lunes, 17 de mayo de 2010

La verdad sobre el petróleo en Panamá

Eduardo A. Esquivel (PANAMA PROFUNDO)

Desde hace algunos días, los medios reproducen noticias sobre el “Descubrimiento” de supuestos yacimientos de petróleo en el Darién, cerca de la frontera con Colombia.

Esta noticia despierta sospechas y suspicacias porque se quiere hacer ver que Panamá puede ser un país petrolero y que nos vamos a hacer ricos de la noche a la mañana. -O mejor aun (¿?), que vamos a ser un nuevo Venezuela-.

La verdad es que esta “noticia” no es falsa sino que no es noticia porque tiene por lo menos 50 años de edad. Pocos saben que los norteamericanos, durante su permanencia en Panamá, y especialmente durante la segunda guerra mundial, hicieron extensas y detalladas exploraciones buscando petróleo, y otros minerales valiosos. Ellos fueron los que encontraron el cobre, el oro, el manganeso, el aluminio y el petróleo, entre otros. Esta información sirvió de base a los proyectos mineros que se desarrollan y los que se piensan desarrollar.

Hace como 30 años, un amigo, geólogo minero, me contaba la anécdota que escuchó a un indígena darienita decir que, cerca de su aldea, había una quebrada de aceite. Pero que este aceite no servía para cocinar. Él viajó al lugar en Darién y para su sorpresa vio por primera vez un manantial natural de petróleo. Cuando inspecciono los alrededores, encontró restos de perforaciones y pozos sellados con placas de metal numeradas, con el logo del Dpto. de Ingenieros del Ejército de los EEUU

Cuando volvió a la ciudad de Panamá, hizo contacto con algunos colegas norteamericanos relacionados con el Ejército, y estos le informaron que, efectivamente, en Darién ellos habían encontrado petróleo, pero que estos yacimientos eran muy pequeños y que en esa época no valía la pena explotarlos. Se dejaron como parte de la reserva estratégica de petróleo de los EEUU, según ellos, con la aprobación del gobierno panameño. Aunque no tengo pruebas válidas para esta historia, creo en ella porque data de hace 30 años y no había ningún tipo de interés en este asunto. Pero debe ser muy fácil de comprobar, investigando los archivos del Comando Sur.

Esperemos que esta extraña noticia no sirva de sustento de algún tipo de concesión o estafa disfrazada por parte de los especuladores y aventureros que, como sabemos, siempre están dispuestos a llenarse los bolsillos con el dinero del pueblo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.