miércoles, 21 de abril de 2010

El derecho a decidir en riesgo

Sandra Chaher (ARTEMISA)

La semana pasada, la Cámara del Crimen de Bariloche anuló el fallo del juez de Primera Instancia Martín Lozada que había autorizado la realización de un aborto no punible en el caso de una adolescente víctima de violación. Tanto el fallo del juez, como el de la Cámara, parecen haber partido en dos a la sociedad de Bariloche. El viernes 23 habrá una marcha y se armó en Facebook un grupo de apoyo al juez que habla en esta nota del debate sobre el aborto en el país.

El 5 de abril, el juez Martín Lozada, del Juzgado de Instrucción Penal Nº 2 de Bariloche, autorizó la realización de un aborto no punible en el caso de una adolescente de 17 años embarazada debido a las violaciones reiteradas del padre y el tío. La joven había previamente solicitado en un hospital que le practicaran la interrupción del embarazo, pero el equipo médico se negó aduciendo objeción de conciencia.

Con este fallo, ya son tres los que indican que el aborto no punible es pertinente en el caso de la violación de cualquier mujer y no sólo de aquellas con discapacidades mentales. Los anteriores fueron uno de la Cámara de Viedma, hace un año atrás, y otro reciente del Superior Tribunal de Justicia de Chubut. El fallo de Lozada fue apelado el 7 de abril por la Defensora de Menores Paula Bisogni y anulado por la Cámara del Crimen el 15 de abril, aunque la interrupción del embarazo ya se había practicado el 8 del mismo mes en el Hospital Ramón Carrillo de Bariloche.

Según la cobertura del diario Río Negro, los argumentos de los jueces de Cámara para anular el fallo de primera instancia fueron que el mismo 'violó los derechos de la persona en gestación representada por la apelante (Paula Bisogni, defensora de menores e incapaces), acordándole una participación meramente ficticia en el proceso' y, a la vez, 'rechazaron que la menor pueda ser incluida entre las excepciones previstas por el Código Procesal Penal para un aborto, ya que la vida de la madre no corría ningún peligro y tampoco es idiota o demente'.

La anulación de la Cámara profundizó el debate que se había abierto en Bariloche a raíz del fallo de primera instancia. El ex concejal Diego Breide -católico militante e integrante de la comisión directiva del Colegio de Abogados de Bariloche-, pidió la renuncia de Lozada y un grupo de organizaciones de la sociedad civil convocaron a una marcha para el viernes 23 de abril en apoyo al juez. A la vez, 2500 personas se habían unido hasta ayer martes, 20 de abril, al grupo Yo apoyo al Juez Martín Lozada de Bariloche en Facebook. El clima terminó de enrarecerse en el día de ayer cuando fueron liberados el padre y el tío de la adolescente violada 'por falta de mérito', según dictaminó el juez de Instrucción en lo Penal Nº 6, Miguel Angel Gaimaro Pozzi, sucesor de Lozada en la causa.

En comunicación con Artemisa Noticias, Lozada analizó lo que está sucediendo en Bariloche aunque no quiso dar opinión sobre el fallo de la Cámara del Crimen.

- ¿Esperaba un fallo como el que hizo la Cámara?

En materia de disputas de tesis jurídicas siempre es esperable una refutación. De modo que no me sorprendió el fallo.

- ¿Cómo se siente en este momento? Hay una convocatoria que está logrando muchas adhesiones a través de Internet y el 23 se hará una marcha para apoyarlo en Bariloche.

Lo interesante, acaso, es cómo una sentencia judicial logra abrir un espacio de debate y reflexión sobre temas que urgen ser abordados. Debate que ciertos sectores conservadores se niegan a abrir, bajo premisas de fuerte contenido y dimensión religiosa.

- En las coberturas de algunas notas periodísticas se vinculó la posición de la Defensora de Menores y el fallo de la Cámara del Crimen con la sociedad barilochense que protegió a alemanes vinculados al nazismo. ¿Cree que es así? ¿Qué la reacción ante su fallo hay que ponerla en el contexto de una sociedad conservadora y quizá hasta represiva?

No creo que exista necesariamente una vinculación entre un fenómeno y otro. Aunque es innegable que al abordar un tema tan sensible, tal cual resulta ser el aborto no punible según lo establecido por el Código Penal, se tocan fibras íntimas muy sensibles para mucha gente. Me refiero a principios axiológicos, filosóficos, éticos y dogmáticos. Es decir, que no se trata de un campo pacífico o en el cual sobren los consensos.

- A la vez, también es fuerte la reacción de apoyo que hubo a su sentencia. ¿Ve a Bariloche como una sociedad especialmente polarizada? En Chubut, donde recientemente hubo un fallo similar, no pasó lo mismo.

Percibo que, como tantas otras veces, el conflicto excede al expediente. Y ello porque se trata de un conflicto en latencia, no resuelto, que requiere ser objeto de debate colectivo y no, en cambio, de solapamiento sutil o explícito, a modo de tópico-tabú.

- Usted indicó la realización del aborto no punible debido a que hubo una violación, que sería el inciso 2 del artículo 86. Sin embargo, por lo que dijeron los medios, la Cámara del Crimen anuló el fallo porque la salud de la chica no corría peligro, que sería el inciso 1. ¿Podría explicarme si es correcto el fallo de la Cámara?

No me corresponde a mí pronunciarme sobre la corrección o no de ese fallo. En todo caso, podría hacerlo una instancia judicial superior, en la medida en que le correspondiera intervenir en la causa.

Argentina, Justicia - Juez Martín Lozada. / Autor: RIO NEGRO ON LINE

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.