jueves, 6 de mayo de 2010

El avión espacial X-37B, nueva arma de Estados Unidos

XINHUA

El X-37B, una especie de transbordador espacial como los que la NASA está a punto de jubilar, pero a escala reducida, no tripulado y con tecnologías de última generación, está rodeado de secretos militares, desde sus características detalladas hasta la localización de un futuro centro de control, el coste o muchas de las tecnologías que incorpora.

El portal Space.com afirma que el X-37B ha sido diseñado para volar en órbita terrestre baja, entre 200 y 900 kilómetros de altura. Además, refiere que se han desarrollado unas nuevas placas cerámicas de protección térmica del vehículo durante la reentrada en la atmósfera.

El cohete de 20 pisos, construido por United Launch Alliance -una empresa conjunta de Lockheed Martin Corp y Boeing Co- tiene un tamaño de 8,8 metros de longitud y 4,2 metros de envergadura. Pesa aproximadamente cinco toneladas y su capacidad de permanecer en el espacio es de hasta 270 días. Un panel solar proporcionará la electricidad a bordo.

La bodega del avión espacial puede acomodar un par de satélites pequeños para su lanzamiento y colocación en órbita, pero no tiene, como los transbordadores, un brazo robótico para sujetar objetos en el espacio y recuperarlos.

Esto significa que sólo podría usarse para apoyar operaciones militares en ultramar mediante el emplazamiento rápido de pequeños satélites de comunicaciones y reconocimiento.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.