martes, 10 de agosto de 2010

Panorama económico de Rusia

Agencias

El presidente Medvedev critica a banqueros por tasas de interés elevadas: El presidente de Rusia, Dmitry Medvedev, criticó a los bancos por imponer tasas de interés elevadas a sus créditos.

Durante su visita a Mari-El, una región a orillas del río Volga, el presidente recibió información de un funcionario del lugar de que los bancos establecieron el interés para créditos de corto plazo en 18 por ciento.

"La tasa de interés clave ha sido la más baja en toda la historia rusa, pero las tasas de crédito son altas", dijo Medvedev, quien agregó que está "decepcionantemente sorprendido" por la información.

"Voy a llamar a nuestros camaradas y a indagar por qué nos dieron información (incorrecta) a pesar de que las tasas de crédito reales son de 18 por ciento", dijo.

La tasa de interés clave actual establecida por el Banco Central de Rusia ha sido de 7,75 por ciento. Los bancos disfrutan de un margen de ganancia de más de 100 por ciento.

"Esto es inaceptable", dijo Medvedev, quien indicó que "la crisis de confianza entre los bancos y nuestra industria aún no se ha superado".

Rusia podría perder este año US$ 15.000 millones a raíz de sequía e incendios forestales

Rusia podría perder este año 15 mil millones de dólares, o el 1% de su producto interno bruto (PIB) a causa de la sequía y los incendios forestales, según las estimaciones de los bancos HSBC y Uralsib citadas hoy por el diario Kommersant.

Alexander Morózov, analista de HSBC, opina que los problemas del sector agropecuario amenazan con dejar a la economía "sin el 4% del valor añadido" en el tercer trimestre y "disminuir en un punto el incremento del PIB en 2010". Su colega de Uralsib, Vladímir Tijomírov, recuerda que "la agricultura representa alrededor del 4% en el producto interno bruto, por lo que su reducción en un tercio conlleva un recorte del 1% en el PIB".

La sociedad bancaria UBS suiza bajó ayer en el 0,5% su previsión del crecimiento económico para Rusia y aumentó el pronóstico de inflación del 5,5% al 6% en 2010, y al 6,5% en 2011. Uralsib evita de momento revisar las previsiones de inflación pero Tijomírov no descarta una subida hasta el 9% o incluso más en el presente año.

La sequía ya hizo al Gobierno suspender la exportación de cereales hasta el próximo año. Este embargo privará a Rusia de ingresos por valor de 3.000 millones de dólares, además de impulsar la inflación. Dmitri Polevoi, de ING Rusia, advierte de que este guión pone en peligro la recuperación de la demanda interna y el crecimiento económico

Todos los expertos consultados por Kommersant resaltan que son pérdidas directas e inmediatas y que se requieren estudios serios para calibrar de manera adecuada las repercusiones económicas a largo plazo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.