lunes, 22 de marzo de 2010

Alemania: El jefe de los obispos admitió que la iglesia alemana oculto abusos

ANSA

El presidente la Conferencia Episcopal alemana, el arzobispo de Friburgo Robert Zollitsch, admitió por primera vez que la Iglesia de su país ocultó "por años" los abusos sexuales perpetrados contra niños y adolescentes, y expresó "vergüenza" y "espanto".

"Sí, esto sucedió durante años, sin embargo, seguimos un curso opuesto", dijo Zollitsch en una entrevista difundida por el semanario Focus.

El jefe de los obispos alemanes sostuvo que Iglesia no fue la única en comportarse de este modo, ya que los abusos sexuales contra menores de edad "fueron mantenidos en secreto por la sociedad entera durante décadas".

"El hecho de que abusos tan numerosos hayan tenido lugar también en nuestras instituciones me hace avergonzar y me provoca un espanto enorme. Cada caso individual oscurece el rostro de toda la Iglesia", dijo en otra entrevista difundida hoy por el semanario Stern.

Zollitsch consideró que "el problema no fue asumido en todo su significado social", ya que es más vasto, lo cual no libera a la Iglesia de sus responsabilidades.

"La mayor parte de los casos proviene de afuera de los ambientes eclesiásticos", sostuvo el jefe de los obispos alemanes.

Los obispos alemanes manifestaron en una asamblea reciente la necesidad de reconocer la verdad de los hechos y ayudar a las víctimas, como así también reforzar la prevención y colaborar con las autoridades judiciales.

El jefe de prensa del Vaticano, sacerdote Federico Lombardi, expresó que la posición de la Iglesia alemana ante los casos de abuso sexual "puede ser considerada un modelo últil e inspirador para otras conferencias episcopales que deban afrontar problemas análogos".

El papa Benedicto XVI, sin referencia directa a los casos de abusos, llamó a ser "intransigentes con el pecado", pero "indulgentes con las personas", tras la carta emitida el sábado en la cual expresó "vergüenza y remordimiento" por los casos perpetrados en la Iglesia de Irlanda.

El Pontífice exhortó durante el Angelus, tomando como base la frase de Cristo en la Biblia "quien esté libre de pecado que arroje la primera piedra", a asumir la enseñanza "del Señor Jesús y no juzgar ni condenar al prójimo".

El secretario de Estado del Vaticano, cardenal Tarcisio Bertone, auspició que la carta del Papa dirigida a la Iglesia de Irlanda sea comprendida "por todos los destinatarios".

Un grupo que representa a las víctimas de abusos en Irlanda en instituciones vinculadas a la Iglesia, Irish Survivors of Child Abuse, agradeció al Papa esa carta y dijo que contiene "disculpas sin precedentes".

El semanario alemán Der Spiegel reportó la existencia de documentos y dio detalles sobre el caso de un sacerdote paidófilo que el papa Ratzinger, cuando era arzobispo, había aceptado curar en su diócesis de Munich en 1980, y luego fue puesto en actividades pastorales con menores de edad.

El mismo semanario reportó, en base a una investigación que realizó en las fiscalías, que la justicia alemana investiga al menos a 14 religiosos sospechados de abusos sexuales.

En tanto, Martin Werlen, miembro de la conferencia episcopal suiza y prior de la abadía benedictina de Einsiedeln, en diálogo con el diario SonntagsBlick propuso la creación de un registro de miembros del clero sospechados de paidofilia, para que pueda ser consultado por los obispos.

En el monasterio de Einsiedeln, en Suiza, cinco religiosos quedaron implicados en abusos sexuales desde 1970, mientras la Iglesia de ese país reportó que examina al menos nueve casos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.