miércoles, 31 de marzo de 2010

Haití: Ayuda, pero con respeto a su soberanía y gobierno

Raymundo Gómez Navia (AIN, especial para ARGENPRESS.info)

Las esperanzas haitianas se fijan para este miércoles en la ONU, cuando un número de naciones expresen los montos financieros y los modos para ayudar a la reconstrucción de este país después del sismo, con el pleno respeto a su soberanía y a su gobierno.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, ha clamado por el aporte de los Estados miembros, organizaciones e instituciones internacionales para alcanzar una cifra que cubra los requerimientos inicialmente planteados por los especialistas y autoridades haitianos.

Las Naciones Unidas y los Estados Unidos, conjuntamente con el gobierno de Haití, celebrarán una conferencia de donantes de alto nivel "Para el nuevo futuro de Haití" el próximo 31 de marzo, en la sede de las Naciones Unidas, con el fin de conseguir los recursos financieros necesarios para la recuperación del país.

Un comunicado de la ONU señala que asistirán el secretario general, Ban Ki-moon, la secretaria de Estados de los EE.UU. Hillary Clinton, el Presidente de Haití, René Préval, y el enviado especial de la ONU para Haití, ex Presidente Bill Clinton.

La conferencia estará copresidida por Brasil, Canadá, la Unión Europea, Francia y España, que son los principales donantes de Haití y se espera que participen otros 100 países.

El documento indica que el terremoto que devastó a Puerto Príncipe y sus alrededores el pasado 12 de enero provocó la muerte de más de 220 mil personas y afectó directamente a 1,5 millones, de las cuales 1,3 millones viven en refugios temporarios en Puerto Príncipe, y más de 500 mil se han ido de la capital para encontrar refugio en otras regiones del país.

El valor total de los daños y pérdidas sufridas se calculan en aproximadamente siete mil millones de dólares, que es más del 120 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) haitiano del 2009, que ya era el país más pobre del hemisferio occidental antes del terremoto, afirma el comunicado.

Una evaluación de las necesidades después del sismo, preparada por el gobierno haitiano con el apoyo de la comunidad internacional, sitúa el valor total de las necesidades en 11,5 mil millones de dólares para los sectores sociales (agua y saneamiento, salud, educación y seguridad alimentaria), las infraestructuras (viviendas, transporte, telecomunicaciones, energía, infraestructura urbana y administrativa), los sectores productivos (agricultura, industria, comercio, finanzas, banca y turismo) y la gestión del medio ambiente y de los riesgos por desastres.

El objetivo del gobierno de Haití es conseguir $3,9 mil millones en la conferencia para el período inicial de 18 meses de recuperación y reconstrucción del país.

A juzgar por el comportamiento histórico de las naciones industrializadas hacia los menos desarrollados, los deseos de los primeros no siempre están en el justo medio de las necesidades y realidades de los segundos.

Ahora, los haitianos requieren y merecen un esfuerzo internacional de envergadura para su reconstrucción, pero con el pleno respeto a su soberanía y a su gobierno, y a largo plazo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.