organizar otra sociedad, que excluya la pobreza y la explotación social.

¡Felicidades para todas y todos!

Foto: Argentina, Política, Economía – El ministro de Economía, Amado Boudou, junto a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en un acto en la Casa Rosada. / Autor: MECON

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El crimen como política de Estado

Oscar Taffetani (APE)
.

“Una fuerte polémica se desató ayer cuando el ministro de Justicia y Seguridad, Aníbal Fernández, admitió que se incorporará a policías exonerados en retiro entre los 4.000 efectivos que se sumarán a los patrullajes en el conurbano bonaerense”. (La Nación, 29/3/09)
“En un hecho casi sin precedente, el ministro de Seguridad
bonaerense, Carlos Stornelli, denunció que sospecha que policías bonaerenses retirados o exonerados habrían reclutado a menores
para que asesinen a la arquitecta Renata Toscano, a la maestra
Sandra Almirón y a la bioquímica Ana María Castro”.
(La Nación, 16 de diciembre de 2009)

A Winston Smith, el desgraciado protagonista de la novela 1984, lo detienen por conspirar contra el Estado. Su delito ha sido guardar el diario de ayer, en un país donde, entre otras cosas, está prohibida la memoria.

La Policía Bonaerense, mucho antes de llegar a 1984, ya había superado esos horrores imaginados por Orwell: bomberos que colocaban bombas, ambulancias en donde se torturaba a los heridos, homicidios que cometía la misma Brigada de Homicidios, etcétera.

Aquella policía con licencia para robar y matar que le habían dejado como triste herencia, a la democracia, los militares del Proceso, no tardó en encontrar nuevas mafias y nuevos capos a quienes servir. Y las ilusiones de reforma, educación y reeducación de los cuadros fueron cayéndose una tras otra (porque era y es impensable -digámoslo sin ambages- conseguir una nueva policía cuando el mismo establishment político y económico es el generador de la injusticia, de la corrupción y el delito).

A principios de este año se descubrió que la banda que mantuvo secuestrado a Leonardo Bergara estaba formada por efectivos de la Bonaerense, tanto en actividad como exonerados. Ese “descubrimiento” motivó la salida (gatopardista, como siempre) del jefe máximo Daniel Salcedo. Llegó el turno, entonces, de Juan Carlos Paggi.

A mediados de este mismo año, tras una nueva campaña de acción psicológica que convirtió la inseguridad en categoría metafísica, y con la venia del gobierno nacional, la Bonaerense comenzó a reincorporar agentes exonerados.

Y ya al terminar este año (caray, como se acortan los tiempos) el mismo Ministro de Seguridad bonaerense, Carlos Stornelli, denuncia públicamente que ciertos crímenes que en las últimas semanas conmovieron a figuras del espectáculo y a una parte de la ciudadanía, fueron instigados o cometidos por agentes en actividad y exonerados, todos ligados a la fuerza que conduce Juan Carlos Paggi.

La ficción de Orwell, como vemos, fue superada hasta tal punto que ya no le importa a nadie, ni a los de arriba ni a los de abajo, que la mentira de anoche sea la verdad de esta mañana y que vuelva a ser mentira al caer la tarde. El descalabro manda y el crimen (incluso en escala de genocidio, como ocurre con el hambre) pasa a ser la única y permanente política de Estado.

Datos incómodos

La Dirección Nacional de Política Criminal, dependiente de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, ha difundido recientemente datos estadísticos comparativos, sobre homicidios culposos (asesinatos) y sobre la composición etaria (edad) de los imputados.

Según esa estadística, el doloroso y triste récord de homicidios lo lleva El Salvador, ganado por las maras, con 80,4 por cada 100.000 habitantes. Lo sigue Colombia -aún sumida en una cuasi guerra civil-, con 54 asesinatos cada cien mil. Hacia abajo -y ya no en situaciones excepcionales- están Brasil (19,7), México (14,7), los Estados Unidos (8,3) y la República Argentina: 7,4.

Dentro de esa tasa argentina, que no es la más alta, el 31% de los homicidios son cometidos por jóvenes de 18 a 24 años; el 24% por adultos de 25 a 34 años y el 12% por menores de 18 años, como valores significativos.

Es verdaderamente trágico e indeseable, para cualquier comunidad, que haya menores que son lanzados o instigados a matar. Pero si, como denuncia el ministro Stornelli, los corruptores o instigadores de esos menores son elementos de las mismas fuerzas de seguridad, entonces, obviamente, el problema no es el que nos dicen que es ni está donde nos dicen que está. Dicho de otro modo: el problema es el Estado criminal y cómo hacemos, cómo hacemos los ciudadanos de a pie, para cambiarlo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Maíces, manos y escuela: una experiencia para la reafirmación de la soberanía alimentaria

Emiliano Bertoglio (COPENOA)

En Yavi Chico (Jujuy) la escuela de frontera Rosario Wayar materializa la apertura a la utilización integral del más longevo de los cultivos, el maíz, y sueña con la recuperación de una de las voces más antiguas, el quechua. Historia en un pequeño ojo verde y fértil que florece en los confines de la puna: tierra-no-campo que da vida a múltiples maíces milenarios que no necesitan cotizar en el mercado de Chicago para dar de comer a los hombres.

La gente, hecha de maíz, hace el maíz. La gente, creada de la carne y los colores del maíz, cava una cuna para el maíz y lo cubre de buena tierra y lo limpia de malas hierbas y lo riega y le habla palabras que lo quieren. Y cuando el maíz está crecido, la gente de maíz lo muele sobre la piedra y lo alza y lo aplaude, y lo acuesta al amor del fuego y se lo come, para que en la gente de maíz siga el maíz caminando sin morir sobre la tierra. (de Eduardo Galeano, en Las palabras andantes)

Lejos de la estridente “oposición” entre gobierno y campo que insiste en querer agotar el debate de la política argentina, y que en realidad sólo involucra a una tercera parte de los productores rurales , los hombres de la tierra profunda hacen germinar los sembrados recuperando y fortaleciendo saberes y prácticas ancestrales.

Atendiendo a estos conocimientos e intereses latentes en la comunidad, desde hace siete años, la Escuela de Frontera Nº 2 Rosario Wayar desarrolla el proyecto “El maíz, ese grano de oro americano”.

Yavi Chico, en donde se desarrolla la experiencia, es un ojo verde que brota a distancia de la pampa húmeda, ese espacio despiritualizado y mercantilizado por las lógicas de la modernidad. Yavi Chico es Pacha, es tierra-no-campo. Nace allí, a unos veinte kilómetros al este de La Quiaca, donde decir “Argentina” o “Bolivia” es caer en el evitable obstáculo de las nomenclaturas y de las convenciones, o de los innecesarios matices fonéticos: en suma, donde más justo sería aludir a la “Latinoamérica insondable” .

La propuesta escolar se destaca por escuchar las ideas y percepciones que los niños traen de su entorno familiar y comunitario sobre el maíz, con probabilidad el primer cultivo del continente cuando tras varios siglos de recolección de su variedad silvestre habría comenzado a ser “domesticado” por los pueblos andinos en los inmemoriales tiempos pre-incaicos, quienes además lo concebían como sagrado. Según algunas investigaciones, sus antecedentes remotos se encuentran entre unos 9.000 y 10.000 años atrás. Esta revalorización postula claramente a la actividad educativa de Rosario Wayar en las antípodas de la escuela tradicional, que bajo la égida aún vigente del proyecto sarmientino se caracteriza por tender hacia la “normalización” acorde a los parámetros urbano-europeos. Abrirse a las preocupaciones y a la cotidianeidad de los lugareños es el pilar fundamental en que se basa la mejora de la comunicación y del desarrollo en general de las nuevas generaciones. Pues de las aproximadamente cincuenta familias que
habitan Yavi Chico, el 90% de ellas sustenta su economía en el cultivo del maíz.

La dificultad de la vida agrícola en la puna hace que sus habitantes necesiten de hidratos de carbono en abundancia, uno de los beneficios característicos del “grano de oro americano”. Es por esto que él es central en los alimentos que se consumen en el lugar –desde el desayuno hasta la cena-, explica Gilberto, el maestro de agricultura en Rosario Wayar. Con las veintisiete variedades del cereal que se cosechan en la zona se prepara una gran cantidad de alimentos y bebidas o infusiones: guisos, chicharrón con mote, mazamorra, anchi, api, chicha, arrope, tamales, calapi, humita, harinas y féculas, choclo con queso, entre otros.

Además del maíz, las habas y una incontable diversidad de papas constituyen el sustento ancestralmente americano en la región (en zonas más serranas, también se produce oca). La ganadería incluye ovejas, llamas, vacas y algunos caballos, conjunto que a su vez genera abono para los sembradíos.

La minka –siembra comunitaria- se desarrolla tanto dentro de la escuela como fuera de ella. La fuente energética utilizada para la preparación de la tierra es la que aportan las rejas tiradas por bueyes (en el mundo, sólo el 3 por ciento de los campesinos poseen un tractor ). El ciclo productivo comienza el 1 de agosto, el día de la Pachamama, con una chayada o ceremonia de ofrendación a la tierra para que ésta otorgue las cantidades que los hombres necesitan. Luego de esta iniciación se continúa con otras celebraciones que apuntan en el mismo sentido.

Las especies naturales, heredadas secretamente desde los anales incontables, producen en el suelo puneño entre 10 ó a lo sumo 20 quintales por hectárea. Confrontados con los 80 ó 90 de promedio que se obtienen en la pampa húmeda, aquellos se revelan insuficientes para acumular riqueza privada, aunque no para alcanzar la autodeterminación y la soberanía alimenticia.

En este contexto, donde la tierra se piensa como medio para la subsistencia y no como estrategia de generación de capital material individual, Gilberto fundamenta el rechazo de los pueblos originarios a los proyectos imperiales de fabricación de combustibles.

Finalmente, el maestro postula dos deseos que todavía se amasan como sueños. Primero, encontrar algún día en el sitio arqueológico vecino a Yavi Chico en donde vivieron los abuelos –o antigal- antiguas variedades hoy desconocidas de maíz, para poder así recomenzar el ciclo natural de ellas. Segundo, recuperar a partir de la escuela y a nivel comunitario los ecos de las voces perdidas en el laberinto de los siglos y de los mandatos ajenos, el quechua. Define Gilberto: “es un idioma muy dulce; al escucharlo, su fonética no lastima…”.

El modelo de utilización de la tierra que actualmente se expande a nivel planetario implica muchas amenazas a la sostenibilidad de la vida: erosión de suelos; explotación irracional de los recursos naturales; estandarización que impone el mercado, y que oculta tras la aparente diferencia que ofrecen las góndolas de supermercado; patentamiento de lo viviente; erosión generalizada de las identidades rurales que proponen una relación sabia y armoniosa con el entorno, definible como desruralización; selección e imposición de especies artificiales o genéticamente modificadas (transgénicos) por sobre las naturales; uso de tierras no a la generación de alimentos sino de agrocombustibles (mal denominados biocombustibles). Frente a esto, en la vereda de la verdadera antinomia con los parámetros dominantes, los pueblos milenarios se obstinan en su sabia tradición de encontrar en la Pacha toda la multiplicidad necesaria para la reproducción material y simbólica de la existencia. Así es como las manos indias de los niños de Yavi Chico –mañana hombres y mujeres- hoy entregan la semilla sencilla al suelo bueno, ese útero del que nacerá el pan eterno.

Notas:
1] Por Emiliano Bertoglio. Octubre de 2009, Abra Pampa (Jujuy, Argentina).
2] “[…] el campo son también los pequeños y medianos productores, campesinos y pueblos originarios. Hay que destacar que sobre más de 300 mil productores, 200 mil están ausentes del conflicto [sobre la política de retenciones a la soja], ya que tienen menos de diez hectáreas cada uno”. Fernando Solanas, en Causa Sur. Hacia un proyecto emancipador de la Argentina. Ed. Planeta, Buenos Aires. 2009. p. 261.
3] ¿Por qué la gente habría de llamarse diferente a un lado y a otro de un mismo cerro, si entre ellos no se evidencian particularidades históricas o culturales de importancia que justifiquen dicha distinción?
4] Se encuentran maíces “puros” (como el blanco o el morado) y otros “mestizados” a partir de la polinización natural cruzada (como el rayado y el garrapata).
5] Video documental Home, dirigido por Yann-Arthus Bertrand. 2009.
6] “El 40% de las tierras cultivables están degradadas. Los campos se saturan de abonos y pesticidas y amenazan la existencia humana. En el último siglo desaparecieron las tres cuartas partes de las variedades que el hombre había seleccionado durante milenios. Gracias a la agricultura petrolera el hombre ha reemplazado la diversidad por la estandarización”. Adolfo Coronato, Canto a la naturaleza perdida. En Le Monde diplomatique Edición Cono Sur. N° 122. Agosto 2009. pp. 42 – 43 (nota escrita a propósito del video documental Home, dirigido por Yann-Arthus Bertrand).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Avanzan los procesos de la dictadura. Este año hubo 11 juicios y se condenaron a 34 represores por los delitos de lesa humanidad

PRIMERA FUENTE

En 2009 hubo un 70% más de condenas en juicios por delitos de lesa humanidad con respecto a 2008, cuando se registraron 6 debates orales y 20 sentencia, según datos de la Corte Suprema de Justicia. Para el 2010, ya hay cinco juicios con fecha de inicio. Uno de ellos es el segundo debate oral y público que se realizará en Tucumán a partir del 16 de febrero contra los represores Antonio Domingo Bussi y Luciano Benjamín Menéndez. Ambos serán juzgados, junto a otros cinco imputados por los crímenes de lesa humanidad cometidos en la ex Jefatura de Policía.

En 2009 hubo un 70% más de condenas a represores en juicios de delitos de lesa humanidad que durante 2008; mientras que para el próximo año ya hay cinco juicios con fecha de inicio fijada. Entre ellos, figura el segundo debate oral y público que comenzará el 16 de febrero de 2010 en Tucumán contra los militares retirados Antonio Domingo Bussi y Luciano Benjamín Menéndez (condenado este mes por tercera vez a prisión perpetua). El dato se desprende de un estudio realizado por la Unidad de Seguimiento para Delitos de Lesa Humanidad, dependiente de la Corte Suprema, y que fue difundido por el Centro de Información Judicial (CIJ).

Según el informe, el año pasado se realizaron 6 juicios en causas por los crímenes de la última dictadura, y se dictó un total de 20 condenas, que fueron desde los 18 años a prisión perpetua. Este año se realizaron hasta ahora 11 juicios y se condenaron a 34 imputados a penas que van entre los 7 años y la reclusión perpetua.

El documento señala que sobre un total de 88 causas elevadas a los tribunales orales federales del país, 6 se encuentran en pleno trámite en la etapa del debate, 5 tienen fecha fijada para su realización para los primeros meses de 2010, y 77 avanzan en diferentes instancias hacia el juicio oral y público.

En el caso de Tucumán, Bussi y Menéndez, serán juzgados, junto a otros cinco imputados, por los delitos de lesa humanidad cometidos contra las víctimas que estuvieron en cautiverio en la ex Jefatura de Policía, uno de los centros clandestinos de detención más sangrientos que funcionó en la provincia durante los años ‘70.

En los próximos meses, la Corte Suprema deberá tratar varios planteos presentados por represores quienes están pidiendo su excarcelación por haber transcurrido el plazo legal para estar detenidos sin una condena firme. Además, este mes comenzó el juicio por la causa que investiga los secuestros y asesinatos cometidos en la ESMA, como los de Rodolfo Walsh, las monjas francesas Domon y Duquet y tres fundadoras de Madres de Plaza de Mayo. Están acusados casi una veintena de represores, encabezados por Alfredo Astiz y Jorge "El Tigre" Acosta, quienes actuaron en este centro clandestino, uno de los más grandes de los que se implementó durante la última dictadura.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Bahía Blanca: Repudian la represión policial a pescadores de Ingeniero White

ACTA

La CTA junto a la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos y otras organizaciones populares de Bahía Blanca se pronunciaron públicamente repudiando enérgicamente la represión policial a pescadores artesanales en Ingeniero White.

Bajo el lema "Basta de represión. Trabajo, justicia y libertad para los pescadores", el documento en cuestión emitido a propósito del la concentración y acto frente a la Municipalidad para rechazar el accionar policial, afirma textualmente:

"La CTA Bahía Blanca–Dorrego, la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de Bahía Blanca y las organizaciones y personas abajo firmantes manifestamos el más enérgico repudio a la represión ejercida por la Prefectura Naval y la Policía provincial contra los pescadores de Ingeniero White, al tiempo que demandamos la inmediata libertad de todos los detenidos.

No son delincuentes los pescadores, son trabajadores en lucha, muchos de ellos hijos y nietos de antiguos pobladores, dos y tres generaciones yendo al mar a ganarse la vida dignamente con las artes de la pesca.

No son criminales los pescadores, son parte de un pueblo, que ha sufrido y ha sido víctima de políticos y negocios que nunca tuvieron al ser humano y a la preservación del medio ambiente como preocupación central. Un pueblo al que le envenenaron la tierra, el aire y el agua pero no le doblegaron el alma.

Un pueblo al que vaciaron del trabajo en los ferrocarriles, en la Junta Nacional de Granos y desde hace tiempo también en la pesca. Fue la contaminación de la ría producto del vertido de metales pesados, deshechos industriales y líquidos cloacales lo que trajo hambre y desocupación a las familias de los pescadores y los responsables de ello son por todos conocidos. Han tenido mucha paciencia los pescadores, son años de escuchar a funcionarios políticos y grandes empresarios negando lo evidente y prometiendo lo que nunca cumplen. Hace rato que se acabó la paciencia y salieron a la lucha. Con las armas de la razón, con las manos del trabajo, con los pies en la tierra firme del derecho y con la dignidad de trabajadores del mar en la entrañas.

Ahora, cuando los pescadores alzaron su voz, desde el poder político y económico se acordaron que existen. No para escucharlos, no para atender sus demandas, sí para condenar sus acciones de protesta.

Ahora sí escuchamos al intendente pedir que “actúe la justicia”, ahora sí políticos y cámaras empresariales salen a pedir una acción “inequívoca y eficiente”, un coro al que aporta cotidianamente el diario local gastando calificativos: “pescadores violentos, patoteros y extorsionadores ”.

Así no sorprende lo que ocurrió el 24, no sorprende que el comisario Bianchettin asuma que fue él quien dio la orden de reprimir. Se siente avalado por lo que dicen desde el poder, se siente avalado por el gobernador Scioli que descubrió que hay que reformar el Código Contravencional porque con el actual no alcanza para contener la protesta social. Así la fuerza desatada de la furia represiva no duda en balear, gasear, pegar a todo el que encuentra a su paso. No duda en irrumpir en la iglesia a los tiros, golpear a adultos y menores dentro del templo y llevarlos presos.

No podemos aceptar los atropellos, las injusticias y la prepotencia. No podemos aceptar que se diga que los pescadores son delincuentes y que la justicia caiga sobre ellos, luego de sufrir en sus cuerpos la represión. Decimos claramente no a la criminalización de la protesta, justicia y trabajo para los pescadores, basta de represión, libertad a los presos por luchar".

Firman la declaración Enrique Gandolfo, secretario general de la CTA Bahía Blanca-Dorrego; Eduardo Hidalgo, de la APDH Bahía Blanca; Alejandro Méndez, delegado general de la Asociación Argentina de Actores (AAA-CTA) y la Asociación de Docentes de la Universidad Nacional del Sur (ADUNS-CTA); organización enrolada en la Federación Nacional de Docentes, Investigadores y Creadores Universitarios (CONADU Histórica-CTA).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Lucha popular en Andalgalá. Pasaron la Navidad al costado de un camino, en plena lucha contra la minera Agua Rica

PRIMERA FUENTE
.

Lejos de las comodidades, un grupo de vecinos de Andalgalá pasó la Navidad al costado de un camino que conduce a la futura explotación minera de Agua Rica, en la localidad de El Potrero. Se trata de un bloqueo, que ya lleva diez días, contra vehículos ligados al repudiado emprendimiento minero, considerado como el golpe contra el medio ambiente más fuerte que pueda recibir la región, incluso con niveles de impacto cuatro veces superior a la explotación de Minera Alumbrera. Dado los inconvenientes climáticos, los asambleístas instalaron al costado del camino estructuras de hierro a modo de refugio para las familias que se sumaron a la protesta popular. "Cada vez más gente toma conciencia de nuestra lucha, eso nos da fuerza para no claudicar en defensa de nuestra tierra”, afirmó Aldo Flores.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Chile: Podrían triplicarse los transplantes con la nueva ley de donación

.
Una nueva ley de donación de órganos humanos, aprobada por el legislativo la semana pasada, podría triplicar el número de trasplantes en Chile, consideró el ministro de Salud, Álvaro Erazo.

La nueva legislación consagra el principio del donante universal, al establecer que todos los chilenos mayores de 18 años serán considerados donantes, a menos que en vida haya manifestado su intención o voluntad de no serlo.

La nueva Ley surgió luego de una intensa campaña iniciada a mediados de este año cuando el niño Felipe Cruzat, de 11 años, murió por falta de un corazón, luego que la familia de una mujer hospitalizada con muerte cerebral se negó a donarlo por creencias religiosas.

En 2008, los donantes en Chile sumaron sólo 116, uno por cada un millón de habitantes, 18 menos que el año anterior. Sin embargo, de acuerdo con una encuesta, el porcentaje de negativa familiar disminuyó 8 puntos para quedar en 33 por ciento de aprobación.

La Corporación del Trasplante, una extensa red privada a favor de la donación de órganos, indicó que más del 80 por ciento de los sondeados están de acuerdo con la donación de órganos.

Sin embargo, el director médico de la organización, José Luis Rojas, consideró que "la gente teme que las listas de espera no sean equitativas, que se privilegie a gente por situaciones socioeconómica o que los doctores te dejen morir para que seas donante".

Para el ministro de Salud, Álvaro Erazo, la nueva ley es "una muy buena noticia para el país", especialmente para las 1.750 personas que integran la lista de espera para recibir un trasplante.

Con la nueva normativa se espera pasar de 8 a 20 el promedio de donantes por cada millón de habitantes de aquí al 2012, lo que representa una mejora sustantiva y necesaria que busca garantizar el derecho de las personas a ser receptoras de órganos cuando lo requieran, según funcionarios del sector Salud.

La donación de órganos sólo podrá realizarse a título gratuito, por lo que quedará prohibido cualquier contrato oneroso que contenga la promesa o entrega de un órgano para efectuar un trasplante.

Los gastos en que se incurra a raíz de la extracción del órgano que se dona forman parte de los gastos propios del trasplante y se cargarán al sistema de Salud del receptor: el Fondo estatal de Salud o instituciones privadas.

Según la Ley, que estará en vigencia en breve, no podrán facilitarse ni divulgarse informaciones que permitan identificar al donante ni al receptor.

Esta prohibición no afectará a los directamente interesados en una donación entre personas vivas.

Erazo explicó que mediante esta legislación será posible fortalecer los procedimientos y contar con un sistema que permita responder de mejor manera a las necesidades de los pacientes.

El ministro de Salud dijo que a partir del próximo año habrá una coordinación nacional de trasplantes para todo el país.

"Lo que hace la ley es facilitar la obtención de ese órgano y establece menos restricciones para que las personas puedan donar efectivamente sus órganos", añadió.

La Ley también incluye la opción de renunciar en forma expresa a la condición de donante.

Esa decisión podrá manifestarse en cualquier momento, después de cumplir los 18 años de edad y ante el Registro Civil, o al obtener o renovar la cédula de identidad o la licencia de conducir.

Además, la renuncia a ser donante podrá expresarse sin sujeción a formalidad alguna ante el director del establecimiento asistencial o ante quien delegue dicha función o ante alguno de los facultativos que lo estén atendiendo.

En caso del fallecimiento de menores de 18 años, sólo sus padres o su representante legal podrán autorizar, de manera expresa, la donación de sus órganos.

La nueva Ley crea la Coordinadora Nacional de Donación y Trasplantes, cuyo fin es crear una política nacional de promoción de donaciones y mejorar las condiciones para llevarla a la práctica en las redes hospitalarias del país.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Paraguay: Promulgó el presidente Fernando Lugo la gratuidad en el servicio de salud pública

XINHUA

El presidente paraguayo Fernando Lugo dispuso a partir del sábado el acceso gratuito a los servicios de salud pública en ese país, informó el ministerio de Salud de Paraguay.

La medida fue promulgada a través de la resolución 1074 del Ministerio de Salud, con la exoneración de aranceles para todos los servicios que ofrecen los centros asistenciales del Estado, incluido la utilización de ambulancias y el suministro de medicamentos para la población que así lo requiera.

Como parte del "Proceso de Implementación Progresiva de la Gratuidad Universal" se estableció que "nadie le puede cobrar nada en los servicios de salud" a ninguna persona que lo necesite, explicó la ministra paraguaya de Salud, Esperanza Martínez.

"No hay absolutamente ningún arancel", expresó Martínez al aclarar que en algunos casos se le pedirá al paciente que compre algún medicamento que falta, prótesis o algún elemento que deberán traer del exterior del centro de salud ante la falta de recursos.

Para que la población tenga conocimiento de la nueva disposición, la ministra ordenó que en todos los espacios destinados a la atención pública de la salud se coloquen carteles indicadores en los que se informe sobre la gratuidad en los servicios que se prestan.

Esperanza Martínez instó a la sociedad a denunciar los eventuales casos en que a los pacientes se les pretenda cobrar por algún servicio, ante lo cual deberán comunicarse con una línea telefónica gratuita o a través de internet.

La resolución gubernamental establece que los directores de los establecimientos de salud serán los responsables del estricto cumplimiento de esta medida y, en caso de incumplimiento, se aplicarán las sanciones previstas en la Ley de la Función Pública.

La gratuidad de este servicio permitirá a la población paraguaya un ahorro superior a 60 millones de dólares durante 2010.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Perú: Daña una constructora peruana geoglifos de la cultura Nazca

.
La constructora peruana Consorcio Palpa, que por encargo de la municipalidad rehabilita las pistas y veredas de la ciudad de Palpa en Ica, en el suroeste de Perú, causó daños irreparables en un geoglifo (figuras formadas en laderas o planicies) de la cultura Nazca.

La empresa peruana arrojó desmonte en el lugar donde se ubican dichos vestigios históricos, los cuales datan de los años 300 y 400 después de Cristo, según un informe difundido por el diario local "El Comercio".

Los trabajos de construcción dañaron de modo irreversible 40 por ciento de una figura geométrica que pertenece a la cultura Nazca.

Se trata de un geoglifo de 500 metros en forma de trapecio que se ubica sobre la meseta de Sacramento, en el distrito de Llipata, que muestra profundos surcos ocasionados por el paso constante de camiones de hasta 30 toneladas de capacidad de carga.

El director del Proyecto de Investigación Arqueológica Palpa-Nazca, el arqueólogo Johny Isla, exigió a la municipalidad y al Instituto Nacional de Cultura que prohíba el paso de los vehículos pesados al sector y que sancionen a la empresa constructora responsable de los daños.

El especialista denunció también la alteración de un conjunto de pequeñas líneas que se entrecruzaban con el principal geoglifo.

La figura, que data de entre los años 300 y 400 después de Cristo, formaba parte de los diseños elaborados por los antiguos hombres de Nazca sobre las planicies de Palpa.

Debido a la magnitud del daño, Isla descartó restaurar el geoglifo.

El tránsito pesado de camiones removió y erosionó toda la capa superficial, e hizo surcos de hasta 40 centímetros de profundidad, lo cual borró las evidencias del trapecio.

Tras la declaratoria de los geoglifos de Nazca como Patrimonio Cultural de la Humanidad hace 15 años por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (Unesco), que evalúa darle a los dibujos de Palpa la misma calificación.

En Palpa están registrados unos 1.500 dibujos, trapecios, campos barridos y líneas, varios de los cuales también fueron diseñados por los hombres paracas (antiguos guerreros peruanos).

Los nazcas elaboraron grandes trapecios, como el que sufrió daños en la meseta de Sacramento, en las partes altas y llanas.

Además se dibujaron líneas que se entrecruzaban y se orientaban en dirección al este, por donde discurrían las aguas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Cuba mejora la capacidad de conservación de alimentos

XINHUA

Cuba amplió su capacidad de almacenaje para la conservación de alimentos con la adquisición de una moderna tecnología china, anunció el ministro de Comercio Interior, Jacinto Angulo. Angulo, en declaraciones al diario Juventud Rebelde, dijo que la ampliación de esas capacidades en los frigoríficos de la isla, "permitirá al país enfrentar con más eficacia situaciones extremas".

El ministro explicó que "ese paso de avance es posible gracias a una nueva tecnología totalmente automatizada procedente de China" que lleva la capacidad de almacenaje a unas 278 mil toneladas.

En ese sentido, director de la Empresa Nacional de Frigoríficos del Comercio Interior, Hugo Acosta, informó que las inversiones revertirán el deterioro que sufrieron esas instalaciones en la década de los 90 y estimó que para 2011, el 80 por ciento de esos centros estarán funcionando dentro de los estándares internacionales de eficiencia.

Como parte de esa modernización se realizan la sustitución de compresores, el mejoramiento de la hermetización de las cámaras de frío y la entrega de medios de carga para agilizar los flujos de almacenamiento, precisó Acosta. Según el funcionario, esas mejoras permitirán mejor preservación de las reservas de alimentos ante el impacto de huracanes y otros eventos propiciados por el cambio climático.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El Salvador: Nuevo hecho de violencia contra ambientalistas en Cabañas

Iván Escobar (COLATINO)

A menos de una semana del crimen del ambientalista Ramiro Rivera, en Cabañas; se reportó otro crimen, esta vez fue una mujer también miembro del Comité Ambiental de dicha localidad.

Alrededor de las 3:30 del sábado, fue asesinada la señora Dora Santos Sorto Rodríguez, esposa del también miembro del Comité Ambiental de Cabañas, Santos Rodríguez, quien meses atrás sufrió lesiones en una de sus manos en una tentando contra su vida.

La mujer, informaron fuentes cercanas, al momento de ser asesinada por desconocidos era acompañada por su pequeño hijo de dos años, quien se encuentra hospitalizado ante las lesiones que sufriera.

El esposo de la víctima, se dijo, es uno de los principales testigos del crimen de Ramiro Rivera, ambientalista asesinado el domingo pasado junto a otra persona.

El crimen del sábado, se registró en cantón Trinidad, municipio de Sensuntepeque, en el departamento de Cabañas, lugar donde fue asesinado Rivera, el fin de semana pasado.

Con este crimen se contabilizan tres en este año que forman parte del movimiento ambiental y que últimamente han mostrado una férrea resistencia contra los proyectos mineros en la zona, que trata de impulsar la transnacional Pacific Rim.

Cabe destacar que este nuevo hecho de violencia se suma al crimen contra Marcelo Rivera, en junio pasado y que ha causado conmoción a escala nacional e internacional.

El movimiento ambiental en Cabañas ha mantenido una lucha pacífica constante desde que la transnacional ha intentado desarrollar los proyectos mineros en la zona, por ahora estos han sido frenados con la llegada del nuevo gobierno. No obstante, la empresa ha impuesto una demanda internacional, que podría obligar al gobierno a cancelar una millonaria multa.

Las comunidades de la zona se resisten a la explotación minera porque además de afectar el ecosistema afectaría la cotidianidad de las zonas, poniendo en peligro la vida de cientos de personas, ya que el tipo de minería planificado por dicha transnacional es a cielo abierto, con gran impacto en el medio ambiente, asimismo se utiliza el mercurio para purificar el oro extraído lo que en otros países ya ha causado desastres ambientales.

La semana pasada la bancada del FMLN, ha solicitado a las autoridades profundizar en las investigaciones. Tomando en cuenta que los últimos crímenes no se pueden vincular a la delincuencia común, ya que en una u otra manera han estado relacionados con otros hechos, han expresado legisladores de este instituto político.

Las autoridades se han comprometido a investigar a fondo. Ya que el asesinato de Rivera, el domingo pasado, se dio pese a la seguridad que éste tenía departe de la policía. Cabe recordar que además del crimen de Marcelo en junio, se dio una ola de amenazas contra personal y periodistas de la radio Victoria, medio de comunicación alternativo de la zona que apoya a los ambientalistas.

Comunicadores Contra el Cambio Climático (C4), un nuevo movimiento de profesionales del periodismo en temáticas ambientales, han reaccionado con preocupación ante este nuevo hecho y exigió a las autoridades profundizar en las diligencias para evitar asesinatos ambientales.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...