lunes, 15 de marzo de 2010

Panorama económico de China

XINHUA

China dice a Obama que la fortaleza del yuan no ayudará a reducir el desequilibrio comercial: El banco central de China señaló que un yuan más fuerte no ofrece ayuda para resolver el problema del desequilibrio comercial entre China y Estados Unidos, y que China se opone a politizar la apreciación del yuan.

Su Ning, vicegobernador del Banco Popular de China, hizo los comentarios un día después de que el presidente de EEUU, Barack Obama, señalara durante la conferencia anual del Banco de Exportación e Importación de EEUU que un tipo de cambio del yuan más orientado al mercado hará una contribución esencial a los esfuerzos para lograr el reequilibrio global.
"No pensamos que un país deba depender de otros para resolver sus propios problemas", expresó Su, miembro del Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPCh), en el marco de la sesión anual que realiza el máximo órgano asesor político del país.
El Departamento de Comercio de EEUU indicó el 11 de marzo que el déficit comercial de EEUU con China se elevó a 18.300 millones de dólares en enero comparado con el déficit de 18.140 millones de dólares que tenía en diciembre. El incremento renovó el llamado de EEUU para fortalecer el yuan ya que afirma que el tipo de cambio da a los productos chinos injustas ventajas en los precios.
Su indicó que aunque el yuan ha ganado más del 20 por ciento desde que se desvinculó del dólar en junio del 2005, el superávit comercial de China se triplicó de 100.000 millones de dólares en el 2004 a cerca de 300.000 millones de dólares en el 2008.
Además, argumentó que un débil dólar no ayuda a reducir el déficit de EEUU. Como lo demuestra la depreciación del dólar del 3 por ciento anualmente en promedio entre el 2002 y el 2008, mientras su déficit aumentó de 500.000 millones de dólares USA a 900.000 millones de dólares en el período, comentó Su.
Por su parte, Tan Yaling, investigadora financiera de la Universidad de Peking, señaló que debido a que las naciones tienen diferentes papeles que desempeñar en el comercio internacional y cuentan con diferentes recursos, lo que ellos producen, consumen y quieren puede ser muy diferente.
"Es injusto que EEUU por un lado consuma artículos chinos baratos mientras por el otro responsabiliza a esos precios bajos de causar su pérdida de empleos nacionales", afirmó.
Los continuos llamados de la administración Obama para un yuan más fuerte en realidad buscan desviar la atención de sus problemas internos, opinan expertos.
Para enfrentar la elevada tasa de desempleo y las inciertas perspectivas de recuperación, Obama tiene que hacer algo respecto a la promoción del empleo para asegurar la victoria en la elección de medio período de noviembre de este año, mencionó Chen Zhiwu, profesor de finanzas de la Universidad de Yale.
Con el objetivo de controlar el creciente desempleo e impulsar el crecimiento, Obama ha anunciado una fuerza de tarea especial en una misión para duplicar las exportaciones estadounidenses en cinco años, ya que declaró que EEUU no puede "mantenerse al margen" mientras otros países están ocupados negociando acuerdos comerciales.
Cheng Enfu, diputado de la Asamblea Popular Nacional (APN), máxima legislatura de China, señaló que la consistente presión de EEUU se debe simplemente a la búsqueda de los intereses nacionales.
"La acelerada apreciación del yuan no es positiva para la recuperación económica global que aún es frágil e incierta", comentó.
Zhu Yuchen, también diputado de la APN, opinó que China desempeña un papel líder en la recuperación económica global, y que un drástico cambio de políticas no solamente desequilibrará la economía de China sino también la recuperación global, lo cual no es una conducta responsable.
Las declaraciones del presidente Obama surgieron también un mes antes del informe semestral que presentará el Departamento del Tesoro en el que podría clasificar a China como un manipulador de la moneda.
El primer ministro chino Wen Jiabao señaló en el informe de trabajo del gobierno presentado ante la APN el 5 de marzo, que China mantendrá el yuan "básicamente estable" en un nivel "apropiado y equilibrado".
Robusto superávit, pero reducidas ganancias
Aunque China ha acumulado un cuantioso superávit comercial a lo largo de décadas pasadas, eso no indica la misma proporción de ganancias, ya que más de la mitad de los exportadores de China tienen inversión extranjera, explicaron los legisladores.
Las cifras dadas a conocer por el Ministerio de Comercio muestran que el 55,2 por ciento del comercio exterior de China fue completado por negocios de inversión extranjera el año pasado. Además, el 56 por ciento de las exportaciones fueron realizadas por compañías extranjeras en China.
Cheng Enfu señaló que China solamente se embolsó reducidas ganancias del extremo de la cadena manufacturera, o del trabajo de procesamiento y ensamblado. Sin embargo, EEUU obtuvo buenas ganancias de las fases de diseño y distribución.
Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de California indica que de los 299 dólares del valor al menudeo de un viceo iPod de 30 gigabytes en EEUU, 163 dólares son capturados por compañías estadounidenses y sus trabajadores, y 132 dólares son para los fabricantes de componentes en otros países asiáticos, mientras el montaje final, hecho en China, costó solamente alrededor de 4 dólares USA por unidad.
"Aún cuando los trabajadores chinos contribuyen apenas con alrededor de uno por ciento del valor del iPod, la exportación de un iPod terminado a EEUU directamente contribuye con aproximadamente 150 dólares USA a nuestro déficit comercial bilateral con los chinos", declaró Hal R. Varian, profesor de la Universidad de California en Berkeley, en un artículo publicado en el periódico New York Times el 28 de junio del 2007.

Crecen un 33% los ingresos fiscales de China en dos primeros meses de 2010
China registró un crecimiento de 32,9 por ciento anual en los ingresos fiscales en los dos primeros meses de 2010 debido a factores como crecientes ingresos fiscales tras una recuperación económica continua, anunció hoy el Ministerio de Hacienda.
Los ingresos fiscales de enero y febrero combinados llegaron a más de 1,36 billones de yuanes (cerca de 200.050 millones de dólares), dijo el ministerio en un comunicado publicado en su sitio de internet.
Del total, los ingresos fiscales ascendieron a 702.700 millones de yuanes, 36 por ciento más con respecto al mismo periodo de 2009, mientras que los gobiernos locales obtuvieron 657.610 millones de yuanes, 29,7 por ciento más.
Los ingresos fiscales en enero fueron de 865.900 millones de yuanes, 41,2 por ciento más anualmente, y mayores a los 494.500 millones de yuanes de enero.
La gran diferencia en los ingresos fiscales entre los dos meses pasados fue resultado de que las vacaciones nacionales de siete días por la Fiesta de Primavera tuvieron lugar en febrero, por lo que el mes tuvo menos días laborales.
El ministerio atribuyó el rápido crecimiento de los ingresos fiscales a la continua recuperación en China, que impulsó los ingresos fiscales y una baja base de comparación en los dos primeros meses del año pasado, cuando los ingresos descendieron 11,4 por ciento debido a la crisis financiera.
El Buró Nacional de Estadísticas de China dio a conocer el jueves pasado cifras que mostraron que en enero y en febrero la producción industrial del país creció 20,7 por ciento y que las ventas al menudeo de productos de consumo crecieron 17,9 por ciento. La inversión en activos fijos urbanos aumentó 26,6 por ciento y las importaciones y exportaciones del comercio general se incrementaron en 52,1 por ciento.

Abrirá con anticipación el ferrocarril de alta velocidad entre Beijing y Shanghai
El ferrocarril de alta velocidad que une Beijing y Shanghai entrará en funcionamiento un año antes de lo planeado, informó hoy lunes el periódico China Daily.
El planificador jefe del Ministerio de Ferrocarriles, Zheng Jian, explicó que la construcción de esta línea férrea se completará y se pondrá en operación en 2011, y no en 2012 como estaba programado.
El viceministro de la cartera, Wang Zhiguo, precisó que para entonces, el viaje entre las dos ciudades más importantes de la parte continental de China se reducirá hasta sólo 4 horas, en comparación con las 10 que las separan en la actualidad.
Hasta el momento existen 3.676 kilómetros de vías ferroviarias de alta velocidad operativas en China, de ellas 2.876 kilómetros eran antiguas vías que han sido renovadas para adaptarlas a los trenes rápidos, mientras que otros 10.000 kilómetros de nuevas vías están bajo construcción.
En 2012, China contará con una red ferroviaria de 110.000 kilómetros, incluidos 13.000 de alta velocidad.
Para el año 2020, la red se habrá expandido hasta los 120.000 kilómetros, con 50.000 de alta velocidad.

Consumo dará mayor impulso a crecimiento económico de China este año
El consumo contribuirá aún más al crecimiento económico de China este año, estimó en Beijing el ministro adjunto de Comercio, Fang Aiqing.
"Tenemos confianza en que el consumo jugará un mayor papel en el impulso del crecimiento económico este año, pero la tasa exacta de la contribución al producto bruto interno (PBI) dependerá del desarrollo de la inversión y el comercio exterior", señaló Fang en una rueda de prensa celebrada en el marco de la sesión anual de la Asamblea Popular Nacional, máximo órgano legislativo del país.
China hará más esfuerzos por estimular el consumo este año, enfatizó el funcionario. Las medidas en este ámbito incluirán la continuación de los programas de subsidios a la compra de electrodomésticos y autos por parte de los campesinos, así como la mejora de la red de distribución en las zonas rurales del país, entre otras iniciativas.
El consumo sumó 4,6 puntos porcentuales al crecimiento del PIB el año pasado, del 8,7 por ciento, mientras que la inversión aportó 8 puntos porcentuales, y las exportaciones restaron 3,9 puntos porcentuales.

Queja contra HP muestra la creciente conciencia sobre derechos de los consumidores chinos
Los consumidores chinos son hoy en día más concientes de sus derechos, como lo demuestra una queja presentada de forma conjunta contra el gigante estadounidense de los computadores Hewlett-Packard (HP).
La Administración General de Supervisión de Calidad, Inspección y Cuarentena de China recibió hace poco una queja presentada por un abogado en representación de 60 consumidores, informó ayer domingo un portavoz de la institución, que con base en la denuncia abrió una investigación.
La compañía soporta por estos días la ira de centenares de compradores chinos a causa de supuestos defectos en el chip que procesa los gráficos y en las pantallas. Algunos de los casos datan del año 2007.
Aparte de los que se decidieron a presentar la queja, otros con problemas similares han acudido a la comunidad legal en Internet (148365.com) para asesorarse.
Según el sitio web, hasta hoy lunes, Día Mundial de los Derechos del Consumidor, más de 500 personas habían aportado evidencias y firmado un acuerdo para presentar una queja de forma conjunta. Además, alrededor de otras 3.300 han expresado su intención de sumarse a la protesta, señaló Wang Yufeng, abogado representante del grupo.
"Hemos progresado de forma notable, ya que tradicionalmente los consumidores chinos no se quejan. Ahora, con este mecanismo de queja en grupo, cada vez más consumidores son concientes de sus derechos", explicó el letrado.
Ruan Xiao, un estudiante de la Universidad de Zhejiang, en el este de China, ganó hace un mes una disputa con HP, y consiguió que la firma le devolviera el dinero que había pagado por un computador portátil de la marca.
"Mi laptop HP empezó a recalentarse con frecuencia y a presentar fallas en la pantalla desde el 30 de agosto del año pasado. Llevé el equipo a reparar tres veces en menos de seis meses, pero no dieron con la solución", sostuvo Ruan.
"Pero (en ese entonces) no sabía que hubiera tanta gente con el mismo problema, de lo contrario me hubiera unido a la estrategia de protección de derechos, pues en realidad no me gustó para nada la actitud de HP frente al problema", agregó el joven.
El acelerado crecimiento del mercado chino ha captado la atención de gran cantidad de multinacionales. "Pero, al parecer, ellas quieren aprovecharse de la falta de conciencia de los compradores en lo que respecta a la protección de sus intereses", anotó Zheng Yumin, director de la Administración de Industria y Comercio de Zhejiang.
No obstante, los consumidores chinos cada día prestan más atención a sus derechos, lo que obligará a las compañías extranjeras a garantizar una calidad y un servicio adecuados en el país.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.