jueves, 27 de mayo de 2010

Argentina, Tucumán: Muerte con impunidad: “Otro genocida sin condena por el punto final biológico”

PRIMERA FUENTE

Los organismos de derechos humanos aseguran que la lentitud de la Justicia llevó al punto final biológico de los represores. “Esto significa la muerte con impunidad para los culpables de aberrantes crímenes, y sin justicia para los familiares, las víctimas y la sociedad”, lamentaron. Cattáneo, al igual que Zimmermann, quedaron sobreseídos de las causas por delitos de lesa humanidad.

“El aletargamiento de la Justicia nos ha conducido a la situación de estar enfrentados con el punto final biológico. Esto significa la muerte con impunidad para los culpables de aberrantes crímenes, y sin justicia para los familiares, las víctimas y la sociedad”, alertaron los representantes de organismos de derechos humanos en un comunicado de prensa firmado por FADETUC, H.I.J.O.S, ANDHES, entre otros.

De esta manera, reaccionaron frente a la muerte de Alberto Cattáneo, el segundo genocida fallecido en lo que va del juicio que se sigue por los delitos de lesa humanidad cometidos en la ex Jefatura de Policía durante los años sangrientos de la última dictadura. El 4 de marzo pasado murió Mario Zimmermann, ex teniente coronel del Ejército a cargo de la Jefatura de Policía, mientras que Cattáneo era segundo comandante de la subzona 32 y jefe de la Comunidad Informativa de Tucumán (Destacamento 142 de Ejército) durante el año 1976.

En ambos casos, los jueces del Tribunal Oral Federal declararon el sobreseimiento de los represores a causa de su fallecimiento. Es decir, que murieron sin culpa alguna para la Justicia.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.