jueves, 10 de junio de 2010

Colombia: Condenado Plazas Vega. La justicia cojea, pero a veces llega!

José María Carbonell (NOTICOLOMBIA PRESS)

Otro Terrorista de Estado “al pote”, a la cárcel. Lo condena la propia justicia burguesa. Entre otros delitos cometió el de “desaparición forzada agravada”.

Se hace justicia indirectamente al asesinato de Eduardo Umaña Mendoza, quien durante 13 años representó a las víctimas y fue asesinado el 18 de abril de 1998. Crimen que está en la impunidad.

La condena nos demuestra que la justicia cojea, pero a veces llega. Es un mensaje aterrador para los Terroristas de Estado. Por ello los hemos visto lloriqueando pidiendo “impunidad total”, en boca de Harold Bedoya, un general reconocido narco-paramilitar.

La resolución de condena también llama a establecer responsabilidades de Belisario Betancour, entonces presidente de la república, y de la cúpula militar. Y es que los delitos de lesa humanidad nunca prescriben.

Es igualmente un mensaje aterrador para los Terroristas de Estado de civil y de uniforme estatal. Es un mensaje que nos dice que se abre un portillo contra la impunidad de más de 60 años. Hay una pequeña luz de esperanza para los familiares de las víctimas del Terrorismo de Estado.

Es un mensaje aleccionador que les enseña a los Terroristas de Estado que una cosa es “defender la democracia, maestro” y otra es violar los derechos humanos de los detenidos. Allí fueron desaparecidos civiles y algunos guerrilleros del M-19 capturados. A todos les aplicaron por igual la “justicia militar”: desaparición.

La condena llega en momentos en que ya se va el narco-paramilitar presidente. A éste le esperan 188 denuncias en Colombia y 3 en la CPI.

Siento correr un fresquito embriagador. Mi conciencia se solaza en la condena a un asesino, masacrador del pueblo colombiano. Estoy de plácemes!

A veces, a veces, la justicia burguesa con su cojera milenaria llega a alguno de los Terroristas de Estado. Ojalá siga llegándoles!

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.