miércoles, 5 de mayo de 2010

Guatemala - Caso Perenco: Colom y la decisión histórica

CERIGUA

En el ejercicio del poder, muchos funcionarios tienen la oportunidad de tomar decisiones que pueden ser de suma importancia para el futuro de Guatemala; el Presidente Álvaro Colom conoce las consecuencias sociales, políticas, económicas y ambientales que conllevaría la aprobación de la prórroga del Contrato Petrolero 2-85, gestionado por Perenco, aseguró Miguel Ángel Albizures.

En un artículo de opinión publicado en elPeriódico, Albizures indicó que el propio Mandatario ordenó a los directivos del Consejo de Áreas Protegidas (CONAP) y del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN), elaborar un estudio que revelara el impacto ambiental que resultaría de la ampliación de dicho contrato.

Los resultados de esa investigación señalan que la ampliación de un contrato de extracción petrolera es lesiva a los intereses del país y contraviene la propia Constitución Política de la República; el Presidente no debe hipotecar el futuro de las nuevas generaciones, al responder a la presión de intereses extranjeros, enfatizó el articulista.

De acuerdo con el comunicador, por el momento se cuenta con el rechazo de Luis Ferraté, titular de la cartera de ambiente, a quién en algunas ocasiones han presionado para que presente su renuncia.

Aprobar la ampliación del Contrato 2-85 por parte del Presidente, sería una burla a todo el ordenamiento jurídico, señala la columna el activista de los derechos humanos.

Las regalías obtenidas de la explotación petrolera podrían ser aproximadamente 4 mil millones de quetzales, mientras que los beneficios que se obtienen de la conservación de la Laguna del Tigre ascienden a 5 mil 600 millones de quetzales, según estimaciones del Instituto de Agricultura, Recursos Naturales y Ambiente (IARNA) de la Universidad Rafael Landívar (URL).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.