martes, 18 de mayo de 2010

El presidente Medvédev declaró que Rusia no se opone a la OTAN pero recela de su expansión

RIA NOVOSTI

El presidente ruso Dmitri Medvédev declaró hoy, de visita en Ucrania, que Rusia no se opone a la OTAN pero sí recela de su expansión hacia el Este.

"No nos gusta la idea de la ulterior ampliación de la OTAN. No es que nos opongamos a ésta, mantenemos una relación de asociación con la OTAN pero igual es una alianza militar en la que Rusia no participa. Cuanto más se acerca a nuestras fronteras, menos cómodos nos sentimos", manifestó Medvédev al reunirse este martes con alumnos y catedráticos de la Universidad de Kiev.

El dirigente ruso señaló que la desaparición del antiguo bloque del Este provocó "cambios tectónicos en el mapa político de Europa" y dio origen a numerosos conflictos armados. Resaltó la importancia de los recientes acuerdos entre Moscú y Kiev que permiten a la Flota rusa del mar Negro permanecer en la base naval de Sebastópol hasta 2042, es decir, 25 años más de lo previsto inicialmente. Esta permanencia contribuye a "preservar el statu quo en la cuenca del mar Negro" y "el sistema ya existente del reparto de riesgos", dijo.

A la pregunta de si Rusia podría usar la base de Sebastopol para atacar a sus vecinos, respondió: "No lo haremos. Somos una nación pacífica".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.