jueves, 13 de mayo de 2010

China: Un hombre chino encarcelado más de 10 años por error recibe indemnización del Estado

XINHUA

Un hombre de la central provincia china de Henan que pasó más de diez años tras las rejas luego de ser condenado injustamente por el supuesto asesinato de un vecino, fue indemnizado con 650.000 yuanes (96.000 dólares), informaron hoy jueves fuentes de las autoridades provinciales.

El monto incluye una compensación del Estado y subvenciones, de acuerdo con el dictamen judicial emitido ayer miércoles por el Tribunal Popular Intermedio de la ciudad de Shangqiu.

Zhao Zuohai, de 57 años, recibió la indemnización en la mañana de hoy de manos de la presidenta de la citada corte, Song Haiping, precisó un funcionario del Tribunal Popular Superior de Henan durante una rueda de prensa. Según el funcionario, la indemnización fue fijada de acuerdo con la Ley de Compensación Estatal.

Zhao fue excarcelado tras pasar 11 años en prisión, después de que el hombre al que supuestamente había asesinado regresara a su pueblo el pasado 30 de abril.

Durante el tiempo en el que Zhao permaneció encarcelado, su esposa se volvió a casar, dos de sus cuatro hijos fueron adoptados y los otros dos emigraron a otra región en busca de trabajo.

Zhao dijo a la prensa que hace más de una década, cuando el supuesto crimen fue reportado, fue obligado a declararse culpable de asesinato, y fue golpeado y torturado durante los interrogatorios, estrategia con la que lo mantuvieron despierto durante más de 30 días. "Era mejor morir que vivir", dijo al periódico Beijing News.

Las autoridades policiales y judiciales de Henan están investigando el caso y se han comprometido a castigar a los responsables.

Dos agentes de la policía ya han sido detenidos bajo sospechas de haber participado en las torturas denunciadas por Zhao, y otro más está siendo buscado.

"Las confesiones obtenidas a través de torturas no son confiables", sostuvo el jefe de la policía de Shangqiu, Xu Dagang, y agregó que "los policías deben aprender a manejar los casos de una forma más inteligente y científica".

El sufrimiento de Zhao recordó al público un caso similar registrado en 2005, cuando un hombre de la provincia central de Hubei que llevaba 11 años en la cárcel por supuestamente haber asesinado a su esposa fue declarado inocente y dejado en libertad después de que la mujer apareciera viva. El hombre, She Xianglin, también dijo haber confesado el crimen bajo tortura policial.

She recibió 450.000 yuanes en indemnización del Estado y subvenciones de seguridad social.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.