viernes, 14 de mayo de 2010

México: Boicot en serio

Teodoro Rentería Arróyave (especial para ARGENPRESS.info)

El anunciado boicot al racista estado de Arizona, va en serio pues el mismo crece nos sólo por parte de las naciones afectadas, en primer lugar México, sino dentro del mismo Estados Unidos donde crece a niveles sorprendentes.

Los Ángeles, California, la gran urbe de los migrantes hispanos, se convirtió en la mayor ciudad de Estados Unidos en boicotear económicamente a Arizona por su aprobada ley racista de inmigración, medida que afectará contratos por muchos millones de dólares.

San Francisco, no va la saga, votó 10 a uno al aprobar una resolución sin fuerza de ley que insta a un boicot de empresas con sede en Arizona, y pide a las dependencias municipales no firmen nuevos contratos o extiendan los existentes con esas empresas.

El Concejo Municipal de Los Ángeles, como estaba previsto, aprobó la medida por 13 votos a favor y uno en contra. La resolución exhorta a la ciudad a dejar de hacer negocios con Arizona, aunque las autoridades tendrán que evaluar cada contrato para asegurarse de que no corren el riesgo de ser demandadas.

“Se trata, se dijo en el cabildo franciscano, de enviar un mensaje bien claro de que, cuando un estado promulga una ley tan atroz como ésta, gente de buena conciencia en otras partes del país tiene la obligación y responsabilidad de responder y no guardar silencio”, afirmó David Campos, uno de los integrantes de la junta que impulsaron la medida, nota recogida con amplitud por el San Francisco Chronicle.

El cabildo de Los Ángeles, segunda ciudad en tamaño de la potencia mundial, aprobó entre otras sanciones la prohibición de casi todo viaje oficial a Arizona y nuevos contratos municipales con empresas de ese estado. “Los Ángeles es la segunda ciudad del país, una ciudad de inmigrantes, una ciudad internacional. Necesita expresarse”, dijo Ed Reyes, integrante del cabildo, según reportó por su parte el diario Los Angeles Times. “Yo, como estadunidense, no puedo ir a Arizona sin pasaporte hoy día”, afirmó, y declaró que eso no es aceptable en este país.

Mientras tanto en México aprobó el pleno de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, un punto de acuerdo por el que se exhorta al presidente Felipe Calderón Hinojosa, que en su próxima visita a Washington y en particular en su mensaje ante el Congreso estadounidense, manifieste el rechazo de la sociedad y el gobierno mexicanos a la ley anti inmigrante promulgada en Arizona.

Otras ciudades, como Boston, Massachusetts; Oakland y San Diego, California; Boulder, Colorado; El Paso, Texas; St. Paul, Minnesota, y Milwaukee, Wisconsin, contemplan algunas acción parecida o ya han promovido medidas de boicot. Además los alcaldes de Nueva York, Chicago y San Francisco, entre otras ciudades, han condenado la ley en Arizona y estudian o ya han ordenado medidas para limitar, si no es que suspender por completo viajes oficiales y otros negocios con Arizona.
Por todo lo anterior es de estar de acuerdo en lo que se dijo en el debate en el cabildo de Los Ángeles, los integrantes del mismo compararon la ley antimigrante en Arizona con medidas usadas por los nazis en Alemania durante el inicio del Holocausto, en la Segunda Guerra Mundial. El boicot es en serio y va en ese sentido. Tendrán que entender los racistas que son una minoría en extinción.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.