martes, 19 de enero de 2010

Katari vive en Bolivia

ELN

Al cumplirse el pasado 6 de diciembre una jornada histórica, se ratifica el proceso de la Revolución Democrático-Cultural en Bolivia.

Con la reelección del Presidente Evo Morales, y su gobierno Plurinacional asistimos a una contundente victoria popular que se expresa en el triunfo con el 63 por ciento en las elecciones, dejando sin piso la oposición, en la nación andina.

Los antecedentes de Lucha y Resistencia del Pueblo Boliviano datan de 1750, cuando nació Julián Apaza, el Gran Julián, quien luego se convertiría en un héroe muy importante para los pueblos Aymara y Quichwa.

Julián creció viendo como sus hermanos indígenas, eran maltratados y asesinados por los españoles. En 1780, Julián oye hablar del Jach'a Katari, quien inicio la lucha con los Ayllus guerreros Q'aqachacas de macha frente a los abusos de los españoles; mas adelante Julián tomó contacto con Tomás Katari, ambos compartieron ideas y en su honor adoptó el nombre de Katari que quiere decir valentía y peligrosidad de la serpiente y Tupac que es águila y ese nombre lo uso como símbolo de fraternidad con Tupac Amaru, el héroe Quechua.

La lucha contra el colonialismo, le produce varias derrotas a los invasores, quienes ante la inminente derrota y cercados por más de 10 mil guerreros, terminaron por comprar a los mestizos para acabar con la guerra de independencia Aymara.

La Tarea de los Ponchos Rojos A mediados de los años 80´s los Ayllos Rojos (grupo denominado. Ofensiva Roja de Ayllus Tupakataristas), utilizaron el poncho rojo como resistencia a la explotación del estado Boliviano.

En la década de los 90´s el Ejército Guerrillero Tupac Katari - EGTK, encabezado por Felipe Quispe H. (quien se ganara genuinamente el título de El Mallku), se enfrentó al Estado con este uniforme excepcional y sagrado.

En el año 2000 el mismo Mallku, esta vez como dirigente de la CSUTCB, muestra y demuestra que el Kollasuyu existe y está vigoroso. Y saca a la palestra boliviana y mundial el Poncho Rojo. Este mismo hecho sirvió como predecesor lo que fue a llamarse "la guerra de gas" del año 2003, el cual empezó en la provincia Omasuyus-Kollasuyu.

La Resistencia a las dictaduras de anteriores décadas desembocó en grandes levantamientos como el de la privatización del Agua (Guerra del agua) en el año 2000 y en el 2003 la Guerra del Gas que representa la lucha contra la exportación del Gas natural Boliviano a EEUU y México.

La rebelión popular en octubre del 2003, puso fin a los pactos Políticos entre los partidos de derecha y derroca a Goni (Gonzalo Sánchez de Losada) sepultando casi dos décadas de entreguismo, sumisión y explotación.

Estos hechos constituyen los antecedentes históricos del actual proceso de cambio en Bolivia en su lucha contra el colonialismo y la Burguesía, que hoy se concreta en las grandes tareas planteadas por el pueblo boliviano y el Movimiento al Socialismo como la Asamblea constituyente, la nueva Constitución, la nacionalización de los recursos naturales, las Autonomías, el fin del analfabetismo y la distribución de la tierra.

La fuerza del cambio radica principalmente en los movimientos sociales, las organizaciones políticas y la amplia participación popular en el proceso de la inmensa mayoría de bolivianos y bolivianas.

La masiva participación, en las elecciones generales recientes, que refrendó la continuidad del proceso boliviano por cinco años más, rompe el bloque de la derecha asentado, sobre todo, en el oriente del país, reafirmando la vocación democrática del pueblo Boliviano y su disposición en la profundización de las grandes transformaciones que la tierra del guerrero Tupac Katari requiere.

El proceso boliviano de cambio, expresa un verdadero ejercicio de la Democracia al servicio de las mayorías con Dignidad y Soberanía.

Mientras el candidato opositor, (hijo de un dictador) intentaba fallidamente comprar votos que pagaba en dólares, las calles y plazas de Bolivia fueron convertidas en escenarios para una fiesta democrática sin precedentes.

Desde aquella lucha de Tupac Katari, hasta la Revolución Democrático-cultural de Evo Morales, el pueblo Boliviano y Latinoamericano presencia un proceso que se planta contra el Imperialismo y se dota de los mejores planes populares y sociales en la Lucha por el Socialismo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.