miércoles, 21 de julio de 2010

SIDA: “Queremos vivir”

Alberto Ampuero (especial para ARGENPRESS.info)

Desde que se desarrollaron hace casi quince años las potentes terapias antirretrovirales para tratar la infección por VIH el número de muertes asociadas con la enfermedad ha logrado reducirse.

Los principales estudios muestran que tienen en general una eficacia que bordea el 70% de los pacientes tratados. Dado que el tratamiento reduce el nivel del virus en el cuerpo, hace que las personas VIH positivas sean menos propensas a contagiar a sus parejas.

Sin embargo, aún falta mucho por hacer en términos de la prevención. Se estima que 33.4 millones de personas tienen VIH/sida en todo el mundo. Naciones Unidas cree que 15 millones necesitan medicación para la enfermedad.
Científicos y políticos que asisten a la 18 Conferencia Internacional sobre el SIDA en Viena (Austria), señalaron que si se suministra el tratamiento contra el VIH a los pacientes en etapas más tempranas, se podría reducir el número de muertes producto de enfermedades vinculadas al virus en aproximadamente 20% para el año 2015.

La mayoría de casos de mortalidad en la comunidad latina de Estados Unidos es debida al diagnóstico tardío. Cerca del 32% de los hispanos que dan positivo en las pruebas del VIH son diagnosticados con SIDA fulminante apenas un mes después.

¿Cuándo comenzar el tratamiento?, ¿Con qué combinación de medicamentos iniciar?
Tratar a los pacientes lo más temprano posible es la tendencia actual, sobre todo cuando el paciente ya desarrolló una enfermedad “oportunista”, como la tuberculosis (TB), que es la principal causa de muerte en personas con VIH.

La indicación ahora es que a pacientes sintomáticos se les debe iniciar tratamiento sin importar los niveles de linfocitos CD4.

La fortaleza del sistema inmune es medida por medio de las células CD4. Los médicos utilizan este parámetro para evaluar si los pacientes infectados con VIH deberían comenzar a tomar la medicación.

La Organización Mundial de la Salud previamente recomendaba iniciar el tratamiento cuando el conteo caía por debajo de 200 células por milímetro cúbico, pero ahora aconseja hacerlo antes, con 350 células o menos.

El primer esquema de tratamiento o de primera línea es el más importante, ya que determina la historia clínica del paciente, coincidieron en señalar los especialistas.

Recomiendan empezar el tratamiento con dos medicamentos análogos de nucleósidos, y un tercer fármaco, que puede ser un no nucleósido o un inhibidor de la proteasa (IP). En la decisión influyen factores como la tolerabilidad, efectos secundarios, la toxicidad y la simplicidad de la toma de medicamentos.

Otro estudio publicado por la revista The Lancet, subraya que dar triterapia a los seropositivos disminuye a la mitad el número de nuevos casos de infección de VIH.
Surge otro rayo de esperanza. Fue probado en Sudáfrica (donde las mujeres lo usaron 12 horas antes de la relación sexual y en una segunda dosis en las 12 horas posteriores); un gel microbicida que contiene un antirretroviral que reduce hasta en 54% el riesgo de infección del VIH. Estos resultados aún deben ser validados por una tercera fase, con más de 4.000 mujeres, y que ya se inició.

Hay cerca de 20 fármacos en el mercado para tratar el VIH y se han desplegado medidas de prevención para detener el avance, pero no existe ninguna vacuna contra el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), que causa el sida.

Surgen inquietudes (pese a la aparición de nuevas pistas para luchar contra el sida), de que disminuya el financiamiento al tratamiento del VIH/SIDA como consecuencia de la crisis económica global.
Michel Kazatchkine, director ejecutivo del Fondo Mundial contra el Sida, la Tuberculosis y el Paludismo, dijo estar "extremadamente preocupado" por los compromisos de los países donantes para los próximos tres años, habida cuenta de que hacen falta, según él, entre 13 mil y 20 mil millones de dólares.

"Ahora que vemos los primeros éxitos en la prevención y el tratamiento, hay que redoblar esfuerzos, no reducirlos", recalcó Michel Sidibé, director ejecutivo del programa Onusida.
Más de 20 mil personas, entre investigadores, expertos, miembros de asociaciones y enfermos, participarán hasta el 23 de julio en esta conferencia, que se celebra cada dos años.

La conferencia comenzó con un mensaje en video del secretario general de la ONU, Ban Ki- moon, que brindó su apoyo a la lucha contra la enfermedad. "No más infecciones, no más discriminaciones; respeto de los derechos, aquí y ahora", dijo.
Unos minutos antes, unos 60 activistas invadieron el escenario gritando lemas que pedían más apoyos económicos.

¡Cumplan con sus promesas, queremos vivir!, decían.

Alberto Ampuero es periodista radicado en Riverside, California.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.