lunes, 1 de marzo de 2010

México: Ciudad Juárez. Medio siglo de abandono y descuido

ANSA

La pesadilla de sangre y muerte que azota a Ciudad Juárez, de 1,5 millones de habitantes, en la frontera con Estados Unidos, no brotó de repente, sino empezó a germinar -dicen los expertos- desde hace cinco décadas.

Al responder a la pregunta "en qué momento se jodió Ciudad Juárez", parafraseando al escritor peruano Mario Vargas Losa, los estudiosos responden que el origen de la oleada de crímenes que azotan a esa urbe desértica, en el estado norteño de Chihuahua, se remonta a los años 60, con el auge de la manufactura y las maquilas (plantas de ensamblaje).

Juárez se inserta en un proceso mundial, es una de las "ciudades globales", lo que "genera grandes desequilibrios poblacionales y urbanos", provocando al mismo tiempo una "fractura social" que interactúa con otros factores, como el narcotráfico, declaró a ANSA el economista y sociólogo César Fuentes, del Colegio de la Frontera Norte.

El investigador, que reside en Juárez, interpretó que en la raíz de la crisis de violencia se halla el hecho de que se trata de un lugar estratégico, de millones de cruces de personas y bienes cada año desde y hacia Estados Unidos, lo que crea serias "contradicciones sociales".

"Se producen desequilibrios en términos de desigualdad regional, migración, alta tasa demográfica, que traen problemas urbanos -demanda de vivienda, infraestructura-, lo cual los gobiernos locales se ven incapaces de atender, lo que genera grandes rezagos sociales", afirmó.

Sergio Lastra, catedrático de la Universidad Autónoma de Chihuahua, estimó que la situación "es consecuencia de más de cinco décadas de descuido y falta de políticas sociales adecuadas".

Los expertos creen que el cambio en el rol de la mujer -que se incorporó a las maquilas- dio lugar a la desintegración del modelo familiar más tradicional, "sin que hubiera un proceso paralelo de apoyo en inversión social, infraestructura en general, guarderías, que hiciera viable esta dinámica económica".

Organizaciones no gubernamentales hablan de unos 600.000 jóvenes sin opciones de desarrollo en Juárez, 30% de los cuales no estudian ni trabajan, no tienen perspectivas de vida y son tentados por las organizaciones criminales.

Otro factor que provocó la actual eclosión de violencia, a juicio de los expertos, surgió cuando Estados Unidos cerró sus fronteras y la droga que no pudo pasar se quedó en Juárez.

Fuentes señaló que la recesión mundial impactó brutalmente en la ciudad, totalmente dependiente del ciclo económico de Estados Unidos, lo que se sumó a la exacerbación en la lucha por el control territorial de esta zona estratégica y la falta de políticas públicas para atender las demandas sociales.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.