jueves, 29 de abril de 2010

El Centro por la Justicia y el Derecho Internacional condena siete crímenes contra periodistas en Honduras

CERIGUA

El Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) repudió los crímenes cometidos contra siete comunicadores en Honduras, el último cometido contra el periodista Jorge Alberto “Giorgino” Orellana, el pasado 20 de abril.

En un comunicado CEJIL llamó al Estado emprender investigaciones diligentes y efectivas que conduzcan a la identificación, juzgamiento y sanción de los autores materiales e intelectuales de los crímenes, y demandó al Gobierno un pronunciamiento que condene estos asesinatos y reafirme la necesidad de un clima de respeto y tolerancia en el debate público.

El pasado 20 de abril fue asesinado a balazos el periodista Jorge Alberto “Giorgino” Orellana cuando salía del canal de noticias donde trabajaba en San Pedro Sula, al concluir el programa de debates y noticias que dirigía.

Desde marzo han sido asesinados por pistoleros los periodistas José Bayardo Mairena, Manuel Juárez, Nahúm Palacios Arteaga, David Mez, Joseph Hernández Ochoa y Luis Antonio Chévez; además en el 2009 fueron ejecutados los periodistas Bernardo Rivera, Santiago Murguía y Gabriel Fino Ortega; ninguno de los crímenes ha sido esclarecido.

Según la entidad, las ejecuciones afectan a toda la sociedad hondureña, debido a la intimidación que ejercen sobre el gremio de comunicadores y el efecto supresor de la libertad de expresión que genera; es urgente que el Estado muestre de manera clara y contundente su voluntad de combatir la impunidad de estos crímenes, para evitar nuevos asesinatos y un daño aún más profundo de los derechos fundamentales de los habitantes de Honduras, indicó.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.