lunes, 17 de mayo de 2010

Brasil: El Senado tiene un problema delicado entre manos

.
El líder oficialista en el Senado, Romero Jucá, causó revuelo esta semana al señalar que la prioridad del gobierno es que se aprueben iniciativas sobre el nuevo régimen de explotación del crudo en Brasil y no otras.

El líder se refirió al ingreso en el Senado del proyecto de ley sobre elegibilidad de candidatos a cargos públicos, y consideró más importantes para el país otras iniciativas, como la reglamentación de los nuevos yacimientos petrolíferos conocidos como "pre sal".

El senador oficialista dijo que el proyecto aprobado en la Cámara de Diputados sobre la prohibición de candidaturas de personas condenadas por la justicia, fundamental para el saneamiento de la política brasileña, es de interés "sólo de la sociedad".

En efecto, se trata de uno de los raros proyectos de ley propuestos por iniciativa popular, sistema creado por la Constitución de 1988 pero muy poco usado en los últimos 20 años.

Dicho proyecto, conocido como "Ficha Limpia", fue fruto de un movimiento que reunió 1,7 millón de firmas para apoyarlo y otro millón reunido en internet.

Hasta ahora, la legislación vigente establece que son inelegibles por tres años las personas condenadas judicialmente por crímenes graves. En la práctica, sólo algunos criminales notorios resultan inelegibles, y por poco tiempo.

El nuevo proyecto establece que la inelegibilidad durará ocho años y alcanza a todas las personas que hayan sido condenadas por un tribunal colegiado, en cualquier instancia, siempre que la condena sea superior a dos años.

Entre los delitos que pueden llevar a la prohibición de una candidatura se cuentan aquellos contra la vida, contra la economía popular, contra el sistema financiero, contra el medio ambiente y contra la salud, así como el tráfico de drogas y la improbidad administrativa.

Tampoco podrán ser candidatos por ocho años los titulares de cargos de elección que hayan renunciado a sus mandatos para evitar ser juzgados por quiebra del decoro parlamentario, situación en que están varios protagonistas de escándalos políticos como el del llamado "mensalao". También se incluyen los delitos electorales que impliquen penas de prisión y los políticos que hayan perdido sus mandatos por abuso del poder político o económico, o por la práctica de corrupción electoral o la compra de votos.

Como se ve, se trata de un proyecto de poca simpatía entre los políticos, pero que la intensa campaña del Movimiento de Combate a la Corrupción Electoral (MCCE) y de la Orden de los Abogados de Brasil consiguió que fuese aprobado por la Cámara de Diputados.

Al pasar al Senado, el proyecto enfrenta problemas reglamentarios y legales. En primer lugar, por delante están cuatro medidas provisorias con votación prioritaria, y los cuatro proyectos de ley sobre el petróleo, a los que el gobierno dio carácter de urgencia.

"Ficha limpia" tendría que ser aprobado y promulgado antes del 6 de julio, cuando se abre el registro de candidaturas, para que tuviese aplicación legal en la elección de este año.

Sin embargo, según resultó claro con la declaración del líder oficialista en el Senado, el gobierno no está dispuesto a hacer nada para acelerar la aprobación del proyecto, porque sus prioridades son otras.

La posición oficialista fue reiterada por el presidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien dijo ser contrario a que se impida a alguien ser candidato sin que se cumplan todas las instancias legales previstas.

Según el presidente, sólo los condenados en última instancia podrían ser impedidos.

Pero la misma movilización popular que obligó a los diputados a votar el proyecto y las circunstancias políticas del momento ha creado una situación delicada para los senadores.

Los partidos de oposición tomaron de inmediato posición favorable al proyecto "Ficha Limpia" y la opositora presidencia de la Comisión de Constitución y Justicia del Senado, ya anunció que adelantará la votación en comisión.

El mismo presidente del Senado, José Sarney, fiel aliado de Lula da Silva, prometió hacer los esfuerzos necesarios para que sea votado antes del plazo final, aunque se escudó en el "carácter colegiado" del Senado para admitir que pueda no serlo.

Si la "Ficha Limpia" no es aprobada, tendrá repercusión entre los millares de usuarios de internet que diariamente presionaron a los diputados para que lo votasen.

Esa es una herramienta de la democracia cuyo poder aún no es bien conocido en Brasil.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.