viernes, 14 de mayo de 2010

Solanas: “Un país sin soberanía energética es un país semi-colonial”

Christian Vivas (INFOSUR)

Los trabajadores nucleados en el Sindicato Obreros de Estaciones de Servicio, Garages, Playas de Estacionamiento y Lavaderos Automáticos (SOESGyPE) entregaron a “Pino” Solanas (en su calidad de presidente de la Comisión de Energía de Diputados) un proyecto de ley destinado a limitar el poder de las empresas dueñas del petróleo y proteger sus fuentes de trabajo.

“La causa de la defensa de las estaciones de servicio es una causa moral” dijo Fernando “Pino” Solanas, diputado nacional del Interbloque Proyecto Sur, al recibir en sus manos el proyecto de ley trabajado conjuntamente con el gremio y que será presentado en la Comisión de Energía y Combustibles de la Cámara de Diputados, que Solanas preside.

La marcha se desarrollo sin sobresaltos y con el compromiso de las casi 10.000 personas que asistieron, con banderas argentinas y tambores. Ante la presencia de los manifestantes, Andrés Dogna (Secretario Gremial de SOESGyPE) , y Carlos Acuña (Secretario General del mismo organismo) le hicieron entrega a Solanas del proyecto de ley de comercialización de combustibles elaborado por el propio sindicato, con el aporte de Felíx Herrero (asesor del Interbloque Proyecto Sur).

“Este es un proyecto cargado de verdad y justicia”, calificó Solanas. El proyecto tiene varios puntos con mucha fuerza para ser trabajados. En principio, prohíbe que las empresas productoras de petróleo, refinadoras o comercializadoras mayoristas de combustibles líquidos puedan ser propietarios -también- de estaciones de servicio y dedicarse a la venta de nafta al consumidor.

Además, establece que las estaciones de servicio podrán ofrecer a los consumidores combustibles de diversas marcas y ya no sólo la de la línea de bandera que la identifica. De esta manera, empresas como YPF, Shell y Petrobras se encargarían de la exploración, refinación y distribución; y que la comercialización quedaría en manos de pequeños y medianos empresarios.

“Los oligopolios han llevado a la desaparición de 2.500 estaciones de servicio y a la perdida de 20.000 puestos de trabajo. Es necesario proteger el sector”, profundizó Solanas. El actual sistema de comercialización de combustibles no protege las fuentes de trabajo; ya que las grandes petroleras están cerrando dos o tres estaciones de servicio todos los días. El proyecto de ley que entrega el SOESGyPE apunta a prohibir que los oligopolios intervengan al mismo tiempo en toda la cadena, desde la extracción pasando por el transporte de petróleo, la refinación, el trasporte de los derivados y la comercialización.

"Las estaciones de servicio forman parte del patrimonio industrial del país”, enfatizó Solanas; y señaló la inminente nacionalización del petróleo, ya que “un país sin soberanía energética es un país semi–colonial”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.