lunes, 19 de abril de 2010

Argentina, Tigre: "Me quieren sacar la casa"

INDYMEDIA

Un vecino en conflicto con la empresa de Jorge O'Reilly fue citado por la Fiscalía de Benavidez. Y el abogado de la desarrolladora fotografió a los integrantes del acampe en defensa del patrimonio natural y cultural. "Es el inicio de una causa judicial en contra nuestra", estiman desde la protesta.

La calle Brasil separa los partidos bonaerenses de Tigre y Escobar, y es también escenario de una puja desigual. Por un lado una importante desarrolladora de barrios privados, que se quiere adueñar de las tierras. Del otro, vecinos afectados y un campamento que ya lleva dos meses para defender tierras públicas que esconden un patrimonio cultural milenario.

Uno de los vecinos de la calle Brasil, Carlos Arrambide, fue citado por la Fiscalía de Benavídez el martes pasado. Fue en el marco de la causa iniciada en julio por el gerente del country San Marco, Nicolás Martín Camaño, por "daño de cártel y poste del country San Benito".

Según relató Arrambide a Indymedia, el hecho se registró "un día que me encajé con el Renault 6 porque había una zanja y agarré un palo y un poste. Ellos llamaron a un patrullero y me terminó ayudando a sacar el auto". El incidente sucedió en tiempos en los que este vecino accedía a su domicilio por adentro de las obras del complejo Villa Nueva, debido a que EIDICO ya se había adueñado del camino público utilizado por los pobladores desde hace décadas - el camino de las vías muertas correspondiente al terraplén de un antiguo ramal ferroviario.

"Por un palo a EIDICO le toman la penal, a mi no me toman ninguna. Por el terraplén me dicen que haga una exposición", se quejó Arrambide sobre el accionar judicial. Este vecino sería llamado nuevamente para una próxima audiencia en dos semanas.

Arrambide se mostró preocupado de que avancen otras causas penales iniciadas en su contra por la empresa. "Quieren hacerme quilombo por un portón para que les pague con la casa. Me quieren sacar la casa", advirtió. Según denunció, hacia fines del año pasado un directivo de EIDICO, Nicolás Degano, le dijo: "Vendé la casa, estás solo".

La citación a Carlos Arrambide llevó la firma del fiscal Jorge Sebastián Fitipaldi, con fecha 7 de abril de 2010. Sin embargo el vecino recibió el documento en su domicilio un día antes de la audiencia, lo que le significó una complicación adicional.

Apunten contra el campamento

EIDICO también se vuelca contra los miembros del acampe en Punta Querandí, ubicado sobre la calle Brasil en la orilla del Canal Villanueva. A 100 metros del domicilio de Arrambide, vecinos e integrantes de pueblos originarios nucleados en el Movimiento en Defensa de la Pacha reclaman para que Jorge O'Reilly no se adueñe de 2 hectáreas de terrenos ferroviarios en los que aparecen restos milenarios de las culturas originarias de Buenos Aires.

El lunes al mediodía, el abogado Manuel Bosch llegó al sitio junto a otros directivos de EIDICO y un responsable de la constructora Leymer. El letrado fotografió el campamento y a las personas que allí se encontraban. Para Graciela Satalic, integrante del Movimiento en Defensa de la Pacha, es el "inicio de una causa judicial contra los integrantes del acampe". En ese sentido, Satalic recordó dos meses atrás cuando se puso en frente de las topadoras para frenarlas: "el abogado Manuel Bosch me dijo que iba a ir presa". En ese momento Bosch también amenazó con lo mismo a Carlos Arrambide.

A esto hay que sumarle el llamado al 911 realizado el 31 de marzo por el profesor de equitacion de la escuela que funciona en el futuro barrio San Benito, cuando acusó de hurto a los integrantes del campamento por usar dos tachos de chapa en la vía pública. Por ese llamado Arrambide tuvo que dirigirse hasta el Destacamiento Policial de Villa La Ñata, adonde fue acompañado por un periodista de Indymedia que terminó dando una declaración testimonial.

Todas acciones poco cristianas de una empresa que dice representar el "interés común" y que opera bajo el paraguas de la Iglesia Católica.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.