miércoles, 9 de junio de 2010

¡Qué débil y ridícula declaración del Consejo de Seguridad de la ONU!

Abel Samir (especial para ARGENPRESS.info)

El Consejo de Seguridad se lamenta por las pérdidas de vida de los activistas pacíficos que llevaban ayuda a una Gaza sitiada por el más poderoso ejército de esa zona. Se lamenta y ¿por qué no condena? ¡Este Consejo no condena para nada la acción criminal de Israel ocurrida en aguas internacionales! La acción israelí es peor que la de los piratas somalíes que sí son atacados por barcos de guerra.

¡Qué bonitas y bien estudiadas palabras usa este Consejo que no ayudan para nada a los sitiados en Gaza! Claro está, detrás de esta declaración se encuentra la Mano Nostra del Imperio norteamericano y de sus aliados más cercanos. No me puedo explicar que los países que, en su gran mayoría no están de acuerdo con los crímenes de Israel, sigan haciendo de comparsa a un país que se arroga el derecho del poder sobre todos los demás. Se me olvidaba subrayar que el señor Obama se ha mostrado preocupado por estos hechos. ¿Qué es lo que realmente le preocupa? ¿Acaso la vida de los inocentes, la vida de los millón y medio de palestinos hacinados en Gaza y sometidos a un increíble cerco, peor que el que sufrieron los judíos en el guetto de Varsovia? No parece ser esta su preocupación. No hay duda que este señor al igual que todos sus predecesores protege a Israel, aún a pesar de todos los crímenes que éstos cometan, porque la influencia de los ricachones judío-americanos es determinante para la continuidad del sistema presidencial norteamericano, en donde dos partidos, que de hecho representan los mismos intereses, son elegidos por una masa norteamericana social y políticamente alienada, para continuar por el mismo camino de enriquecer más a los ya muy ricos que dirigen esta orquestación detrás de las bambalinas. Si lo único que falta es que al terminar la sesión se pongan de pie y canten el himno de USA y después el de Israel.

Subraya ese Consejo que la situación de Gaza no es sostenible. ¡Cómo si fuese algo que se conoce ahora y no ya hace tres largos años! ¡Cuántos años más ha de esperar ese sufrido pueblo palestino para ver un poco luz al final del camino? ¿Y qué hace este Consejo para cambiar este orden de cosas? ¿Acaso va a tomar medidas contra Israel, aunque sean medidas suaves? Pues, nada, absolutamente nada. Ni lo pensemos siquiera. Hay allí un nuevo Calígula dirigiendo este “nuevo senado romano”. Dicen que la única solución es la de dos Estados. Pero si eso es ya muy antiguo, lo único que Israel no hace nada para que se lleve a efecto esa solución. Además, no olvidemos que los verdaderos agresores son los que invadieron esas tierras apoyados en fuerzas militares bien equipadas contra campesinos mal armados. Es que nos estamos olvidando que allí hay agresores y agredidos desde 1948. Y que los agresores no son los palestinos. A ellos les quitaron sus tierras y ahora se pretende que se negocie el último quinto de tierra que todavía poseen, si es que realmente le queda todavía ese quinto a los palestinos.

El Consejo apoya las voces de preocupación del crimen cometido contra los activistas en alta mar. Aunque no habla para nada de crímenes, sino de pérdidas de vidas, como si estás se hubiesen perdido por obra del cielo. ¡Qué declaración más singular! Cómo la singularidad del Big Bam. No tiene ningún contenido. Quedan fuera todos los actos criminales de los judíos contra personas desarmadas y acusadas (por ellos) de terroristas. Una retórica muy de moda para justificar cualquier crimen y el terrorismo de Estado.

A Irán se le condena y se le somete a castigos por una razón puramente subjetiva ―que ese país tendría intenciones de fabricar la bomba atómica―, en cambio, no se toma ninguna medida contra Israel que sí que la posee y que es un país agresivo y criminal y que no tiene ningún respeto por los derechos humanos. Pero claro, se le pide, escuche bien usted que lee esto, no se le exige, se le pide que no siga por esos delictuosos caminos. ¡Qué debilidad mostrada frente al sionismo criminal! ¡Qué diferente es la actitud contra Irán que no ataca a ningún país y que vive en paz con todos sus vecinos!

Toda esta declaración mueve a risa. Claro está, que no es una risa de felicidad, sino una risa amarga por el show, el teatro del que se hace presente, como si fuese una obra de mal calidad en un teatro de pacotilla. Lo peor de todo es la comparsa de países que dicen estar apoyando a los palestinos por ser ellos también árabes, algunos de los cuales mantienen relaciones diplomáticas con ese Estado delictual, gracias a las subvenciones que le entrega USA.

Pero, no todo ha sido una ganancia para Israel. El asesinato de 9 ciudadanos turcos que eran miembros de los voluntarios de la ayuda humanitaria ha volcado a Turquía contra Israel. Y la pérdida de Turquía es importante. Además de que era su único aliado en Oriente Medio, es uno de los países que tiene frontera común con Irán y con toda seguridad que los sionistas contaban con el espacio aéreo turco ante una eventual acción de sus aviones contra las instalaciones nucleares de los iraníes. Y probablemente todavía Turquía no ha tomado todas las medidas contrarias a la política deshumanizada de Israel. Existe la probabilidad de que se cree un frente antiisraelí en Oriente Medio, encabezado por Turquía y al cual se le sumaría Siria. También es muy probable que las relaciones bilaterales entre Turquía e Irán mejoren mucho. Irán, por su gran avance tecnológico y científico, es hoy por hoy un fuerte polo de atracción a los países musulmanes de esa región.
Es de esperar que las declaraciones emitidas por el premier turco Recep Tayyip Erdogan no queden sólo en declaraciones y declamaciones, sino que se transformen en una realidad, de otra manera es muy difícil que se presione al gobierno judío para que mejore las condiciones humanitarias del pueblo palestino. Hasta ahora son condiciones atroces, con cerca de 10.000 presos políticos, la mayoría de ellos sin haber sido llevados a un tribunal y sin protección ni de abogados ni de tribunales. Además, los integrantes de la flotilla humanitaria fueron maltratados y hasta torturados durante su estadía en Israel, algo inaceptable para la nación turca. Pero la declaración más importante que hizo el premier turco fue la de dejar sentado que Hamás no es una organización terrorista, sino que son resistentes que luchan por defender su tierra. Esta declaración coloca a Turquía lejos de la EU y de USA que son una comparsa de Israel en considerar a esta organización como terrorista y por tanto expuesta a todo tipo de sanciones internacionales.

La tensión internacional que se ha creado en el Mediterráneo va subiendo de intensidad, sobre todo con el anuncio de Irán de destacar navíos de guerra, para proteger un nuevo convoy de ayuda humanitaria a Gaza. Es algo muy difícil que pueda llegar a ocurrir, ya que Israel recurriría a la fuerza militar y eso provocaría una escalada de la violencia que podría generar una nueva guerra en Oriente Medio. Las declaraciones hechas por el ayatollah Alí Jamenei puede ser sólo una forma de crear mayor tensión y preocupación a los israelitas, al mismo tiempo que concentra la atención del mundo árabe en Irán, creciendo con eso la simpatía de esos pueblos hacia el actual régimen iraní.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.