jueves, 25 de febrero de 2010

México: Y se logró la foto

Teodoro Rentería Arróyave (especial para ARGENPRESS.info)

La política en cualquier parte del mundo está cargada de simbolismo, por eso en México se han pergeñado frases que se pretende sean axiomas y a veces llegan a tomarse como dogmas en cada uno de los partidos en sus ansias de alcanzar el poder, que ese es su propósito primordial.

El respetado politólogo del priísmo, Jesús Reyes Heroles, dejó varias frases de esta naturaleza, producto de su genio y de su experiencia, como son entre otras: “En política, la forma es fondo”, “Lo que resiste, apoya”, “Puerta abierta para que se vayan los oportunistas, mal que sufre cualquier partido” o “En el ejercicio de la política hay que aprender a lavarse las manos con agua sucia”.

Todo esto lo traemos a cuento, porque la ansiada foto del reconocimiento de legitimidad al mandato presidencial de Felipe Calderón Hinojosa, que durante tres largos años le escatimó la izquierda por decisión y orden de Andrés Manuel López Obrador, al fin se logró.

Obvio, no estamos en referencia alguna a una imagen donde aparezcan sonrientes, amables y dándose cuando menos el “abrazo de Acatempan” Felipe y Andrés Manuel.

Como lo han podido apreciar y comprobar los mexicanos y todos aquellos estudiosos de las entrañas de la política a la mexicana, la foto se dio en forma simbólica cuando agarraditos de la mano sellaron las alianzas antinaturas los presidentes nacionales de los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática, José César Nava Vázquez y Jesús Ortega Martínez, respectivamente.

Para evitar, seguramente mayores especulaciones, el derechista Nava Vázquez se colocó a la derecha y el “izquierdista” al lado que se supone le corresponde o le correspondería si todavía existiera la lucha y la congruencia ideológica.

En efecto, algunos medios calificaron la foto de los dirigentes del PAN y del PRD de “histórica”, pero también de absurda ya que lleva implícita la “gira de las alianzas” el desconcierto porque el enfrentamiento no cesa entre ambos bandos, diferentes altos personajes de ambos institutos continúan golpeándose con todo.

Y no sólo eso, golpeándose entre ellos mismos, el fuego amigo está a la orden del día, tanto al interior de los partidos de los extremos como entre miembros de gobiernos y militantes.

De ahí la necesidad de querer convencer con frases hechas. César Nava asegura que los frentes opositores son pacíficos y tienen el objetivo de lograr una transición sin odio y sin violencia
Ortega, por su parte, aseguró que “la coalición dará fin a un gobierno autoritario que se ha caracterizado por violentar y cancelar los derechos humanos”.

La frase de campaña: “Unidos por la Paz y el Progreso”. La pregunta: ¿por qué no pensaron en ello cuando mantuvieron en vilo al país y estuvieron a punto de colapsarlo? El absurdo: y se logró la foto.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.