lunes, 3 de mayo de 2010

México: ¡Qué día de la libertad de prensa!

Teodoro Rentería Arróyave (especial para ARGENPRESS.info)

Exacto hoy, por determinación de Naciones Unidas se celebra en el mundo el Día de la Libertad de Prensa y Expresión, en algunos países el Día del Periodista, el algunas localidades el Día de Lectores, Radioescuchas y Televidentes; en México nada tenemos que celebrar, si acaso recordar el Día como un acicate para redoblar la exigencia de justicia ante el acecho a esas libertades que ha colocado desde hace mucho a nuestra nación en el vergonzoso primer lugar en el mundo en asesinatos, desapariciones forzadas y demás atentados a periodistas.

De acuerdo al recuento puntual que lleva a cabo el periodismo organizado: Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP-México; Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX, y Club Primera Plana, CPP, de 1983 a la fecha son 105 periodistas los asesinados y 12 permanecen desaparecidos, de ellos 6 han sido muertos y 2 raptados en lo que va de este 2010.
“Aliados estratégicos”, como lo ha reconocido siempre el presidente de la FAPERMEX, Roberto Piñón Olivas, son la Comisión Especial para dar Seguimiento a las Agresiones a Periodistas de la Cámara de Diputados y las Comisiones Nacional y del Distrito Federal de Derechos Humanos.

Aunque se hace presente un tufillo de mezquindad dentro de la mencionada Comisión Especial, más por protagonismos personales que por razones partidistas, que tratan de frustrar el plan por cierto amplio y puntual de su presidenta, María Yolanda Valencia Vales, en la segunda reunión de trabajo asistió el Lic. Gustavo Salas Chávez, flamante Fiscal Especial para la Atención de delitos contra Periodistas de la Procuraduría General de la República, PGR.

Como lo expresamos en la misma sesión, es de reconocerse en primer lugar el mea culpa, de la entelequia que hasta ahora ha sido esa Fiscalía Especial, con un primer titular: el respetable doctor David Vega Vera a quién las autoridades de aquel entonces le amarraron las manos y el segundo, el notario Octavio Alberto Orellana Wiarco quien no hizo absolutamente nada, a tal grado, según informe oficial, de todos los casos que conoció sólo 4 fueron medio solucionados.

El abogado Salas Chávez presentó las siguientes acciones que forman un proceso de cambios que ha iniciado la PGR, para según dijo, trabajar con sencillez y transparencia, sin arrogancia ni actitudes pretenciosas, que garanticen la libertad de expresión y prensa, y sobre todo, la integridad de quienes se dedican a esta importante actividad en México.

Estos son los puntos medulares de ese proceso: La especialización de la función y de coordinación intra e interinstitucional. Redimensionar la actividad investigadora del Ministerio Público de la Federación y a sus auxiliares a fin de incrementar la actividad investigadora, Explotación adecuada y eficiente de los sistemas y bases de datos de la institución, Contar con información idónea para los fines que fue creada la Fiscalía.

Así mismo: Integración adecuada en el ámbito federal de averiguaciones previas que se encuentran tanto radicadas en la fiscalía como en los órganos desconcentrados, Participar con autoridades locales en las investigaciones. Hacer un uso eficiente de los auxiliares del Ministerio Público, así como de herramientas, apoyos tecnológicos y de inteligencia, Mantener e incrementar mecanismos de coordinación intra e interinstitucional, con las áreas de atención a víctimas, derechos humanos y participación de la comunidad, Acercamientos con la sociedad, a efecto de proporcionar información necesaria sobre las actividades de la fiscalía y retroalimentar el proceso de intercambio de información.

Finalmente: Estrechar la relación con organismos nacionales e internacionales de derechos humanos y con el Poder Legislativo, Sistematizar la Información y atención sobre delitos cometidos contra periodista, Promover el respeto del derecho a la información y a la libertad de expresión e Impulsar más activamente la participación de la sociedad civil a efecto de puedan consolidarse acciones de carácter preventivo, que disminuyan los riesgos y desalienten al crimen y la impunidad.

También como lo expresamos, no se trata de otorgarle al nuevo fiscal especial el beneficio de la duda, se trata de exigirle justicia ante los innumerables asesinatos, desapariciones y forzadas y demás atentados contra periodistas, su palabra está empeñada, pero por ahora: ¡Qué Día de la Libertad de Prensa y Expresión”.

En el ático: Para los medios que los consideren fundamental y que, obvio, tengan espacio a continuación primero las víctimas mortales y a continuación los desparecidos en lo que va de este año:

100. 8 de enero de 2010. Valentín Valdés Espinosa de 28 años, reportero fundador del “Zócalo de Saltillo”, fue asesinado de 5 balazos en los primeros minutos de ese día, después de ser privado de la libertad la noche anterior en compañía de otro colega quien posteriormente fue liberado. Otro que los acompañaba no fue levantado. El diario se guardó de revelar la identidad de los colegas que salvaron la vida.

101. 29 de enero 2010. Jorge Ochoa Martínez, director y editor de los semanarios El Oportuno y El Despertar de la Costa de circulación en la Costa Chica del estado de Guerrero, fue asesinado a bordo de su automóvil de un balazo en la cabeza, disparado a corta distancia, a unos metros del palacio municipal de Ayutla de los Libres, a unos cien kilómetros de Acapulco, después de cenar en el restaurante El Charco de las Ranas, hechos ocurridos el viernes pasado y conocidos hasta el siguiente día.

102. 19 de febrero de 2010. Jorge Rábago Valdez de 49 años de edad, reportero del grupo radiofónico Radio Rey y de Reporteros en Red, es uno de los comunicadores plagiados en Reynosa, Tamaulipas en el término de 14 días. Fue plagiado tras salir de una fiesta y posteriormente, el 1 de marzo, liberado y abandonado por los criminales en la carretera de Matamoros a Tamaulipas. Ingresó a un hospital de zona por un supuesto coma diabético, posteriormente se supo que tenía huellas de tortura y que fue amordazado. Falleció en el nosocomio.

103. 12 de marzo de 2010. Evaristo Pacheco Solís, de 33 años de edad, reportero del semanario Visión Informativa, fue ejecutado de tres balazos calibre 25, como siempre “por individuos hasta ahora desconocidos” en la ciudad de Chilpancingo, capital del sureño estado de Guerrero

104. 10 abril de 2010. Enrique Villicaña Palomares, médico, abogado, conductor radiofónico en CB Noticias, articulista de La Voz de Michoacán, ex director del Sistema Michoacano de Radio y Televisión y ex secretario general de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo fue secuestrado y asesinado con arma blanca. El secuestro ocurrió el lunes 5, sus familiares habían pedido hermetismo en la esperanza de recatarlo con vida, según informó la Procuraduría General de Justicia del Estado. Su cadáver fue localizado la madrugada del sábado 10 en la ciudad capital Morelia.

105. 15 de abril de 2010. María Isabel Cordero Martínez, ex conductora de Televisa-Chihuahua, fue ultimada a tiros con armas de alto poder juntamente con su amiga Maris Catalina Flores Aguayo por un comando frente a un local de comidas en la noche de este viernes en la ciudad capital Chihuahua del estado del mismo nombre. Hasta su muerte se desempeñaba en el área de relaciones públicas de de la Cámara de Comercio Local.

11. 6 de abril de 2010. Ramón Ángeles Zalpa, periodista, catedrático y corresponsal del periódico Cambio de Michoacán en el municipio de Paracho, enclavado en la Meseta Purépecha, desapareció al mediodía cuando se dirigía a bordo de su automóvil a constatar los trabajos de construcción en la sede local de la Universidad Pedagógica Nacional, UPM. Ángeles Zalpa recientemente había desarrollado diversos trabajos periodísticos, entre ellos el ataque que surgió a manos de un grupo armado contra una familia indígena en los límites de los municipios de Angahuen y San Juan Nuevo Parangaricutiro.

12. 21 de abril de 2010. Evaristo Ortega Zárate, director del semanario Espacio, de Colipa, Veracruz, fue desaparecido al parecer por policías municipales. Su Irene Ortega Zarate, declaró ante las autoridades que recibió varios mensajes de su consanguíneo en el celular por los cuales le hacía saber que había sido “arrestado por la policía de Xalapa”, capital del estado. “Avísale a todos”, “nos llevan detenidos”, “nos llevan en patrulla hacia Veracruz”. Evaristo Ortega Zárate, es precandidato a la alcaldía de Colipa por el Partido Acción Nacional, PAN, fue visto en las oficinas de ese partido diez minutos antes de que enviara el mensaje a su hermana. Según testimonios de familiares del periodista, su candidatura provocó fricciones entre grupos contrarios de ese partido político.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.