jueves, 27 de mayo de 2010

Nicaragua; El presidente Daniel Ortega pide a empresarios nicaragüenses cerrar filas ante el FMI

.
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, llamó a los empresarios de su país a cerrar filas con el Gobierno ante las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) a fin de evitar la aplicación de medidas restrictivas en materia tributaria y de seguridad social que de aplicarse "podrían provocar un estallido social".

El mandatario nicaragüense sostuvo con líderes empresariales de su país un encuentro que concluyó poco antes de la media noche del miércoles en el que analizó el impacto en la economía nacional de las medidas económico-sociales anunciadas recientemente por su Gobierno.

Ortega aseguró que algunas medidas de su Gobierno como la entrega de un "bono solidario" de 25 dólares en beneficio de al menos 120.000 empleados estatales "no encuentra mayores dificultades" en las negociaciones que se adelantan con el FMI, porque no tienen un impacto sensible en la economía nacional.

No obstante dijo que uno de los temas que tensionan las actuales conversaciones con el FMI, que se llevan a cabo con el fin de ampliar por un año adicional el programa económico que concluye este año, es la aplicación de un paquete de medidas tributarias y de seguridad social.

"La verdadera batalla que tenemos ante el FMI, no es el 'bono solidario' que hemos decidido entregar a los trabajadores, es la reforma tributaria, es la suspensión de las exoneraciones fiscales, es la reforma a la ley de la Seguridad Social, medidas que en países como Grecia han provocado caos y violencia", subrayó Ortega.

Señaló que la reforma a la tabla de jubilación, la reducción de las pensiones y las reducciones de los salarios que se están aplicando en algunos países europeos, provocarían en Nicaragua un "enorme clima de inestabilidad".

"Estamos hablando de una situación peligrosa si aplicamos ese tipo de medidas restrictivas en nuestra economía, por eso creo que la única solución es cerrar filas empresarios, gobierno y trabajadores ante el FMI", recalcó Ortega.

Recientemente, el directorio del FMI decidió suspender una reunión con el gabinete económico de Nicaragua luego que el presidente Ortega anunciara la entrega de un bono de 25 dólares a favor de 120.000 empleados públicos y otras políticas en beneficio de los jubilados por el Sistema de Seguridad Social del país.

La suspensión de las negociaciones del FMI con el Gobierno nicaragüense provocó la suspensión de nuevos desembolsos financieros por el orden de los 60 millones de dólares para Nicaragua.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.