miércoles, 14 de abril de 2010

Brasil: La mayor ciudad brasileña incentivará autos eléctricos de Renault-Nissan

.
La alcaldía de Sao Paulo firmó hoy un acuerdo de intenciones con Renault-Nissan para adoptar una serie de medidas que permitan hacer viable la comercialización de los automóviles eléctricos fabricados por esta multinacional en la mayor ciudad brasileña.

El acuerdo fue suscrito por el presidente mundial da Renault-Nissan, Carlos Ghosn, y por el alcalde de Sao Paulo, Gilberto Kassab, que anunció la intención de la municipalidad de encomendar un primer lote de vehículos eléctricos para la flota oficial.

La intención del convenio es que la alcaldía de Sao Paulo pueda adoptar medidas fiscales y administrativas que incentiven a los consumidores a adquirir automóviles eléctricos, por ahora más caros que los vehículos convencionales, explicaron las partes.

Además de la reducción de los impuestos sobre la venta y circulación de estos vehículos, la mayor ciudad de Suramérica también puede ofrecer descuentos en los peajes y otra serie de incentivos que aumente la competitividad de estos automóviles.

La alianza suscrita hoy entre la alcaldía de Sao Paulo y Renault-Nissan prevé la creación de un grupo de trabajo que se encargue de analizar todos los aspectos relacionados a la introducción de los vehículos eléctricos en el país, como la instalación de redes de recarga.

El presidente mundial da Renault-Nissan aseguró que la multinacional ya suscribió cerca de 50 acuerdos similares con gobiernos e instituciones en todo el mundo.

Agregó que la idea es que los incentivos permitan iniciar lo más rápido posible la comercializar el modelo Leaf, primer automóvil eléctrico de Nissan a ser fabricado a escala comercial. El vehículo, que será fabricado en una planta en Japón con capacidad para producir 50.000 unidades al año, aún no fue lanzado oficialmente.

En una rueda de prensa que concedió posteriormente, Ghosn admitió que la viabilidad de los vehículos eléctricos, pese a que pueden ser recargados por un valor muy inferior al necesario para llenar un tanque de gasolina, depende de incentivos de los gobiernos.

Agregó que el precio de estos vehículos aún es muy elevado en comparación con los automóviles convencionales y que su venta dependerá de los beneficios que puedan ofrecer los gobiernos interesados en contar con flotas de vehículos que no emiten gases contaminantes.

"No podemos pensar en producción en masa sin apoyo de los gobiernos",dijo el ejecutivo, quien agregó que la empresa ya recibió ese tipo de incentivos de los gobiernos de Japón, Estados Unidos y Francia.

Agregó que ese apoyo tendrá que ser mantenido hasta que el vehículo eléctrico se convierta en una opción popular y que su producción a escala y nuevas tecnologías permitan reducir sensiblemente el precio de producción.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.