miércoles, 26 de mayo de 2010

República Popular Democrática de Corea: Decide romper todas las relaciones intercoreanas

.
Un vocero del Comité de la Reunificación Pacífica de Corea anunció que la República Popular Democrática de Corea romperá todas las relaciones con la República de Corea, informó la agencia de noticias oficial KCNA.

La RPDC decidió adoptar "medidas resueltas" para congelar totalmente las relaciones intercoreanas, anular el acuerdo de no agresión entre las dos partes y detener por completo la cooperación intercoreana, dijo el vocero en un comunicado.

Entre las ocho medidas que serán adoptadas en la primera fase, todas las relaciones con la República de Corea serán rotas y el trabajo de los representantes de enlace de la Cruz Roja de Panmunjom se suspenderá por completo, indica el comunicado.

El personal de la República de Corea en la zona industrial de Kaesong será expulsado, añade.

"El paso de los barcos y aerolíneas de la República de Corea a través de agua y aire territoriales del norte estará prohibido por completo", indica el comunicado.

El anuncio se da luego que la República de Corea acusó a la RPDC de hundir su buque de guerra, el Cheonan, en marzo y el presidente de la República de Corea Lee Myung-bak pidió sanciones en contra de Pyongyang.

No obstante, la RPDC niega firmemente las acusaciones e insistió en enviar a sus propios inspectores para verificar la evidencia.

El personal surcoreano regresará a Corea del Sur

El personal surcoreano que trabaja en el complejo industrial conjunto en la República Popular Democrática de Corea (RPDC) regresará a Corea del Sur el miércoles después de que la RPDC les obligase a marcharse, entre la creciente tensión en la Península Coreana por el hundimiento de un barco de guerra surcoreano.

El Ministerio de Reunificación de Corea del Sur afirmó que ocho funcionarios surcoreanos trabajando en la ciudad fronteriza de Kaesong regresarán en breve a Corea del Sur después de que las autoridades de la RPDC les ordenasen abandonar la oficina conjunta de consultas situada dentro del parque industrial, donde unas 110 empresas surcoreanas tienen empleados a unos 42.000 trabajadores de la RPDC produciendo bienes de trabajo intensivo.

La medida de la RPDC se produce en un momento en que las relaciones entre los dos países han tocado un nuevo fondo después de que una investigación internacional acusase públicamente a la RPDC de haber atacado deliberadamente un barco de guerra surcoreano y matado a 46 soldados a finales de marzo.

Pyongyang, negando su implicación en el asunto, ha emitido una serie de amenazas, incluida una "guerra total" contra las medidas de Seúl para sancionar a la RPDC por su supuesta agresión. Expulsar a todo el personal gubernamental surcoreano forma parte de una amenaza hecha pública ayer.

El gobierno surcoreano afirmó que no retirará su decisión de tomar una serie de medidas punitivas contra su rival, incluidos ejercicios militares anti-submarinos conjuntos con Estados Unidos, aliado de Seúl, y la suspensión del comercio y los intercambios bilaterales.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.