lunes, 22 de marzo de 2010

China: Severa sequía supone un reto para la supervivencia

XINHUA

La inquietud de Niu Siwei, maestro de escuela en un remoto pueblo de la provincia suroccidental china de Yunnan, aumenta cada vez que escucha la tos de sus alumnos.

Después de ocho meses sin lluvia, el cocinero de la escuela del pueblo, en el distrito Nanhua de la prefectura de la etnia Yi de Chuxiong, se ve obligado a utilizar el agua de un estanque de peces cercano para preparar la comida de los niños.

Esteriliza el agua sucia con cloro, razón por la cual la comida preparada para los 192 alumnos, de edades comprendidas entre los 7 y los 12 años, siempre va acompañada de un fuerte olor a producto químico.

"Al principio, el cocinero creía que cuanto más cloro le echase al agua, más sana sería esta", dijo Niu, quien agregó que una vez el cocinero añadió 10 gramos del químico a cien kilos de agua, una proporción diez veces más elevada de lo normal.

La semana pasada, algunos chicos sufrieron de vómitos y diarreas, síntomas derivados de la ingesta de un poco de agua sacada directamente del estanque, sin haber sido previamente procesada, señaló el maestro.

La severa sequía, que según los habitantes locales la peor que se recuerda durante el último siglo, ha afectado ya a cerca de 20 millones de habitantes en las localidades del suroeste de China, incluidas las provincias de Yunnan, Guizhou, Sichuan, la municipalidad de Chongqing y la región autónoma de la etnia Zhuang de Guangxi.

La situación ha llamado la atención del público a nivel nacional, y como consecuencia el pueblo está comenzando a recibir donaciones de agua potable.

No obstante, el agua donada sólo aporta 600 milímetros diarios para cada estudiante, menos de la mitad de lo requerido per cápita.

Tres veces por semana, Niu lleva a sus alumnos a recoger agua de una alberca a un kilómetro de la escuela. "Un viaje de ida y vuelta supone unos quince minutos. Incluso las chicas transportan su propio peso en agua", subrayó el profesor.

Sin embargo, el estanque tampoco tiene mucha agua.

Chuxiong, una de las zonas más pobres de China, no es una excepción en esta situación de crisis por sequía.

En la ciudad de Qujing, muchos de los habitantes locales tienen que esperar 48 horas antes de poder conseguir un cubo de agua de una de las pocas fuentes que todavía producen el ansiado recurso hídrico.

Liao Mingbo, de cinco años de edad, transporta 2,5 kilos de agua al día. "No es demasiado pesado. Llevo haciendo esto varios meses", dijo el niño.

Los lugareños del pueblo de Liao, del distrito de Huize, tienen que caminar unas dos horas y media para llegar al río y poder recoger agua.

"Durante generaciones el agua potable de la que disponemos depende de la lluvia en nuestro pueblo", explicó Wang Zhengyi, un paisano local. "Las albercas ya se secaron hace varios meses. Ahora ¿a quién le va a importar el cultivo de los cereales, si lo que más nos preocupa es conseguir agua para poder sobrevivir?", manifestó Wang.

La sequía ha afectado al menos tres millones de hectáreas de campos de cultivo en Yunnan, de acuerdo con datos ofrecidos por el Centro Nacional de Prevención de Inundaciones y Control de Sequías. Muchos campesinos se han quejado porque su trigo, soja y vegetales se han secado por la falta del agua.

Por otro lado, la capacidad de generación energética de Yunnan se redujo en un 30 por ciento a causa de la sequía, ya que depende principalmente de la energía hidráulica y las aguas del río de Lancang, el tercero más largo de Asia, que se han visto también reducidas a la mitad en comparación con el año pasado.

Si la situación no mejora, casi un cuarto de la población local sufrirá escasez de agua potable a partir el próximo mes de mayo, advirtió Zhou Yunlong, director del Buró de Recursos Hídricos de Yunnan.

Yunnan cuenta con una población de 45,5 millones de habitantes, de acuerdo con el último censo de 2008.

La falta del agua se ha convertido en un problema global. La Organización de las Naciones Unidas pronosticó que dos tercios de la población mundial vivirá con escasez de agua hacia 2025.

La situación en China es todavía más severa, teniendo en cuenta la meta del gobierno de un desarrollo económico y social sostenido. La cantidad de recursos de agua dulce per cápita de China es de sólo 2.200 metros cúbicos, cerca de una cuarta parte de la media mundial.

Según datos del Ministerio de Recursos Hídricos, de las 600 ciudades chinas más de 400 sufren escasez de agua crónica.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.