martes, 8 de junio de 2010

México: La triste historia de cómo han “madreado” por el gobierno fascista a todas los organismos sindicales y sociales

Pedro Echeverría (especial para ARGENPRESS.info)

¡Que Cananea se convierta en chispa de la Revolución!

1. "Primero vinieron a buscar a los comunistas, y yo no hablé porque no era comunista. Después vinieron por los socialistas y los sindicalistas, y yo no hablé porque no era lo uno ni lo otro. Después vinieron por los judíos, y yo no hablé porque no era judío. Después vinieron por mí, y para ese momento ya no quedaba nadie que pudiera hablar por mí". Martín Niemoeller 1945. Pastor protestante, 1892-1984. (Frases –según se ha dicho- erróneamente atribuidas a Bertold Brech). Se han propagado en el mundo estas ideas para demostrar hasta qué grado de individualismo ha sido impuesto en los seres humanos por las sociedades opresoras. Una terrible ceguera y egoísmo que ha llevado a que los empresarios y los gobiernos destruyan –una tras otra- organizaciones de trabajadores mientras los líderes siguen defendiendo su pequeña capilla o coto de poder.

2. En México el gobierno derechista de Fox, en su primer año de gobierno, sometió a los indígenas rebeldes EZLN sin que nadie metiera la mano en su defensa. A nadie importó que en 1994 –cuando el gobierno priísta de Salinas festejaba que “México era ya un país del primer mundo” y bendecía la candidatura de Colosio como su sucesor- los indígenas en actos de valor se levantaran en armas para despertar a México. En 2001, después de la “larga marcha por la tierra” que partió de Chiapas y llegó al Zócalo de la ciudad de México, la dirigencia del EZLN confió –y al parecer no le quedó otro camino- en la Presidencia y en los legisladores que semanas después le dieron un golpe casi mortal al aprobar leyes antindígenas y al fortalecer el cerco militar alrededor del territorio rebelde. Nadie defendió porque no era indígena, ni del EZLN ni de Chiapas.

3. En 1997, 98, 2000 y en adelante, los obreros electricistas del SME fueron sin duda los más destacados luchadores contra la privatización de la electricidad y contra las llamadas “reformas estructurales”. Encabezaron por lo menos una decena de grandes marchas y mítines en la ciudad de México seguidos por cientos de miles de obreros y trabajadores del campo y la ciudad. Pero hace nueve meses el gobierno filofascista de Calderón ordenó el cese de 44 mil obreros y el fulminante cierre –con cualquier argumento- de la empresa Luz y Fuerza. Los trabajadores han recibido miles, muchos miles de apoyos verbales pero ninguno serio, real, concreto, porque todas las organizaciones están entretenidas “luchando” por sus cositas. Aunque también hay que pensar en que los mismos dirigentes no quieren apoyos para no tener que dar. ¿Así pensarán los obreros?

4. En 2005 el gobierno empresarial de Fox, al ver que López Obrador aventajaba hasta por 10 puntos en las encuestas por la carrera presidencial, tomó la decisión de frenarlo inventándole todo tipo de acusaciones para desaforarlo y llevarlo a la cárcel. AMLO se decidió por la movilización de masas y derrotó a Fox, al PAN y al PRI. Sin embargo ya en el proceso electoral AMLO fue sometido por un golpe de Estado proempresarial. Los sectores progresistas, en vez de defenderlo, lo dejaron solo. Aunque también AMLO, con un discurso en el que el pacifismo y el electoralismo fueron determinantes, logró alejar de su causa a todos aquellos que estaban decididos a ir más allá y a confrontar de verdad al gobierno. ¡Imaginen nada más qué joda! EZLN, AMLO, SME, APPO, han movilizado por separado hasta un millón de simpatizantes, y el gobierno de derecha los ha sometido.

5. En 2006 a finales del gobierno de Fox, ya Calderón en funciones como presidente “electo” y con el PRI negociando todo con el panismo, la brutal represión militar cayó sobre la APPO, la sección 22 y el pueblo de Oaxaca. Nadie metió la mano porque no era de la APPO ni de Oaxaca. Todos los “dirigentes de masas” –PRD, EZLN, SME, CNTE, desde sus casitas y oficinas- declararon su apoyo verbal, moral, que siempre sirve para un carajo. Calderón, Fox, Beltrones, Ulises Ruiz, se carcajearon de la llamada izquierda entretenida viendo por sus intereses políticos y gremiales. Los batalladores oaxaqueños fueron desalojados de la plaza, esta fue ocupada militarmente, los universitarios golpeados y perseguidos por militares, hasta que el 25 de noviembre fue invadida la ciudad. ¿Por qué íbamos a apoyar si estábamos entretenidos en nuestras políticas particulares?

6. Los mineros, cuyo sindicato ha dirigido Gómez Urrutia –como secretario general- desde su exilio, llevan luchando por lo menos cinco años contra las políticas antisindicales del gobierno de Fox y luego de Calderón. Han estado siempre solos porque los indígenas del EZLN están preocupados por “sus” derechos, porque López Obrador sólo entiende de asuntos electorales, porque la APPO no ha logrado expulsar a Ulises Ruiz del gobierno de Oaxaca, porque los electricistas y telefonistas andan peleando por el control del movimiento obrero, porque en la CNTE y otras organizaciones no se confía en Gómez Urrutia por ser hijo del líder espurio Gómez Sada. Es decir, dentro de las dirigencias progresistas o de izquierda siempre habrá mil y un pretextos para no acercarse a dialogar y para realizar tareas conjuntas. Qué tal.

7. Ahora el gobierno profascista de Calderón entra violentamente a los minerales de Cananea para expulsar a los mineros que estaban en huelga desde julio de 2007. Viene una larga batalla jurídica por violación al derecho de huelga, pero el gobierno sabe que “golpe dado ni dios lo quita”. Sabe el gobierno que tiene la fuerza de las armas y del poder y, con ello tiene también “la razón”. En vez de que los movimientos de masas intervengan para sacar de Cananea a los militares, publicará una decena de desplegados que sólo causarán risa a Calderón y su mafia. ¿Qué harán los electricistas, AMLO, el EZLN, la APPO, la CNTE, los telefonistas? Nada, absolutamente nada: Que cada quien se rasque con sus propias manos mientras Calderón, el perro Lozano y Gómez Mont, festejan estos golpes militares a tambor batiente. ¡Qué vergüenza para quienes aún nos decimos de izquierda!

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.