jueves, 8 de julio de 2010

Argentina, Mendoza. Delitos de la dictadura: La fiscalía federal pidió que Miret y Romano sean citados a indagatoria

Jorge Hirschbrand (MDZOL)

Los camaristas federales de Mendoza están siendo investigados por la complicidad que habrían tenido con el aparato represivo durante la última dictadura militar. Están denunciados por haber presenciado torturas en el D2 y no haber dicho nada.

La fiscalía federal que entiende en la denuncia contra los camaristas Luis Miret y Otilio Romano pidió que el juez Walter Bento los cite para que sean indagados en la causa que existe en contra de ellos por haber sido cómplices de las violaciones a los Derechos Humanos cometidas durante la última dictadura militar.

De acuerdo con información entregada por la Procuración General de la Nación, tanto Miret (que era juez en ese momento) como Romano (que se desempeñaba como fiscal) habrían tenido conocimiento de más de cien casos de detenciones ilegales y torturas en la sede del Departamento 2 de Inteligencia de la Policía de Mendoza, más conocido como el D2.

La denuncia inicial fue presentada por Fernando Rule y David Blanco, víctimas de la represión ilegal, a partir de situaciones "testigo" que sirvieron para comprobar que tanto Miret como Romano estaban al tanto de lo que estaba sucediendo en la provincia.

Entre esos casos, aparece la detención e incomunicación ilegal y arbitraria de Luz Amanda Faingold Casenave, quien en ese momento era menor de edad. Y también aparece la historia de Alfredo Manrique, Laura Terrera y la pequeña hija de ambos Celina Rebeca Manrique Terrera, secuestrada junto con sus padres cuando tenía 8 meses de edad, el 16 de septiembre de 1977.

Alfredo y Laura nunca más aparecieron, mientras que Celina Rebeca recuperó su identidad hace unos años, luego de haber vivido con su familia apropiadora. Fue el primer caso de un hijo de desaparecidos recuperado en Mendoza.

Esa denuncia también solicitaba a la justicia cotejar todas causas por desapariciones en la provincia en la que pudieran haber actuado Miret y Romano. Por eso, a partir de un trabajo de la Unidad Fiscal de Coordinación y Seguimiento para causas por violación a los Derechos Humanos en Cuyo, el número ascendió considerablemente.

Los camaristas federales mendocinos, además, están siendo investigados por parte de la comisión de Acusación y Disciplina del Consejo de la Magistratura. Y en los próximos días 40 días podría resolverse si son sometidos a un juicio político, ya que la etapa de instrucción finalizó y sólo resta conocer el dictamen del secretario de Justicia de la Nación, Héctor Masquelet, responsable del caso.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.