martes, 1 de junio de 2010

Argentina, Corrientes: La demanda de gas golpea las puertas de las distribuidoras

MOMARANDU

Se acumula la demanda de gas que escasea en los almacenes minoristas mientras se alargan las colas de personas frente a las distribuidoras que. Por su parte, las empresas niegan vender el recurso a mayor precio del considerado, como denunciaron consumidores sujetos al pago de flete para traslado.

En los portones de las plantas de distribución que operan en la capital correntina las personas hacen fila para lograr una garrafa que hace un mes conseguían al precio establecido por la ley a unos pasos de sus casas.

Propietarios de quisco, polirrubros, cuentapropistas, personas en bicicleta o un carro viejo de mercado, madres con sus hijos con palos para atravesar las manijas del cilindro para así facilitar el reparto del peso de la carga.

Buscan su ración a 16 pesos como fija el acuerdo por el que las empresas lograron del Estado en mesas de diálogo con funcionarios que componen la cartera que administra los recursos energéticos en Nación, subsidiar el costo que se paga en el mercado.

Aunque haya en esas mismas filas quienes aseguran que pagaron hasta 40 pesos, no discriminan porque la necesidad les requiere el combustible para cocinar o calentarse por estos días en que rodea los 7 grados.

La del nordeste argentino es la única del país sin conexión a los gasoductos que trasportan fluido desde el sur o desde el norte hacia redes domiciliarias que abarataron costos a otras poblaciones.

"Hay muchos problemas para conseguir gas... los distribuidores dicen que los almaceneros y los quioscos dejaron de vender porque hay un acuerdo de precios. Aparentemente dicen que no llevan más porque no les conviene", dijo un consumidor en fila.

"Hoy, si alguien quiere comprar un gas en algún lugar, se lo venden a 40 pesos o 45 pesos. Si vas a la boca de expendio, te lo venden a 16, pero solo en algunas partes. Y si lo pedís por teléfono, te matan con el precio", dijo otro.

Por su parte, propietarios de distribuidoras negaron estar vendiendo el recurso a ese precio, pero no negaron que escasee. Dijeron que la demanda está creciendo producto del cambio de temporada. "Necesita gas", se señaló.

En tanto la dirección de Comercio en el Estado fue requerida por asociaciones civiles para que ejerza su control sobre el mercado, la de Defensa al Consumidor llamó a los ciudadanos a pronunciarse con denuncias si son objeto de sobreprecio.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.