lunes, 26 de abril de 2010

Memoria histórica sí, pero renovable cada día

J.M. Álvarez

Asociaciones de familiares de víctimas de la dictadura franquista, y a favor de la recuperación de la Memoria Histórica, presentaron en la Audiencia Nacional (antes, Tribunal de Orden Público) 200.000 firmas en apoyo del juez Baltasar Garzón. Lo hizo Carmen Díez, miembro de la Asociación de Familiares de Ejecutados en el Cementerio de Ocaña, quien apuntó que las firmas, además, pretenden defender la libertad, la democracia y la independencia del poder judicial. Para defender algo, primero debe existir y en el Estado español, libertad, democracia e independencia judicial, son una entelequia.

La memoria hay que revitalizarla. Recordemos que Baltasar Garzón, ahora “víctima”, nunca abrió investigación alguna sobre las torturas que denunciaban quienes se presentaban ante Su Señoría, pese a que el Relator de la ONU Contra la Tortura denunciara, y denuncia, que en España su práctica es habitual. También conviene recordar que ese magistrado se ha significado por ejercer una represión sistemática contra independentistas revolucionarios vascos en particular, y antifascistas en general. Curiosa paradoja: Falange denunciando a un servidor del régimen heredado de Franco.

La memoria no debe quedar constreñida a tiempos pasados, hay que actualizarla a diario para evitar que existan víctimas “buenas y malas”, todas causadas por manos similares. Actualmente existen en España presos políticos (hecho denunciado en la manifestación de Madrid a favor de la Tercera República), muchos están en prisión sólo por su condición revolucionaria; por tanto habría que recoger firmas para que se revisen sus causas y cesen los tratos vejatorios contra ellos y sus familias.

Memoria histórica sí, pero renovable cada día, para enfrentar la injusticia, venga de donde venga. De no ser así, el régimen la borrará cada vez que le venga en gana.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.