viernes, 14 de mayo de 2010

Chile: Descartan cambios en la política exterior

.

La política exterior del gobierno del presidente Sebastián Piñera no sufrirá "grandes cambios" respecto de la implementada por los cuatro gobiernos de centroizquierda que le precedieron desde 1990.

Así lo confirmó el jueves el canciller Alfredo Moreno, quien ratificó que "las grandes posiciones de Chile en política exterior no van a modificarse".

El país sudamericano ha desarrollado una activa política hacia América Latina, especialmente hacia sus vecinos territoriales, y se ha caracterizado por mantener una intensa actividad en los organismos multilaterales internacionales, como la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur).

Además, ha impulsado las relaciones comerciales, habiendo firmado más de 50 tratados de libre comercio con naciones como China, Estados Unidos, Japón y con varios países latinoamericanos, manteniendo un desempeño destacado hacia la región del Asia Pacífico.

"Nuestros socios en el mundo no van a ver grandes cambios. En lo sustantivo, las grandes posiciones de Chile en política exterior no van a modificarse", insistió el ministro.

Acerca del litigio vigente tras el reclamo de Perú para revisar los límites de la frontera marítima, Moreno reconoció que es "una dificultad grande, sustantiva", pero no debía influir en otras áreas de las relaciones bilaterales.

"Yo no puedo desconocer -dijo- que tenemos una diferencia sustantiva con Perú", que en 2008 presentó una demanda en contra de Chile ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, lo cual provocó que se afectaran las relaciones políticas durante el gobierno de la ex presidenta Michelle Bachelet, pero no los vínculos económicos.

En este punto, Chile ha reiterado que no existen asuntos pendientes en la frontera marítima con Perú porque existen tratados suscritos en los años 1952 y 1954, y que hará valer ante la corte los sólidos argumentos jurídicos y de hecho que sustentan nuestra posición.

Respecto de la aspiración de Bolivia de contar con una salida soberana al mar, el ministro dijo que Chile va a seguir tratando de avanzar "en todo aquello en lo que sea posible".

"El tema es armonizar intereses que no siempre son fáciles de armonizar; vamos a poner lo mejor de nuestra capacidad" para impulsar la agenda bilateral fijada en 2006, señaló el canciller.

El gobierno anterior avanzó en desarrollar la confianza mutua con el gobierno de Evo Morales e impulsó la construcción de un Corredor Biooceánico Central, de 4.700 kilómetros que unirá el Atlántico con el Pacífico entre Brasil, Bolivia y Chile.

Durante la reciente cumbre de Unasur, celebrada en Buenos Aires, Piñera, tras entrevistarse con los presidentes de Brasil, Luis Inacio Lula da Silva, y de Venezuela, Hugo Chávez, se comprometió a trabajar por la integración regional y la institucionalización de ese organismo regional.

"Hay diferencias, y éstas las hemos conversado con el presidente Chávez, pero como dicen los franceses, ¡vivan las diferencias! Lo importante es saber, no sólo respetarnos, sino superar esas diferencias", dijo Piñera.

Chile asumió, desde febrero pasado, la presidencia del Grupo de Río, donde los mandatarios de los 32 países de la región, con excepción de Estados Unidos y Canadá, aprobaron la creación de un nuevo organismo que represente a todos los países latinoamericanos y caribeños. La próxima cumbre se realizará en Chile en 2011.

Piñera, quien se ha propuesto fortalecer un liderazgo regional, asistirá la próxima semana a la Cumbre de jefes de Estado de América Latina, Caribe y Unión Europea, donde espera obtener la ratificación de Chile como sede de la próxima cita, prevista para el 2012.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.