jueves, 10 de junio de 2010

China y Rusia inventaron cómo denegarle a Irán el ingreso en la OCS

RIA NOVOSTI

La Organización de Cooperación de Shanghai (OCS) denegará el ingreso a los países sujetos a sanciones internacionales como es el caso de Irán, escribe hoy el diario Kommersant.

La cláusula correspondiente fue incluida por iniciativa de China y Rusia en el reglamento de admisiones a ser aprobado en la décima cumbre de la OCS que se inaugura hoy en Tashkent y entre cuyos invitados no figura el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad.

Cinco Estados miembros de la OCS - China, Kazajstán, Rusia, Tayikistán y Uzbekistán - estarán representados en Tashkent por sus respectivos presidentes. El sexto, Kirguizistán, tiene desde abril pasado un Gobierno interino, de modo que envió a la capital uzbeca al canciller en funciones, Ruslán Kazakbáev.

A la cumbre asistirán también los delegados de cuatro países observadores - India, Irán, Mongolia y Pakistán - así como líderes de Afganistán y Turkmenistán, a quienes invitó el mandatario uzbeko Islam Karímov, anfitrión de esta reunión.

En vísperas de la cumbre, Irán envió cartas a todos los integrantes de la alianza pidiendo que el presidente Ahmadineyad fuera invitado a Tashkent, "Quería recabar apoyo de cara a las inminentes sanciones y, de paso, reafirmar a bombos y platillos su deseo de ingresar en la OCS", declaró al periódico un diplomático familiarizado con el asunto.

Sin embargo, tres grandes protagonistas de la alianza - China, Rusia y Kazajstán, que ejerce actualmente la presidencia rotativa - decidieron en el proceso de consultas responder con una negativa cortés a Ahmadineyad. Por tanto, Irán estará representado en Taskent por el ministro de Exteriores, Manouchehr Mottaki.

La OCS aprobará un reglamento de admisiones en la cumbre de Tashkent pero planea prolongar por un año más, como mínimo, la actual moratoria sobre la entrada de nuevos miembros. Además, "el documento contiene una tesis muy importante, de que los países sujetos a las sanciones de la ONU no pueden incorporarse por ahora a la OCS", anticipó Muratbek Imanalíev, el secretario general de esta alianza.

Tayikistán intentó defender los intereses iraníes en la OCS e insistió en eliminar dicha cláusula del anteproyecto final pero tropezó con el rechazo de China y Rusia, que avalaron ayer en el Consejo de Seguridad de la ONU nuevas sanciones contra Irán y no quieren pelear por Teherán con EEUU y la Unión Europea.

Una fuente diplomática reveló a Kommersant que durante los preparativos de la cumbre Uzbekistán propuso conceder a EEUU el rango de observador en la OCS pero China se opuso rotundamente.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.