jueves, 10 de junio de 2010

Brasil: Admiten que el voto contra las sanciones a Irán puede perjudicar su comercio

.
El ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Celso Amorim, reconoció que el comercio internacional de su país puede verse afectado como consecuencia de haber votado contra la imposición de sanciones a Irán en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU).

En audiencia pública en la Cámara de Diputados, el canciller confirmó también que Brasil respetará la resolución del Consejo.

"Creo que eso puede afectar nuestro comercio en el sentido más amplio. Brasil cumple y va a cumplir las sanciones de la ONU", dijo el canciller.

El miércoles, el Consejo de Seguridad resolvió por 12 votos contra 2 en contra -de Brasil y Turquía- y abstención de Líbano, imponer sanciones contra Irán por cuestionamientos a su programa nuclear.

La medida echa por tierra el acuerdo firmado el 17 de abril entre Irán, Brasil y Turquía para el intercambio de uranio, que en la visión del gobierno brasileño podría abrir el camino para una solución negociada a la polémica.

Amorim relativizó el hecho de que Irán no cumpla con resoluciones de la ONU, y que el presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad haya declarado que las sanciones "no valen un centavo".

"En materia de no cumplir resoluciones del Consejo de Seguridad, ciertamente Irán no es el único país. Y nosotros continuamos relacionándonos con ellos. Eso no impide que Brasil mantenga relaciones diplomáticas con los países", señaló.

Para el jefe de la diplomacia brasileña, hubo prisa en la aprobación de las sanciones porque la opinión pública internacional estaba comenzando a ver de forma favorable el acuerdo firmado.

"Después de que el acuerdo apareció, hubo una prisa inmensa en aprobar la resolución. ?Por qué esa prisa? Porque crecientemente la opinión internacional cada vez más veía los méritos de la Declaración de Teherán", señaló.

Reiteró que el acuerdo contemplaba los puntos principales sugeridos por una carta enviada por el presidente estadounidense Barack Obama a Lula da Silva antes de su visita a Irán.

"Brasil no está defendiendo a Irán; está defendiendo una propuesta que fue defendida por Estados Unidos, y cuyos elementos fueron confirmados por ellos tres semanas antes del viaje del presidente (Lula da Silva) a Teherán", afirmó.

Preguntado sobre las razones que llevaron a Brasil a aproximarse a Irán, el canciller subrayó que el motivo fue la búsqueda de la paz internacional.

"Si vamos a buscar relación sólo con aquellos que son nuestra imagen y semejanza, no damos un paso adelante", enfatizó.

Más temprano, el presidente Lula da Silva había afirmado que la decisión del Consejo de Seguridad era "un equívoco" que debilita a la ONU.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.