jueves, 13 de mayo de 2010

Colombia: Terrorismo de Estado en el nombre de la Paz

James Petras (JUSTICIA Y VIDA)

La primera causalidad del terrorismo de estado es la corrupción del lenguaje, la invención de eufemismos en donde palabras significan su opuesto y eslogan que cubren grandes crímenes. Ya no hay consenso global que condena los crímenes contra la humanidad. Porque las masacres y los asesinatos selectivos aseguran la confianza de la inversión exterior; los indígenas son desplazados para que minas puedan ser explotadas, trabajadores desaparecen para que el petróleo fluya, la prensa internacional alaba el éxito del presidente en "pacificar el país".

Cuando los narco-presidentes son recibidos por los líderes norteamericanos y europeos, es evidente que cuando los criminales se vuelven respetados, los respetados se vuelven criminales.

Pero otras voces de otras regiones han puesto sus criminales de guerra de hoy y ayer en juicio. En Argentina, los generales de los desaparecidos pasan sus últimos años de vida en prisión. Peticiones de arresto contra comandantes militares israelíes se han dado a cabo en España, Dubái y en otros lugares. Tony Blair, cómplice del genocidio iraquí' de Bush es buscado para arresto criminal ciudadano en Malasia. Colombia, Estados Unidos e Israel, los epicentros del terrorismo de estado son los únicos en la Asamblea General de las Naciones Unidas que han sido condenadas pero no puestas a juicio. Los días de la impunidad se acaban.

Guerras sin fin, corrupción rampante, engaño financiero masivo - la podredumbre interna – se están erosionando las fachadas externas del poder militar.

Los escritores e intelectuales tienen un rol que jugar en acelerar el proceso en exponer las mentiras que sostienen las maquinas de guerra. Continuemos.

Las mentiras de nuestros tiempos

Política de Seguridad Democrática, que no es ni democrática ni para la seguridad, La corrupción del lenguaje acompaña cada gran crimen político. La noción de la "seguridad democrática" no es la excepción. En el actual contexto colombiano, asesinar líderes de movimientos sociales para asegurar la reelección de un partido de asesinos políticos es democrático. "Seguridad" es el eufemismo de cementerios de tumbas sin marcar, nombres olvidados. "Libertad de prensa" existe cuando anuncia otro "triunfo militar”... el asesinato de campesinos desarmados cultivando sus campos.

Los economistas son expertos cuando proclaman que la economía esta creciendo. Los políticos son estatistas cuando declaran que son uno con el pueblo, a excepción de cuatro millones de desplazados y más de treinta mil, familiares de los desaparecidos que no aprecian al que se afirme, que es uno con el pueblo.

Cuando el presidente afirma que guerra es paz, militarización es seguridad, desigualdades son justicia social, los que no logran entender estas verdades oficiales temen un toque a la puerta a la medianoche.

La definición oficial de un terrorista es aquel que no logra entender que el camino a la paz, es gastar miles de millones en aviones de guerra, helicópteros, bases militares, contratistas consejeros militares y mercenarios.

Enemigos de los diálogos de paz

De acuerdo con el presidente, los grupos de derechos humanos quienes se oponen a asesinar a los adversarios, quienes proponen diálogos en vez de monólogos son los enemigos de la paz.

Sólo los monólogos aseguran que hay una sola verdad oficial y ninguna otra.

El Precio de la Prosperidad

De acuerdo con el presidente y el Fondo Monetario Internacional, la pobreza, el desempleo y los bajos ingresos son los precios de la democracia y la prosperidad, pero sólo los obreros y los campesinos pagan el precio y los ricos prosperan.

Una nueva definición de soberanía

De acuerdo con el presidente, ceder territorio a un poder imperial extranjero para construir siete bases militares que operan con sus propias leyes y jurisdicción, es la nueva definición de soberanía. Soberanía es igual a ocupación extranjera.

La nueva definición de subversión

De acuerdo con el presidente, acuerdos humanitarios e iniciativas de paz son pretextos para subversión. Quienes lo piden, saben de antemano que serán rechazados por el estado. Deshumanizar el enemigo y los que abrogan por la paz facilita el bombardeo de pueblos subversivos, estos son los verdaderos enemigos de la paz.

Alabanzas y condenas

¿Que hay para decir sobre un presidente que es condenado por todos los grupos de derechos humanos y movimientos sociales y alabado por todos los medios financieros e instituciones militares?

Un presidente con récords mundiales

No hay duda que el Presidente Uribe, ya ingreso al libro de los record Guiness.

El Presidente cuenta con el apoyo de más narcos en el congreso que cualquier otro presidente o primer ministro en el mundo, incluyendo Afganistán.

El Presidente es responsable del desplazamiento forzado de la mayor cantidad de personas en la menor cantidad de tiempo que cualquier otro presidente en la historia, incluyendo Israel.

El Presidente ha permitido el establecimiento de más bases militares norteamericanas que todos los otros presidentes latinoamericanos combinados.

El Presidente “presidio” sobre la muerte de más sindicalistas y dirigentes sociales que cualquier otro líder en el mundo. El presidente se merece un premio Innoble.

Pero no esta' solo. Tres presidentes, demócratas y republicanos, Clinton, Bush y Obama lo proveyeron con miles de millones de dólares en armas, y centenares de consejeros para promover 30 mil escuadrones de la muerte y 300 mil soldados que le ayudaron a Uribe con sus récords mundiales.

Recordemos y castiguemos los crímenes de lesa humanidad de hoy y ayer, pero también sigamos adelante en la búsqueda de dialogo entre quienes lo desean porque son la mayoría los que creen en la paz a través de la justicia.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.