viernes, 11 de junio de 2010

China intenta reducir brecha entre ricos y pobres con aumento de salario mínimo

XINHUA

Como parte del intento de China de reestructurar la distribución de la renta nacional para hacerla más igualitaria y ayudar a crear una sociedad más estable, cuatro importantes provincias y ciudades del país han decidido incrementar el salario mínimo mensual a más de 1.000 yuanes (147 dólares).

El gobierno de la ciudad Shenzhen, la primera zona económica especial de China, en la provincia meridional de Guangdong, anunció el miércoles pasado que ha elevado el salario mínimo mensual a 1.100 yuanes.

Anteriormente, las autoridades de la municipalidad de Shanghai y las provincias de Guangdong y Zhejiang también anunciaron que el sueldo mínimo mensual de trabajadores ha superado a partir de ahora los 1.000 yuanes.

El establecimiento de un salario mínimo mensual ha sido una de las pocas opciones que ha tenido el gobierno chino para intervenir en la distribución primaria de la renta desde que el país inició su reforma económica en la década de los años 1970.

El mismo día que las autoridades de Shenzhen anunciaron su nuevo estándar de salario mínimo, la Administración Estatal de Impuestos emitió una nueva regulación para reforzar el control y la supervisión de los contribuyentes con altos niveles de ingresos.

"Estas medidas tienen el mismo objetivo, que es revertir la actual distribución irracional de la riqueza social y reducir la enorme brecha entre los ricos y los pobres", explicó ayer jueves a Xinhua el profesor Hu Angang, un destacado académico de la Universidad Tsinghua con sede en Beijing.

"La subida del sueldo mínimo y el refuerzo del control sobre los contribuyentes con altos niveles de ingresos contribuirán a la redistribución de la renta nacional", añadió Hu.

La tendencia del aumento del salario mínimo fue iniciada a principios de este año por las autoridades de la provincia de Jiangsu, considerada como la más rica de China en el ránking del PIB de 2009.

Hasta ahora, más de diez provincias, regiones autónomas y municipalidades de China han aumentado sus estándares de sueldo mínimo. El nuevo estándar de la capital china de Beijing se eleva a 960 yuanes.

Siguiendo la política del ex líder Deng Xiaoping de "permitir que algunos se enriquezcan primero", China ha registrado un increíble crecimiento económico pero también ha emergido una creciente disparidad de ingresos entre el gobierno, los propietarios de negocios y los ciudadanos comunes.

El coeficiente de Gini de China, que mide la brecha de ingresos de un país, pasó del 0,3 a principios de la década de los años 1980 a más del 0,4, excediendo la línea de advertencia. Este año, el índice ha llegado ya al 0,48.

Son muchos los académicos chinos que piensan que una distribución racional y justa de la renta nacional contribuirá a estabilizar el país y mantener la armonía social.

Además, la reestructuración de la distribución de la renta está cada vez más presente en los discursos de los líderes chinos.

El presidente Hu Jintao dijo a principios de año que el gobierno debe aumentar los ingresos de los ciudadanos comunes y avanzar hacia un crecimiento económico impulsado en mayor medida por los consumidores.

Por su parte, el premier Wen Jiabao dijo tanto al presentar el informe sobre la labor del gobierno ante la máxima legislatura del país en marzo como en una entrevista exclusiva concedida a Xinhua que se deben poner en marcha reformas en la distribución de la renta nacional.

Dado que el gobierno tiene pocas opciones para ajustar la distribución primaria de la renta, algunos expertos han sugerido crear más oportunidades de trabajo para los ciudadanos con bajos niveles de ingresos.

"El gobierno deberá elaborar políticas para impulsar el desarrollo de la industria servicios, que podría ofrecer más empleos y subiría el salario mínimo de forma continua", opinó el profesor Hu.

Otra de las medidas que deberán tomar las autoridades chinas será aumentar el número de ciudadanos con niveles de ingresos medios para así reforzar la clase media del país, comentó el académico.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.