miércoles, 14 de abril de 2010

Buenos Aires oculta: Altas tasas de interés y amigos beneficiados. Endeudamiento y cuentas poco claras en la ciudad PRO

Federico Conditi (INFOSUR)

La operatoria financiera de la administración porteña presenta altas tasas de interés, grandes comisiones y amigos beneficiados. Una nueva polémica en el Gobierno del empresario que prometía eficiencia. ¿Se viene el “tango-gate”?.

La gestión encabezada por Mauricio Macri anunció semanas atrás el lanzamiento de una nueva emisión del Bono Tango, más precisamente la octava serie, que le permitirá endeudar a la ciudad por un total de alrededor de U$D 470 millones de dólares. La colocación, realizada entre inversores de Europa y Estados Unidos, es a un plazo de 5 años, con una tasa del 12,5% anual y empezaría a ser depositada en las arcas del Banco Ciudad a partir de la semana próxima. El asesoramiento será aportado por Crédit Suisse Securities y KBR Corporate Finance, con oficinas en Reino Unido, Alemania y Chipre.

La medida fue anunciada con bombos y platillos por el Ministro de Hacienda porteño, Néstor Grindetti, quien aseguró que “La ciudad no realiza una operación así desde el año 2001” y, desde Bolívar 1 prometieron que la mayor parte del dinero (alrededor de de 300 millones de dólares) será destinado a obras de la ya obsoleta red de subterráneos.

Polémica

De los dichos de Grindetti surge la siguiente pregunta: ¿Es necesario endeudar al distrito a los niveles del año 2001, cuando el país atravesaba la peor crisis económica y social de su historia, al borde de la quiebra y con más de un 40 por ciento de la población bajo la línea de pobreza? En ese momento, la Ciudad de Buenos Aires era una excepción: fue el único distrito del país que en 2002 no entró en cesación de pagos debido a su capacidad financiera. De hecho, hoy la capital del país sigue siendo un distrito superavitario y con la capacidad de autofinanciarse.

Nos son pocas las voces que alzaron su alarma ante este nuevo endeudamiento, Fabio Basteiro (Proyecto Sur), Martín Hourest (Igualdad Social) y Eduardo Epztein (Diálogo por Buenos Aires) denunciaron como escandaloso el procedimiento llevado adelante por el Gobierno de Macri, “Ya que implica tomar deuda cara, pagar comisiones injustificadas y repartir recursos públicos entre amigos políticos”.

Además, los legisladores argumentan que el apuro en el endeudamiento resulta extraño, ya que, siguiendo la lógica macrista, “al estarse señalando públicamente que el reingreso de Argentina a los mercados de crédito permitiría acceder a tasas menores a dos dígitos, el apuro por colocar deuda al 12,5% sólo se explica por la irresponsabilidad fiscal y la propensión mediática del Gobierno de Macri”.

De esta manera, afirman los integrantes de la oposición, “cada punto que se paga de más por la tasa de interés significa 75 millones de pesos adicionales. Como ejemplo, si la Ciudad hubiese colocado al 9% los ciudadanos habríamos ahorrado 225 millones que es el equivalente al presupuesto de obras para escuelas que tiene la Ciudad en el 2010”

Pero por si esto fuera poco, las comisiones pagadas al Credit Suisse y a KBR Corporate Finance triplican a las de otras colocaciones de la Ciudad en anteriores oportunidades y es cuatro veces mayor a la aplicada al cuestionado “megacanje”, con un bono estándar.

Pero para los legisladores, “El dato más relevante es la incorporación de KBR Corporate Finance, que nada aporta a los esfuerzos de colocación del título, y no se explica por ninguna cuestión económica o financiera, pero tal vez si por la intención de pagar a amigos del poder favores presentes, pasados o futuros como es el caso de Edgardo Srodek, directivo de la misma, y que forma parte de la mesa de decisiones del Pro”. Según trascendió, por los servicios de asesoramiento en la operación el Crédit Suisse Securities cobraría el 0,75% y KBR Corporate Finance el 1,25%.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.