lunes, 14 de junio de 2010

Plantas, ¿lejos o cerca de las fuentes de calor?

AGENCIA CYTA - INSTITUTO LELOIR

El desarrollo de las plantas no depende sólo de la luz y de los nutrientes, sino también de la temperatura. Un estudio, publicado en Cell, describe un tipo de proteínas que activan su crecimiento y floración de acuerdo con la variación de la temperatura.

Las plantas son muy sensibles a la temperatura y pueden percibir diferencias tan mínimas como de 1 grado Celsius (1° C). Un estudio publicado en la revista científica Cell describe un mecanismo molecular que relaciona la medición de la temperatura ambiental con el desarrollo de las plantas. El trabajo se realizó en la planta Arabidopsis thaliana.

Los doctores Vinod Kumar y Philip A. Wigge del Centro John Innes (Reino Unido), autores del estudio, identificaron que un conjunto de proteínas, denominado histonas, son importantes para que las plantas puedan adecuar su desarrollo a temperaturas cambiantes.

“En las plantas, la temperatura puede tener efectos contrastantes. En general, las bajas temperaturas suelen retrasar la floración. Pero además, si las temperaturas son lo suficientemente bajas (cercanas al punto de congelación) y la exposición es prolongada (como durante el invierno), se acelera la floración cuando llega la primavera. Así ocurre con los cultivares invernales de trigo, por ejemplo”, indicó a la Agencia CyTA el doctor Pablo Cerdan, director del Laboratorio de Biología Molecular de Plantas del Instituto Leloir e investigador del Conicet.

Las moléculas de ADN son tan largas que no entrarían en una célula si no estuvieran empaquetadas. “Las histonas son proteínas alrededor de las cuales se empaqueta el ADN. Los genes que están ‘encendidos’ en un momento determinado, suelen estar menos empaquetados, mientras que los que están ‘apagados’ están empaquetados al punto tal que la célula no puede usar su información”, explicó Cerdan. Y agregó: “En este trabajo, se observó que la temperatura influye en la incorporación de un tipo específico de histona denominada H2A.Z. Los autores sugieren que este sería el mecanismo utilizado para ajustar la expresión de segmentos de ADN cuando cambia la temperatura, un mecanismo clave para que las plantas se desarrollen de manera apropiada”.

Los investigadores del trabajo publicado en la mencionada revista observaron que las plantas desprovistas de las proteínas (histonas) H2A.Z no tenían la capacidad de responder a los cambios de temperatura durante su desarrollo.

Cambio climático
La sensibilidad de las plantas a los pequeños cambios en la temperatura ha quedado en evidencia a raíz de los significativos cambios que se han registrado en los períodos de floración y en la distribución de plantas salvajes que han ocurrido en los últimos cien años debido al cambio climático, sostienen los autores en su trabajo. Y agregan que la comprensión de los mecanismos de percepción de temperatura de las plantas ayudará a entender cómo diferentes especies vegetales reaccionarán frente al aumento de la temperatura en los tiempos venideros. Asimismo consideran que este tipo de información será útil para desarrollar estrategias que brinden a los cultivos más resistencia frente al cambio climático.

De acuerdo con Cerdan, el trabajo de Kumar y Wigge “es un paso importante en la comprensión de los mecanismos que permiten a las plantas responder a la temperatura, pero aún tenemos un largo camino por recorrer hasta comprender cómo funciona el mecanismo a nivel molecular.”

Foto: Ciencia - Plantas empleadas en el estudio que establece una relación entre la medición de la temperatura ambiental y el desarrollo. / Autor: CELL

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.