martes, 18 de mayo de 2010

Chile y Perú dan el primer paso para "descongelar" relaciones

.
Los presidentes de Chile, Sebastián Piñera, y Perú, Alan García, decidieron "descongelar" las relaciones bilaterales en un encuentro celebrado el domingo en Madrid, en el marco de la Cumbre América Latina y el Caribe-Unión Europea.

Ambos países se habían distanciado tras el reclamo presentado por Lima ante la Corte Internacional de La Haya para revisar los límites marítimos con Perú.

Perú sostiene que los límites marítimos bilaterales nunca han sido fijados, argumento que Chile refuta sobre la base de dos tratados suscritos en 1952 y 1954, que para Lima son sólo acuerdos pesqueros.

Como "importante y sustanciosa", calificó Alan García la reunión de media hora, mientras Piñera la destacó como "fructífera y fecunda", y ambos se fundieron en un fuerte abrazo ante las cámaras y con la agenda bilateral completamente reactivada.

Fuentes chilenas dijeron que ambos líderes decidieron reabrir todas las instancias de diálogo, incluido el mecanismo "2+2", que reúne a los ministros de Relaciones Exteriores y Defensa, cuya última cita fue en 2006, y que había sido congelado por la administración de Michelle Bachelet tras la demanda limítrofe peruana en La Haya.

"Hemos dado un paso importante hacia una relación más inteligente, más fructífera y más fecunda. Nada ni nadie debe evitarnos caminar juntos", afirmó Piñera tras la entrevista.

Por su parte, García dijo que "estamos dispuestos a impulsar de la mejor manera la relación (...) Tenemos que trabajar con mucha paciencia para eliminar viejos recelos y dudas".

El mandatario chileno explicó que "hemos conversado y avanzado en fortalecer la integración económica y la integración física, buscando un sistema de aduanas integradas que facilite la movilidad de las personas, la integración energética, que puede ser, sin duda, de gran beneficio para ambos países".

Agregó que lo que une a ambos pueblos "es el futuro, el progreso, el bienestar, la proyección conjunta hacia el mundo del Asia Pacífico, y nada ni nadie debe evitarnos caminar juntos, como países hermanos, sin ningún ánimo de agresión, sino con un espíritu de paz hacia ese futuro que está golpeando nuestras puertas".

Piñera puntualizó que "si bien hemos tenido diferencias en el pasado, los países nobles e inteligentes, como son Perú y Chile, somos capaces de superarlas por la vía del derecho internacional, por la vía de los tratados internacionales y no desviarnos del futuro, que es lo que nos convoca y nos une".

Por último, afirmó que "he aceptado con mucho agrado la gentil invitación del presidente García a visitar el Perú y, naturalmente, también le he extendido una invitación para que visite Chile".

En el encuentro, García habló con Piñera sobre "cómo necesitamos homologar y hacer transparentes nuestras realidades militares y armamentísticas, a efecto de no vivir jugando al bridge entre nosotros para ver quién es el que apuesta más".

A su juicio, "esa masa enorme de capitales (destinada a fines militares) puesta al servicio de la infraestructura, la inversión y el respaldo al capital internacional de inversión" contribuiría a que América Latina diera un "salto extraordinario".

"Si desterramos esos temas (gasto excesivo en armas), Sudamérica crecerá mucho más", sentenció el presidente de Perú.

Piñera estaba preocupado de que García planteara su propuesta de limitar las compras de armas en la región durante la cumbre, porque reforzaría las acusaciones realizadas por Lima contra Santiago de impulsar una "carrera armamentista", pero el mandatario limeño indicó que no llevaría este punto a la reunión.

No obstante, en un encuentro empresarial paralela a la cumbre, el mandatario peruano dijo que "lamentablemente, en los últimos cuatro años, hemos comprado (en América Latina) 25.000 millones en armas y hemos gastado 150.000 millones (de dólares) en gastos normales de fuerzas militares: mantenimiento, cuarteles y operaciones".

Precisó que "el Perú es el que menos ha comprado", al subrayar que el nivel de gasto de la región "no lo soporta ningún país", y agregó que si se lograra reducir sustancialmente ese gasto", América Latina será el continente "de la inversión a gran escala".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.