miércoles, 2 de junio de 2010

Polonia: Los candidatos comienzan la campaña para los comicios presidenciales

Dmitri Babich (RIA NOVOSTI)

El pasado 31 de mayo, la Comisión Electoral Central (CEC) de Polonia anunció la lista oficial de candidatos para los comicios presidenciales a celebrarse el próximo 20 de junio.

Este procedimiento, en la mayoría de los casos habitual en Polonia, ahora tuvo connotaciones dramáticas por dos razones: la trágica muerte del presidente polaco, Lech Kaczynski, en el accidente aéreo de Katyn, el pasado mes de abril, y la decisión de su hermano gemelo, Jaroslaw Kaczynski, de participar en los comicios.

Hoy por hoy, los dos candidatos con mayor opción son Bronislaw Komorowski, presidente de la cámara baja del Parlamento polaco y el presidente en funciones del país, cuya candidatura fue promovida por el partido gobernante de centro derecha, Plataforma Cívica, y Kaczynski, candidato por el partido conservador Ley y Justicia.

Si Lech Kaczynski no hubiera perecido en la catástrofe aérea, Komorowski tendría la victoria casi segura porque representa el candidato ideal para el polaco de a pié. Antiguo disidente, crítico severo de Rusia, Komorowski es contrario a emprender revanchas contra los representantes del antiguo régimen comunista en Polonia.

Komorowski es católico y padre de una familia numerosa pero no es fanático. Se pronuncia por la economía de mercado y acepta los debates sobre los problemas y dificultades de la clase obrera.

Para Komorowski, todo supone una ventaja ante los hermanos Kaczynski aliados incondicionales de los sectores ultra radicales del clero católico, reconocidos en la sociedad polaca como fiscales irreconciliables que sospechaban que todos en su tiempo, fueron agentes de los servicios secretos comunistas.

A Rusia le será difícil desarrollar relaciones con cualquiera de los dos candidatos con más opción en los próximos comicios presidenciales polacos.

Jaroslaw Kaczynski hizo su carrera política básicamente esgrimiendo la retórica antirrusa, buscando y denunciando a los agentes secretos rusos en las filas del poder central y regional en Polonia.

Aunque, tras la muerte de su hermano, envió al pueblo ruso en un videomensaje conmovedor en el que expresó su agradecimiento por las condolencias y la ayuda que prestó Rusia en la organización del funeral de Lech Kaczynski.

Sin embargo, los partidarios de Jaroslaw Kaczynski y de su partido, Ley y Justicia, convocan regularmente manifestaciones de protesta, afirmando que las autoridades de Polonia y Rusia tardan en investigar las causas y circunstancias del siniestro.

Actualmente, los sectores políticos liberales en Polonia que criticaron a Lech Kaczynski en vida, hacen todo lo posible para impedir que su hermano gemelo llegue al sillón presidencial y reanime la ideología del mandatario fallecido.

"¿Dónde están ahora vuestras teorías de conspiración, señores?" pregunta Marcin Wojciechowski, un analista del diario polaco, Gazeta Wyborcza a los partidarios de Kaczynski.

Ahora en Polonia existe una situación hasta cierto punto paradójica. Los liberales polacos, incluído en mayor o menor medida a Komorowski, que tradicionalmente sienten poca simpatía por el gobierno de Moscú y apoyan a los disidentes rusos, en esencia, están ayudando a Rusia, en su confrontación política con el Partido Ley y Justicia de Kaczynski.

Y no obstante, es muy probable que cuando acabe la carrera electoral, Komorowski retome su retórica antirrusa y la aproximación temporal entre rusos y los polacos que se dio tras la catástrofe del avión del presidente polaco cerca a Smolensk volverá a ser cosa del pasado.

¿Además de liberales y radicales, existen otras fuerzas políticas en Polonia? Sí que existen, pero hoy en día se encuentran en la periferia de la arena política, y su influencia sólo será patente en la segunda ronda de las elecciones presidenciales.

Según las encuestas de opinión pública, tanto Kaczynski como Komorowski, cuentan con el apoyo al menos del 30 % del electorado con una diferencia del 8 a 10 %, y por esta razón, la segunda ronda es casi inevitable en los próximos comicios presidenciales en Polonia.

Esto quiere decir que la segunda ronda es muy probable y ambos líderes necesitarán los votos de otros candidatos.

El candidato del segundo plano más interesante y más deseable para Rusia es el líder de la Alianza Democrática Izquierda (ADI), Grzegorz Napieralski de 34 años. Nació en 1974 y asistió a la escuela durante el régimen socialista en Polonia, por eso no tiene intención de vengar a Rusia por la juventud contaminada, a diferencia de casi todos los políticos polacos conectados con el movimiento de Solidaridad, desde Komorowski hasta Kaczynski.

Napieralski es un hijo de un ex miembro del Partido comunista de Polonia, que dimitió cuando los anticomunistas llegaron al poder en 1989, y aprecia muchos avances de la ADI, como confesó durante una entrevista a Gazeta Wyborcza. Asimismo, es anticlerical y apoya la separación real de la iglesia y el estado.

La ADI tiene muchos partidarios entre el electorado, porque gobernaba en Polonia durante los años noventa y a principios del siglo XXI. Sin embargo, en los últimos años fracasó al hacer intento de deshacerse de su pasado comunista (la ADI es la sucesora legal del Partido Unido de los Trabajadores Polacos que fue el partido gobernante en la República Popular de Polonia durante el régimen socialista).

Sólo las personas jóvenes se eligieron para encabezar este partido, que relegaron a un segundo plano a los veteranos, que hicieron su carrera política en el período comunista, por ejemplo, al ex miembro de Politburó polaco, Leszek Miller, al ex primer ministro, Jozef Oleksy. Napieralski es el primero de los líderes jóvenes que no quiere luchar contra la anterior generación y a quién es apoyado por esta anterior generación, incuído Miller.

Un 89% del electorado de Napieralski intenta votar por Komorowski en la segunda ronda de los comicios. Se explica no por su apoyo a los liberales, sino por su antipatía a Jaroslaw Kaczynski.

Sin embargo, los socialdemócratas siguen agarrándose a una ilusión que Napieralski y Kaczynski pasen a la segunda ronda. En este caso es probable que gane el político jóven, ya que todos están cansados del viejo moralizador.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.