lunes, 22 de marzo de 2010

Bolivia: Podrá exportar mercancías a Uruguay sin pagar tributos

.
El gobierno de Uruguay ofreció a Bolivia utilizar puertos de Montevideo para exportar mercancías por el Atlántico sin pagar tributos como parte de un acuerdo bilateral, informó el embajador uruguayo Diego Zorrilla.

El diplomático dijo en entrevista a la radiodifusora Erbol que Bolivia utilizará un espacio de terreno, principalmente en Nueva Palmira, por su conexión con la hidrovía Parguay-Paraná, para almacenar la carga en tránsito bajo un régimen de "freeport" (puerto libre), como ocurre actualmente con Paraguay.

"Paraguay utiliza 1.000 metros cuadrados para depositar contenedores y vehículos, Bolivia haría lo mismo en régimen de 'freeport', esa mercadería no paga derecho de piso por el tránsito de salida ni de entrada", explicó el jefe de la misión diplomática uruguaya en La Paz.

Zorrilla explicó que el sistema de Freeport o puerto libre significa que la mercancía boliviana que llegue o salga por el Atlántico no tendrá ningún tipo de control aduanero, es decir, serán zonas francas, tanto en Nueva Palmira como en Montevideo.

Uruguay tiene en carpeta el megaproyecto Aguas Profundas de la Paloma, el cual fue expuesto por el presidente uruguayo José Mujica en la visita que realizó hace unos días a Bolivia, cuya iniciativa pretende consolidar un puerto para barcos trasatlánticos, lo cual ayudaría a abaratar los costos de flete de la carga para las naciones de la región.

Este proyecto, que requiere de una fuerte inversión de los países interesados y del sector privado, le daría un impulso a la hidrovía Paraguay-Paraná, ya que se pretende construir un ferrocarril entre Aguas Profundas de la Paloma y Nueva Palmira que trasladará la carga hasta las barcazas y ahí por el sistema fluvial a su destino.

El embajador Zorrilla dijo que su gobierno propuso también, para aumentar el tránsito de carga por la hidrovía, un encuentro interempresarial con el fin de unir a empresarios bolivianos y uruguayos para consolidar una firma binacional de transporte fluvial.

"Se debe tener la posibilidad de complementariedad en el tema de las barcazas, Bolivia compró 20 barzas coreanas y está comprando un remolcador", agregó.

El objetivo de organizar un encuentro interempresarial es la formación de una empresa privada de barcazas, la cual no competiría con la flota oficial de Bolivia.

Se tiene que estimular la iniciativa privada para darle tráfico a la hidrovía, explicó.

El planteamiento es trabajar entre ambos países en la elaboración de un reglamento provisorio para pilotos bolivianos y uruguayos que puedan utilizar la hidrovía en todos sus tramos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.