martes, 15 de junio de 2010

Argentina, Tucumán: Piden la elevación a juicio para los asesinos de Javier Chocobar

PRIMERA FUENTE

El fiscal de Instrucción de la VII Nominación, Arnoldo Suasnábar, pidió la elevación a juicio a los asesinos del referente de la comunidad indígena de Chuschagasta, Javier Chocobar. Los acusados del ataque sucedido el 12 de octubre pasado son Darío Amín, Luis Gómez y Eduardo José Valdivieso Sassi, estos dos últimos ex policías.

Suasnábar requirió la elevación a juicio del caso por los delitos de homicidio calificado de Chocobar, homicidio calificado en grado de tentativa de Andrés y Emilio Mamaní y portación ilegal de armas de fuego por parte de Darío Amín, Luis Gómez y Eduardo Valdievieso.

Según informó el sitio Indymedia, la medida se concretó el 20 de mayo pasado. Ese día el Fiscal de Instrucción de la VII Nominación formuló el requerimiento de elevación a juicio en la causa por el crimen de Javier Chocobar, al considerar que ya se poseen todas las pruebas incriminatorias necesarias contra los acusados Darío Amín, Luis Gómez y Eduardo José Valdivieso Sassi.

La causa fue caratulada como homicidio calificado y homicidio calificado en grado de tentativa. Las pruebas que constan en el sumario son declaraciones de los testigos e implicados, actas policiales y de los hospitales que atendieron a los heridos, informes balísticos, entre muchos otros.

Tras el análisis de las pruebas y declaraciones, el fiscal concluyó que los acusados -Amín, Gómez y Valdivieso- actuaron con dolo, lo cual implica una intención deliberada de cometer el delito. Suasnábar determinó que los imputados "tuvieron una participación activa y premeditada al concurrir fuertemente armados y con total impunidad comenzaron a efectuar disparos sin que pueda de ningún modo probarse una agresión inicial por parte de integrantes de la comunidad indígena", según sostiene Indymedia.

"Su único propósito era acabar con la vida de los indígenas que se interpusieran en el dominio de dichas tierras", concluyó el funcionario judicial.

De igual modo, el fiscal sostuvo que los intentos de la defensa de caratular la causa de Homicidio y Lesiones en riña son totalmente infundados dado que los miembros de la Comunidad Indígena de Chuschagasta no iniciaron una pelea, sino que, por el contrario, los imputados comenzaron a disparar indiscriminadamente sin importarles la presencia de mujeres y niños en el lugar.

Asimismo, los comuneros sólo se enfrentaron a los agresores luego de que ellos comenzaran a balearlos con la intención de quitarles las armas y no del modo que lo plantearon Amín, Gómez y Valdivieso en sus declaraciones. Por otro lado, Gómez y Valdivieso alegaron que poseían armas de fuego con autorización dado su carácter de ex policías, pero el informe extendido por RENACE da cuenta que ninguno de los tres imputados poseían un permiso y que la credencial de autorización presentada por Gómez había expirado el 1 de octubre de 2009, pocos días antes del homicidio.

El ataque contra los comuneros se produjo el 12 de octubre del año pasado. Según se denuncia, los acusados arremetieron con armas de fuego dentro de la comunidad indígena, ubicada en la localidad de Chuscha, en el departamento de Trancas, al norte de San Miguel de Tucumán.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.