miércoles, 21 de abril de 2010

Argentina, Entre Ríos: La Asamblea de Gualeguaychú prevé diversificar la protesta

UNO - INFOALTERNATIVA

Luego de la sentencia de la Corte Internacional de La Haya los ambientalistas se reúnen hoy a las 21 en el club Frigorífico para analizar el fallo. Dijeron que el corte no se levanta.

Los integrantes de la Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú pasaron de la alegría a la desazón en un minuto. Primero festejaron el dictamen de violación al Estatuto del Río Uruguay que reconoció la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ). Después se ofuscaron y cuestionaron que el Tribunal no se expidiera por el cese del funcionamiento de la pastera Botnia, ubicada en la margen oriental del río Uruguay. En este sentido, los asambleístas recibieron con estupor la parte de la sentencia que estableció que la pastera de UPM (ex Botnia) no contamina.

El principal argumento de los jueces fue la falta de pruebas presentadas por Argentina. Por tal motivo, se excusó de emitir un veredicto sobre la contaminación visual y sonora. No obstante, la Corte instó a las dos partes a velar por el “equilibrio ecológico” de la cuenca del río Uruguay trabajando en forma conjunta en la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU). Tras argumentar que el río presentaba niveles de contaminación que no fueron alterados por la instalación de la papelera, el tribunal consideró que “no habrá compensación económica para la Argentina”.

Mientras que los uruguayos comenzaron a frotarse las manos pensando en un pronto levantamiento del bloqueo de la ruta 136, los vecinos de Gualeguaychú anunciaron una catarata de acciones para demostrar su malestar con un fallo que calificaron como “malo”, ya que entienden que “ no soluciona el conflicto de fondo y termina respaldando la inversión económica privada más importante que se realizó en Uruguay en los últimos años.

Anoche, el abogado y asambleísta Osvaldo Fernández, anunció a UNO que hoy a las 21 se realizará una reunión en el club Frigorífico, donde se brindará un informe detallado de la sentencia de la CIJ. Fernández explicó que recién la semana próxima se analizarían los pasos a seguir, cuando se convoque a una gran asamblea, ya que mencionó: “Primero está la sexta marcha que se desarrollará el domingo al puente internacional, donde todos vamos a volver a pedir por la salida de Botnia”.

Si bien las declaraciones realizadas ayer por los asambleístas fueron todas a título personal, muchos ambientalistas planean proponer la diversificación de la protesta. Esto sería ir más allá del corte de tránsito que realizan desde hace tres años en el acceso al puente General San Martín, que comunica a Argentina con la ciudad uruguaya de Fray Bentos.

La idea es incluir a otras localidades, ya que se pretende realizar bloqueos a los transportes que llevan materiales para abastecer a la papelera finlandesa. Sin embargo, la medida tendrá que ser debatida en la Asamblea que se realizará recién la próxima semana. Luego del veredicto de la CIJ, los vecinos de la ciudad del sur entrerriano advirtieron que “la lucha comienza nuevamente”, y que el corte “no se va a levantar” aunque les “cueste la muerte”. De este modo, los asambleístas dejaron en claro que “la única herramienta de lucha fuerte que tienen es mantener el bloqueo de la ruta 136, porque de otra manera consideran que no serán escuchados”.

Otros vecinos de Gualeguaychú que integran la Asamblea propusieron que “una vez constatado con el monitoreo de que hay contaminación en las aguas, podrían recurrir ante tribunales de Derechos Humanos y tribunales europeos”.

El INTI reveló que “Botnia contamina menos que los desagües cloacales de las ciudades ribereñas”

El presidente del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) Enrique Martínez, que hasta ayer se había negado a revelar los resultados del monitoreo que el organismo realizó en el río Uruguay, afirmó que después de dos años de control, los desagües cloacales de las ciudades son más contaminantes que la papelera Botnia. Por tal motivo, Martínez aclaró que “no hay grandes sorpresas en este fallo”.

“Sin ser mi tema, tenía la convicción de que se iba a demostrar que Uruguay no había cumplido el tratado. En nuestro tema, se nos acusó de superficiales y de segmentar la información, pero ahora resulta evidente que no se pudo dar una prueba determinante de que Botnia no operaba fuera de los parámetros internacionales”, señaló Enrique Martínez por Continental.

“Después de más de dos años de tomas de muestras, el principal elemento contaminante del río son las acciones de los hombres en ciudades ribereñas. Los desagües cloacales de las ciudades lindantes son más contaminantes que Botnia”, graficó. Según Martínez, “si se volcara plomo, aluminio o productos clorados de difícil degradación, efectivamente podría haber una contaminación acumulativa. Hoy no tenemos evidencia alguna de que eso esté sucediendo, y la contaminación orgánica tampoco aparece”, y finalizó: “Siempre sostuvimos que las plantas celulósicas son de riesgo ambiental, y hay que controlar muy rigurosamente, con el mayor nivel técnico”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.