lunes, 19 de abril de 2010

Argentina, Tucumán: Hartas de la contaminación, mujeres planean escrachar al juez federal Racedo

PRIMERA FUENTE

Afirman que Racedo mantiene hace más de un año paralizada una causa contra la SAT por contaminación de la cuenca Salí-Dulce. Se arrojarían desechos cloacales sin tratamiento alguno. Impulsan una sentada en los pasillos de tribunales federales.

Un grupo de mujeres de varios barrios del sur de la capital amenaza con realizar una sentada en los pasillos de tribunales federales contra el juez subrogante Nº 2, Mario Racedo.

Se trata de un grupo de vecinas de los barrios CGT, San Felipe, Alejandro Heredia y El Salvador, entre otros, que desde hace más de un año –según sostienen- realizaron una denuncia –hoy en manos de Racedo- sobre la disposición de desechos cloacales al río Salí, sin tratamiento alguno, por parte de la Sociedad Aguas del Tucumán (SAT).

Los efluentes, según la denuncia, se arrojan desde la planta de tratamiento de líquidos cloacales de San Felipe (ubicada en Jujuy al 4100) y desde un piletón ubicado en el barrio Lapacho Sur (también llamado Parque Sur), ubicado a orillas del canal homónimo (Ver video de archivo).

“No sabemos qué espera el juez Racedo para intervenir en el asunto. Acá hay responsables muy concretos como la Municipalidad capitalina y la SAT por citar a los principales culpables”, se quejó Elba Ledesma. El escrache contra el magistrado se realizaría el próximo 6 de mayo.

Se calcula que un tercio del líquido cloacal que llega a través de ductos a San Felipe es arrojado al río (y por ende a la cuenca Salí-Dulce) con un tratamiento básico lo que representa los restos de unas 100 mil personas.

Según la presentación judicial de Ledesma los desechos que la SAT arroja al Salí portarían una carga contaminante (Demanda Bioquímica de Oxigeno, DBO) muy por encima de lo permitido por las ley.

Los vecinos también se quejaron por la saturación de la red cloacal en esos barrios lo que ocasionan anegamientos constantes y el colapso de las bocas de registro en forma permanente.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.