jueves, 27 de mayo de 2010

España se queda atrás en la recuperación económica

.
El producto interno bruto (PIB) de España volverá a caer este año, es decir, -0,2 por ciento frente al -0,3 por ciento calculado en noviembre, informó hoy la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Para 2011, la OCDE fijó el crecimiento de España en el 0,9 por ciento, el mismo porcentaje que estimaba en noviembre (cuatro décimas por debajo del ofrecido por el gobierno español tras integrar el impacto negativo de su plan de ajuste).

Sólo dos países se sitúan por debajo de estas previsiones: Grecia, con un nuevo retroceso del 2,5 por ciento, y Portugal, con una subida del 0,8 por ciento.

De esta forma, las expectativas sobre España del próximo año se quedan una vez más por debajo del 2,8 por ciento previsto para el conjunto del conocido como el "club de los países desarrollados" y de la media de la zona euro (1,8 por ciento).

Para el secretario general de la OCDE, Angel Gurría, las reformas que desde hace años ha aconsejado este organismo a España, en particular la de su sistema de pensiones y la del mercado laboral, son ahora "urgentes".

En definitiva, España se ha quedado descolgada de la recuperación económica de la OCDE que ha revisado al alza las previsiones de crecimiento de la mayor parte de sus países miembros para este año y el próximo por el tirón, más positivo de lo esperado, del comercio internacional y de las economías emergentes.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.