miércoles, 5 de mayo de 2010

Los turistas temen más a las epidemias que a los atentados terroristas y desórdenes

RIA NOVOSTI

Los turistas de hoy con mayor frecuencia rechazan viajar a los países afectados por epidemias que a los países donde son frecuentes los atentados terroristas o los disturbios sociales, según reveló una investigación de la compañía Skyscanner, uno de los mayores buscadores digitales de vuelos baratos.

La investigación de Skyscanner, realizada entre sus usuarios, reveló que casi un tercio de los turistas (31%) aplazaría su viaje a un país afectado por una epidemia por un período más largo que a un destino afectado por un atentado terrorista (21%), disturbios sociales (20%) o desastres naturales (17%).

La compañía destacó que cualquier incidente afecta a la industria turística del país, no obstante, cuando el problema es resuelto, el interés hacia este destino se recupera.

"Esta tendencia representa cierto interés para Rusia que quiere promover como destino turístico el Cáucaso del Norte", indicó el representante de Skyscanner en Rusia y los países de la Comunidad de Estados Independientes, Dmitri Konovalov.

El caso más evidente es México, que a finales de abril de 2009 sufrió una notable bajada de flujo turístico por el brote de la gripe AH1N1, aunque se recuperó un año después. Así, el número de demandas de vuelos a México creció en el 164% en abril de 2010 en relación con el mismo mes del año anterior.

En ciertas ocasiones los incidentes pueden incluso atraer a más turistas. Así, según la compañía, Nueva York que registró un significativo descenso del flujo turístico tras los atentados del 11 de septiembre, poco después no sólo recuperó los indicadores anteriores sino que la devastada Zona Cero se convirtió en una nueva atracción turística.

Una situación parecida ocurrió en Madrid tras el ataque terrorista de 2004. Tampoco disminuye el flujo turístico a Moscú que desde los finales de los 1990 ha sufrido una serie de atentados.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.