lunes, 17 de mayo de 2010

En Cuba, existe una gran simpatía y cariño muy especial por Rusia

Oleg Viazmitinov (RIA NOVOSTI)

Rusia y Cuba en mayo celebran el 50 aniversario del restablecimiento de sus relaciones diplomáticas. El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla comenta el estado actual de las relaciones bilaterales entre ambos países.

- Pronto Cuba y Rusia van a festejar el 50 aniversario de restablecimiento de relaciones exteriores. ¿Cómo podría caracterizar la etapa actual de los vínculos bilaterales?

- Los vínculos entre Cuba y Rusia son excelentes.

Las visitas respectivas de nuestros Presidentes - la del Presidente Medvedev a Cuba en noviembre del 2008 y la del General de Ejército Raúl Castro a Rusia en enero del 2009 - constituyeron hitos fundamentales en nuestras relaciones.

Durante la visita del compañero Raúl suscribimos 36 acuerdos y un Memorando sobre los principios de la colaboración estratégica, que abarcan prácticamente todas las esferas de nuestras relaciones.

Entre el 2009 y el 2010 han visitado Moscú el Vicepresidente del Consejo de Ministros a cargo del comercio, la inversión y la cooperación, los Ministros cubanos de Cultura, de Transporte, de Industria Básica, de Turismo, entre otros.

De Rusia nos ha visitado el Vicepresidente del Gobierno; el Canciller, el Ministro de Energía, de Pesca, el de Situaciones de Emergencia, el Jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, entre otras delegaciones.

Este intercambio, de por sí, ya es una muestra de la intensidad de nuestros nexos bilaterales, así como las áreas en que desarrollamos nuestra cooperación.

- En su opinión, ¿en qué esferas la cooperación entre Cuba y Rusia es más activa y eficaz ahora? ¿Qué campos de cooperación tienen buenas perspectivas?

- La esfera político-diplomática ha sido muy activa. Hemos mantenido un diálogo sistemático entre nuestras cancillerías.

Cuba y Rusia comparten muchas posiciones en las relaciones internacionales, sobre todo en contra del unipolarismo y por el respeto al Derecho Internacional.

También han existido avances importantes en las relaciones económicas y en el intercambio comercial.

Cuba posee una fuerza de trabajo altamente calificada y un elevado nivel científico en sectores como la biotecnología, la producción de vacunas y medicamentos, así como tiene importantes perspectivas de desarrollo en ramas como la prospección petrolera y la explotación del níquel. Todos estos sectores ofrecen grandes oportunidades para los empresarios rusos y, especialmente, para negocios e inversiones conjuntas.

En el 2006, Cuba recibió un crédito del Gobierno de la Federación de Rusia, que permitió reanudar los nexos a nivel de empresas y estructuras gubernamentales. Tambén se retomó el mecanismo de la Comisión Intergubernamental de Colaboración Económica, Comercial y Científico-Técnica que analiza, de manera permanente, todos los proyectos en curso. Está previsto celebrar la X sesión este año en La Habana.

-¿Cómo evalúa usted los resultados de sus recientes negociaciones con su colega ruso Serguei Lavrov?

- Muy buenos. La visita oficial de Serguei Lavrov tuvo lugar entre los días 11 y 13 de febrero de 2010. Encabezó la delegación rusa a la inauguración de la XIX Feria Internacional del Libro de La Habana, de la cual era Rusia el País Invitado de Honor.

Durante la visita se firmaron tres documentos: la Declaración Conjunta con motivo del 50 Aniversario del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre la URSS y Cuba; la Declaración sobre el 65 Aniversario de la victoria sobre el fascismo y el Plan de Consultas Políticas Intercancillerías para el período 2010-2011.

Las negociaciones confirmaron el excelente estado de nuestros vínculos bilaterales y la utilidad del mecanismo de las consultas entre nuestros Ministerios.

En lo personal, tengo un alto aprecio por el Ministro Serguei Lavrov. Trabajamos juntos durante varios años en Nueva York como Representantes Permanentes de nuestros respectivos países ante la ONU. Es un excelente profesional, talentoso, dedicado y un gran defensor de los intereses nacionales de Rusia.

En cuanto a la Feria del Libro puedo decir que resultó un éxito. La masiva asistencia de nuestro pueblo a las manifestaciones de cultura rusa, que por esos días se proyectaron, demostraron el enorme interés que existe en Cuba por Rusia.

- Cuba siempre para los rusos ha sido un país de gran interés. ¿Qué perspectivas tiene el turismo ruso en la Isla?

- Tiene grandes perspectivas. De hecho, Rusia fue el país invitado de honor a la Feria Internacional de Turismo de La Habana, que concluyó hace apenas unos días.

La relación amistosa que existe entre los pueblos es muy importante para el desarrollo de los intercambios y del turismo.

Creo que el reto que tenemos es el de proyectar una estrategia adecuada que permita que se conozca más en Rusia, tanto en las grandes ciudades como en las regiones, el destino Cuba.

El pasado año, a pesar de la crisis económica, el flujo de turistas rusos fue de 37 000 personas, pero creo que es una cifra que podemos ampliar.

En Cuba, existe una gran simpatía y cariño muy especial por Rusia. Los cubanos conocen bien y admiran la historia y cultura del hermano pueblo ruso y siempre recibirán con especial hospitalidad a los ciudadanos procedentes de ese país. Eso también crea premisas imprescindibles para el incremento del turismo ruso hacia Cuba.

El desarrollo del turismo implicará, igualmente, una mayor profundización del vínculo entre nuestras sociedades, y contribuirá a consolidar aún más nuestras relaciones.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.