jueves, 15 de julio de 2010

Pakistán: Cinco muertos y diez heridos en un ataque suicida

.
Al menos cinco personas murieron y 18 más resultaron heridas en un ataque suicida que ocurrió hoy jueves al lado de una parada de autobús en Mingora, una ciudad ubicada en la zona nororiental paquistaní de Swat, según informaron los medios de comunicación locales.

Los reportes señalaron que el estallido tuvo lugar sobre las 12:30 hora local, cuando un atacante suicida se detonó entre un convoy de las fuerzas de seguridad, las cuales realizaban un patrullaje cerca de la parada de autobús, que se localiza en la parte central de la ciudad mencionada.

Aproximadamente ocho vehículos fueron dañados, dijeron los testigos visuales, agregando que las piernas y otras partes del cuerpo del atacante fueron encontradas en el lugar del incidente.

La policía ha bloqueado el área, y el equipo de rescate de dirige al lugar. Los heridos están siendo trasladados a un hospital cercano.

Hasta el momento, ningún grupo ha reinvindicado la responsabilidad por el incidente

Una explosión destruye una mezquita y santuarios

Una potente explosión destruyó el jueves por la mañana una mezquita y varios santuarios con un gran valor arqueológico en la localidad paquistaní de Landikotal, situada en Khyber, una agencia tribal del noroeste del país, según informaron la policía y testigos presenciales.

La explosión, provocada por hombres no identificados, no provocó sin embargo heridos.

La mezquita "Ishkhel" fue construida hace más de 100 años, y varios de los santuarios de santos "sufi", que atraen a miles de devotos todos los años, también resultaron dañados.

Es la primera vez que los terroristas atacan una mezquita en el problemático cinturón de zonas tribales pakistaníes que limitan con Afganistán.

La destrucción de la mezquita "Babri", construida en el siglo XVI por el emperador Akbar, por parte de extremistas hindúes en la India el 6 de diciembre de 1992 provocó la indignación y la condena del mundo entero.

Los militantes talibanes, quienes han recurrido al sabotaje para implantar su ultraortodoxa versión del Islam, muestran una tolerancia cero hacia cualquier práctica que no esté en consonancia con su filosofía. Pakistán ha sufrido varios incidentes similares por parte de militantes, que han ocupado importantes santuarios en estas zonas tribales y han prohibido a los devotos que los visiten.

Por otra parte, en otro incidente, una furgoneta policial quedó completamente destruida en una explosión producida el miércoles por la noche en la ciudad de Gujranwala, en la oriental provincia de Punjab. Ningún agente resultó herido, ya que estaban todos cenando en un restaurante cercano, informó la prensa local.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.